Columnista Invitado
Política pública con enfoque de género en tiempos de pandemia
Vanessa Carrión

Vanessa Carrión

Es Ph.D. en Economía. Docente-investigadora de la Universidad de las Américas. En sus investigaciones combina sus dos pasiones: la economía y la ciencia política.

Actualizada:

10 Nov 2020 - 19:00

La crisis económica mundial que se origina por Covid-19 ha desembocado en un contexto social complejo y cambiante. Si bien el virus no discrimina, afecta a los grupos marginados de la sociedad en una mayor proporción.

Aun cuando las medidas adoptadas por los diferentes países para la prevención de la propagación del virus son necesarias; también producen impactos negativos, muchos de los cuales se concentran en grupos marginados que antes de la pandemia ya experimentaban situaciones de vulnerabilidad.

Para un gran número de mujeres, la pandemia a más de una reducción de ingresos ha significado una recarga de trabajo doméstico y un incremento de la violencia física y sicológica al permanecer más tiempo en casa con su agresor.

Según datos provistos por el INEC, la brecha en el desempleo entre mujeres y hombres es de 2,3% (8,0% versus 5,7%); cuando en la época pre pandemia se encontraba en alrededor del 1,5%.

En cuanto a las denuncias por violencia de género y violencia intrafamiliar, los registros de la Fiscalía General del Estado indican que ha habido una disminución en relación con las denuncias presentadas el año anterior.

Sin embargo, es muy probable que exista un subregistro, puesto que por las restricciones de movilidad que se derivan de la pandemia, las víctimas comparten mucho más tiempo con su agresor.

Sin duda, el Covid-19 se ha traducido en un importante retroceso en los logros sociales y económicos de las mujeres y la política pública que se ha generado en nuestro país, como respuesta a la crisis, ha pasado por alto esta realidad.

Por mencionar un ejemplo, la Ley Orgánica de Apoyo Humanitario establece una serie de medidas destinadas a favorecer el bienestar social, la reactivación productiva y a apoyar la sostenibilidad del empleo. Pero en ninguno de sus capítulos hay algún tipo de medida enfocada a apoyar de manera específica a las mujeres, que han sido las más golpeadas por la crisis.

Si bien existe una serie de iniciativas por parte de ONGs e instituciones públicas y privadas con el objetivo de promover procesos de reactivación económica con especial énfasis en mujeres, estas no compensan la falta de acción por parte del gobierno.

El nuevo gobierno tendrá un largo camino por recorrer en materia de generación de política pública con enfoque de género.

Lastimosamente, ninguno de los candidatos más opcionados a la Presidencia ha presentado un plan serio y realista en este ámbito, que nos permita imaginar que en los próximos años habremos avanzado de manera importante en esta área.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
Noticias relacionadas

Firmas

Incoherencias presidenciales

Para alcanzar acuerdos primero hay que respetar a la Asamblea Nacional y sus convocatorias. El difícil espacio de la coherencia.

Firmas

Mi infancia en casa de la Atita

Con ella aprendí que en la cocina se trabaja con magia. Me hipnotizaba verla poner la mezcla de los tamales de mote sobre las hojas de achira.

      REGLAS para comentar 
      0 Comentarios
      Comentarios en línea
      Ver todos