Viernes, 21 de junio de 2024

Operación de Israel en Gaza sigue, sin opciones de alto el fuego

Autor:

Redacción Primicias / EFE

Actualizada:

30 Oct 2023 - 18:47

Netanyahu descarta un cese de las hostilidades con Hamás. En cuatro semanas, el conflicto deja más de 8.000 muertos, a quienes se suma una rehén alemana-israelí.

Un hombre camina sobre los escombros de la casa del palestino Bajis Nakhleh, tras ser arrasada y destruida por el ejército israelí en el campo de refugiados de Jalazone, el 28 de octubre de 2023.

Autor: Redacción Primicias / EFE

Actualizada:

30 Oct 2023 - 18:47

Un hombre camina sobre los escombros de la casa del palestino Bajis Nakhleh, tras ser arrasada y destruida por el ejército israelí en el campo de refugiados de Jalazone, el 28 de octubre de 2023. - Foto: AFP

Netanyahu descarta un cese de las hostilidades con Hamás. En cuatro semanas, el conflicto deja más de 8.000 muertos, a quienes se suma una rehén alemana-israelí.

La incursión terrestre del Ejército de Israel, que avanza hacia la propia ciudad de Gaza, continúa el 30 de octubre de 2023, a cuatro semanas de que estallara el conflicto que ha cobrado la vida de más de 8.000 personas.

En los últimos días, las Fuerzas de Defensa israelíes aseguran que han atacado 600 objetivos en Gaza, incluyendo depósitos de armas, docenas de lanzaderas de misiles antitanque y refugios de Hamás.

Además, el Ejército de ese país aseguró haber matado a cuatro líderes del grupo islamista, que hoy volvió a lanzar cohetes contra Israel.

"Estamos intensificando las operaciones por tierra, mar y aire y hemos eliminado un gran número de infraestructuras", dijo este lunes el portavoz militar israel, Daniel Hagari.

Según datos del ministerio de Sanidad gazatí, en la zona ya han muerto más de 8.300 personas y unas 21.000 han resultado heridas, desde que el 7 de octubre pasado estalló el conflicto.

Netanyahu descarta cese al fuego

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, reiteró este lunes, en la vigesimocuarta jornada de guerra, que Hamás "será derrotado" y que la Franja de Gaza "será diferente" una vez concluya la contienda.

"Del mismo modo que Estados Unidos no habría aceptado un alto el fuego después del bombardeo de Pearl Harbor (por Japón, el 7 de diciembre de 1941), o después del atentado terrorista del 11 de septiembre (de 2001), Israel no aceptará un cese de hostilidades con Hamás tras los horrendos atentados del 7 de octubre", afirmó.

"Se le pide a Israel que se rinda ante Hamás, ante el terrorismo y se entregue a la barbarie, y eso no pasará", recalcó el primer ministro israelí.

Los rehenes, el gran desafío de Israel en esta guerra

Mucho más incluso que el hecho de derrotar y desarticular a Hamás, el gran desafío que se le presenta a Israel y a sus dirigentes políticos y militares es la liberación de los 239 rehenes en poder del grupo islamista, que en las dos últimas semanas liberó a cuatro mujeres, una madre y su hija de nacionalidad estadounidense y dos ancianas israelíes.

Hamás publicó este lunes un vídeo en el que tres mujeres israelíes supuestamente cautivas en la Franja de Gaza responsabilizan a Netanyahu del ataque de los islamistas del 7 de octubre y claman por su liberación.

Dirigiéndose al jefe del Gobierno israelí, una de las mujeres gritó en hebreo: "Libéranos ahora, libera a los ciudadanos de ellos, libera a los presos de ellos, déjanos volver con nuestras familias".

Justo después de la difusión de este vídeo, el Ejército israelí anunció la liberación de la soldado Ori Megidish, secuestrada por Hamás en los ataques del día 7.

El Ejército indicó que la soldado fue sometida a una revisión médica, que se encuentra bien y que se ha reunido ya con su familia.

Por otra parte, Israel confirmó este lunes el fallecimiento de la joven alemana-israelí Shani Louk, cuyo cuerpo fue exhibido en una camioneta por milicianos de Hamás en un vídeo que dio la vuelta al mundo.

En paralelo a la guerra en Gaza, Israel sigue librando combates en la frontera con el Líbano, donde desde el día 8 son constantes los enfrentamientos entres las tropas israelíes y milicias libanesas, sobre todo del grupo chií Hizbulá, que atacan con misiles antitanque y otro material las posiciones israelíes, así como los núcleos de población cercanos.