Alrededor de 500.000 deportistas barriales están sin actividad en Quito

Jugada

Autor:

Santiago Guerrero Vinueza

Actualizada:

22 Abr - 0:05

En Quito existen 308 ligas barriales registradas formalmente. - Foto: Cortesía.

Alrededor de 500.000 deportistas barriales están sin actividad en Quito

Autor:

Santiago Guerrero Vinueza

Actualizada:

22 Abr - 0:05

Cada fin de semana, el deporte barrial mueve en Quito a más de medio millón de personas. Así lo asegura Jacinto Arévalo, presidente de la Federación de Ligas Deportivas Barriales y Parroquiales de Quito. Desde el 17 de marzo pasado, cuando se decretó el estado de emergencia, todas las ligas barriales cerraron sus puertas.

La organización formal del deporte barrial en el Distrito Metropolitano de Quito se remonta a 1957. Actualmente está concentrado en cuatro matrices: Federación de Ligas, Asociación de Ligas, Unión de Ligas y Asociación de Ligas de microfútbol.

Entre las cuatro filiales concentran a 308 ligas, 27.720 equipos y un total de 451.000 jugadores registrados. El presidente de la Federación de ligas asegura que a eso se debe sumar que los deportistas asisten a los partidos con sus familias, por lo que considera que el deporte barrial mueve cada fin de semana a más de medio millón de personas en la capital.

Arévalo asegura que el deporte barrial, además, permite que ese medio millón de personas practique distintos deportes. “Cuando vamos a la cancha, estamos haciendo actividad deportiva. Entonces, con las canchas cerradas, vamos a tener algún tipo de afectación en la salud”.

Además, es enfático al señalar que en las ligas barriales ya no es común encontrar personas consumiendo bebidas alcohólicas. La Ley del deporte y la Ordenanza 233 del Distrito Metropolitano de Quito prohíben “el ingreso, comercialización y consumo” de estos productos.

El domingo 15 de marzo fue el último día con actividad en las ligas barriales en Quito. Después, el gobierno decretó el estado de emergencia y las puertas de las canchas se cerraron.

Estamos en una situación calamitosa, angustiosa. Los presidentes de las ligas no saben con qué pagar el agua, la luz y en algunos casos los arriendos de las instalaciones y los conserjes”, dice con preocupación Jacinto Arévalo, quien asumió la presidencia de la Federación en diciembre de 2019.

Las ligas barriales viven de las entradas que cobran a los asistentes a sus estadios o de los carnets que pagan los mismos jugadores para poder participar en los torneos. Por la situación, todo está paralizado.

El pasado 18 de abril debía inaugurarse el Campeonato de campeones de la Federación de Ligas, conocido como la Libertadores barrial. Sin embargo, la crisis del coronavirus impidió el inicio del torneo, donde participan cerca de 280 equipos, entre campeones y subcampeones de cada liga filial.

Es la Libertadores de los pobres, un torneo lindísimo, que todos los equipos quieren jugar. Solo pudimos inaugurar el campeonato de fútbol sala y de indor fútbol, pero tuvimos que paralizarlo”, comenta Arévalo.

El lunes pasado, 65 presidentes de las ligas que pertenecen a la Federación se reunieron en un “directorio ampliado virtual” para analizar la situación del deporte barrial. La principal conclusión que sacaron es que no podrán volver a jugar, hasta que el Comité de Operaciones Especiales (COE) levante las restricciones vigentes debido a la crisis sanitaria.

Ante la situación, las cuatro matrices del deporte barrial tienen previsto presentar, en las próximas horas, una propuesta a la Asamblea Nacional para que en la Ley de Apoyo Humanitario, que envió el presidente Lenín Moreno, se agregue un artículo “para que se condone la deuda que tienen las ligas barriales con las empresas públicas de agua potable y de luz eléctrica”.

“El 40% de las ligas tienen deudas impagables. Hemos hablado con algunos asambleístas para que ayuden al deporte barrial”, confiesa Arévalo.

Quito a la cancha

Quito a la cancha es un proyecto impulsado por el alcalde Jorge Yunda, cuya ejecución está prevista para este año. Varias ligas esperan recibir un presupuesto para hacer adecuaciones y remodelaciones, con el fin de promover la actividad deportiva.

“(…) Consiste en acercar a la gente a los escenarios deportivos, recreativos y culturales de la mejor calidad para consolidar el desarrollo humano de las personas, con preferencia para la niñez, juventud y las mujeres”, señala el modelo de gestión, aprobado por la Secretaría de Educación, Recreación y Deporte del Municipio.

En el presupuesto que el Municipio aprobó el 5 de diciembre de 2019, se asignaron USD 15,6 millones para este proyecto. Sin embargo, Jacinto Arévalo asegura que los directivos de las cuatro matrices del deporte barrial han decidido recibir USD 4 millones menos para aportar ese dinero a “la emergencia sanitaria”.

“Los dirigentes de las cuatro matrices, sensibles con lo que está pasando, sugerimos y aceptamos que se nos reste ese dinero. Estamos a favor de la salud de los quiteños“, contó el dirigente.

También le puede interesar: 

Noticias relacionadas