Los afroecuatorianos: el secreto de la ambiciosa apuesta del atletismo

Jugada

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

9 Jul 2020 - 0:05

Ángela Tenorio, durante una entrevista con EFE, el 7 de marzo de 2018, en Quito. - Foto: EFE

Los afroecuatorianos: el secreto de la ambiciosa apuesta del atletismo

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

9 Jul 2020 - 0:05

La creciente incorporación de afroecuatorianos al atletismo, mediante un Plan de Alto Rendimiento, ha llevado al deporte local a logros antes impensados en torneos internacionales. Esto, a la espera de una medalla olímpica que se hace esperar desde el oro de Jefferson Pérez, en Atlanta 1996 y la plata en Pekín 2008.

“Aunque el número de medallas obtenidas a lo largo de la historia es equitativa en razas, en los últimos seis años los atletas ‘afros’ han conseguido mejores resultados“, dijo a Efe el presidente de la Federación Ecuatoriana de Atletismo (FEA), Manuel Bravo.

Su porcentaje en la población de Ecuador ronda el 7 u 8%. Sin embargo, equivale al 22% dentro del Plan de Alto Rendimiento de la Secretaría del Deporte, y un porcentaje aun mucho mayor en la cuota por medallas.

En los últimos años, su aporte a la alta competición parece remontar un vuelo sin retorno, con nombres como las levantadoras de peso Tamara Salazar y Neisi Dajomes o los velocistas Alex Quiñónez, Ángela Tenorio y Anahí Suárez.

Todos ellos generan esperanzas de medalla olímpica entre millones de ecuatorianos. Medallas que solo ganó hasta hoy Pérez, el especialista de los 20 kilómetros en marcha.

Común denominador

El común denominador de todos esos nuevos aspirantes es su pertenencia a una comunidad, la afroecuatoriana, que se ha convertido con mayor intensidad en cuna de destacados deportistas, y no sólo en fútbol como hasta ahora.

Ellos han catapultado el éxito reciente de Ecuador en el ámbito deportivo con medallas como la de bronce de Quiñonez en 200 metros en el Mundial de Doha, y las dos de bronce de Salazar en el Mundial de pesas de Tailandia, ambos el año pasado.

Bravo, el presidente de la FEA, recordó que “la mayoría de los deportistas de lanzamientos, saltos y velocidad” son afroecuatorianos pues “dentro de su biotipo ellos tienen la predominancia de la velocidad y la fuerza“.

Los afroecuatorianos son uno de los grupos étnicos dentro de una variedad de culturas, pueblos y nacionalidades que conviven en Ecuador, y cuyos antepasados fueron traídos como esclavos durante la época de la colonia española y después de ella.

Y aunque hoy diseminados por todo el país, históricamente estaban asentados en la provincia de Esmeraldas al norte de la región costa y el valle del Chota región sierra, conocida cuna de estrellas del fútbol nacional.

De allí provienen los mejores velocistas, aseguró Nelson Gutiérrez, entrenador de atletismo y también encargado de la captación de talentos.

“Hay regiones en el Ecuador que tienen diferentes características, dentro de ellas, un nivel de coordinación muy alto y desarrollo de la fuerza rápida natural“, precisó.

En la gestación de esta nueva cantera están los campeonatos por todo Ecuador que la FEA promueve en el primer trimestre del año, y que sirven para identificar a talentos que luego podrán acogerse al Plan de Alto Rendimiento, nacido en 2013.

Número de atletas en el Plan de Alto Rendimiento

En el Plan hay 299 atletas, de los que el 22% son afroecuatorianos, un 2% más que en 2019, y más allá de deportes de tiempo y marca destacan asimismo en lucha, boxeo, judo, baloncesto y levantamiento de pesas.

Mientras que, en los Panamericanos de Lima las seis medallas que aportó el levantamiento de pesas a Ecuador fueron todas de afroecuatorianos: Neisi Dajomes, Angie Palacios, Alexandra Escobar, Tamara Salazar, Lissete Ayoví y David Arroyo.

Pero el máximo exponente en este momento es el velocista Quiñónez, quien en una gran temporada en 2019 ganó el oro en los Panamericanos, la medalla de bronce en Doha, y la marca olímpica en 200 metros para Tokio 2021.

También hay esperanzas en las velocistas Ángela Tenorio, que en Río 2016 llegó a semifinales en 100 y 200 metros, y en la saltadora de vallas Maribel Caicedo, campeona Iberomaericana en prejuvenil en 100 metros planos y 100 vallas en México 2015.

El peso de la comunidad afroecuatoriana se deja sentir también entre los deportistas con discapacidad, que desde 2010 cuenta con una estructura organizada en la Secretaría del Deporte.

De los 37 que pertenecen al proyecto de Alto Rendimiento, el 46% son afroecuatorianos, con inclinación también al atletismo, y el año pasado consiguieron en su conjunto 69 preseas internacionales.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas