El Augsburgo de Carlos Gruezo le gana al Bayern Múnich

Jugada

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

17 Sep 2022 - 11:28

Carlos Gruezo durante el partido del Augsburgo ante el Bayern Múnich, el 17 de septiembre de 2022. - Foto: Augsburgo

El Augsburgo de Carlos Gruezo le gana al Bayern Múnich

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

17 Sep 2022 - 11:28

Desde 2002, hace 20 años, el Bayern Múnich no había encadenado cuatro jornadas de la Bundesliga sin un solo triunfo como ahora, con tres empates y la derrota padecida este sábado en el duelo bávaro contra el Augsburgo.

Otro partido inesperado para el Bayern Múnich. El Augsburgo lo presionó, lo aplacó, lo sorprendió y lo doblegó con un gol de Mergim Berisha.

Ya no infunde tanto temor. Golpeado por tres empates consecutivos, relanzado con su victoria frente al Barcelona entre semana en la Champions League, el Bayern se topó con un Augsburgo sin complejos, que miró a la cara a un equipo infinitamente superior desde cualquier perspectiva antes del encuentro, pero al que se opuso con agresividad y una presión adelantada, intensa e ingobernable para el que la sufre. Hasta que lo noqueó.

El poderoso equipo de Julian Nagelsmann es vulnerable, cuando lo acechan como lo hizo el Augsburgo, en esa agitación trepidante con la que se empleó para no darle ni un solo metro a nadie de medio campo hacia adelante del Bayern Múnich.

Ni un solo margen para la imaginación, la maniobra o el contragolpe hacia su territorio, defendido en última instancia por el portero Gikiewicz, certero cuando nada de eso funcionó en algún tramo temible.

Cuando mejor y más cerca se sentía del gol, sucedió todo lo contrario para el Bayern, cuya defensa de una falta en el medio campo fue espantosa.

El balón llovido al área señaló a Sané, que perdió el duelo con una facilidad impropia de tal nivel frente a Iago.

El brasileño asistió con el muslo izquierdo, de primeras, adentro del área, en el punto de penalti, a Mergim Berisha, que transformó el 1-0 al borde de la hora ya del encuentro.

Un problemón para el Bayern, en entredicho, con una nueva ocasión de Muller y otra parada de Gikiewicz, que también se cruzó salvador frente a Sané, de nuevo con el mismo pie izquierdo con el que negó el gol en la primera ocasión a Mané y de nuevo formidable para sostener la victoria del Augsburgo; un equipo que compite por la permanencia.

En el Augsburgo fue titular el ecuatoriano Carlos Gruezo, que como es costumbre, no hizo un partido visible para los aficionados, pero muy cumplidor en el rendimiento táctico, dando equilibrio a un equipo que lo necesita.

Gruezo se enfrentó al senegalés Sadio Mané, a dos meses de la Copa del Mundo, donde la selecciones de ambos jugadores se volverán a ver las caras en el partido de la fase de grupos.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas