Catar, una selección en crecimiento de la mano de la Academia Aspire

Jugada

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

11 Abr 2022 - 0:05

Los futbolistas cataríes festejan su primer título de la Copa de Asia, el 1 de febrero de 2019, en Emiratos Árabes Unidos. - Foto: EFE

Catar, una selección en crecimiento de la mano de la Academia Aspire

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

11 Abr 2022 - 0:05

Desde 2004, con la creación de Aspire, que busca elevar el nivel del fútbol catarí, la selección nacional ha cosechado grandes triunfos. El más reciente: la Copa de Asia en 2019. El 70% del plantel que ganó ese título se formó en la Academia.

La historia futbolística de la selección de Catar es relativamente nueva. Jugó su primer partido oficial el 27 de marzo de 1970, ante Baréin, por la Copa del Golfo.

Mientras que el debut en unas Eliminatorias para la Copa del Mundo de la FIFA fue en 1977 y la primera participación en la Copa de Asia fue en 1980, edición que la albergó Kuwait.

Catar alcanzó un pico de rendimiento en el continente en la década de 1990. En las Eliminatorias mundialistas de ese año, la selección quedó cerca de clasificar al torneo. Eso le permitió escalar hasta el puesto 53 del ranking de la FIFA para 1993.

Los jugadores de la selección catarí, antes de disputar el primer partido por la Copa América de Brasil, en junio de 2019.

Los jugadores de la selección catarí, antes de disputar el primer partido por la Copa América de Brasil, en junio de 2019. Conmebol

La primera gran victoria del equipo ocurrió en 1992, cuando se quedó con la Copa del Golfo. Un plantel joven, atrevido y con mucho talento, impresionó al continente. En ese mismo año también jugaron en los Juegos Olímpicos de Barcelona.

Ya para 2004 y tras un recambio generacional en la selección, Catar se coronó campeona de la Copa del Golfo por segunda vez en su historia. El talento estaba presente y se lo potenció. En esa edición, el torneo se disputó en Doha.

Fueron años dorados para Catar. Su crecimiento fue sorpresivo. En total, ha clasificado en 10 ocasiones a la fase final de la Copa Asiática: 1980, 1984, 1988, 1996, 2000, 2004, 2007, 2011, 2015 y 2019, quedándose con el título por primera vez, tras vencer a Japón (3-1).

Academia Aspire y un periodo de crecimiento

La Academia de deportes cuenta con su sede en Doha. Se fundó con el objetivo de explorar y ayudar a desarrollar a los atletas cataríes, además de brindar educación secundaria.

El ambicioso proyecto, que es financiado por el gobierno catarí, ofrece becas deportivas en fútbol, ​​atletismo, squash, tenis de mesa y esgrima.

Más de 6.000 niños, entre seis y 12 años, forman parte del instituto. Incluso, estudiantes-deportistas y graduados participan en competencias a nivel mundial, como los Juegos Olímpicos.

Vista aérea de las instalaciones de la Academia Aspire, con sede en Doha, Catar.

Vista aérea de las instalaciones de la Academia Aspire, con sede en Doha, Catar. Academia Aspire

La Academia también cuenta con entrenadores, científicos, profesores y personal de apoyo que provienen de más de 60 países de todo el mundo.

La inversión y el compromiso por el fútbol local ya ha dado sus frutos. La Copa Asiática de 2019 es, por ahora, su techo. Y es que de las anteriores 18 ediciones, no participó en ocho, no pasó de la primera ronda en siete y su mejor resultado había sido los cuartos de final en 2011.

La selección de Catar también ha destacado en competiciones juveniles, como el tercer puesto en el campeonato de la AFC Sub 23 (2018) o la clasificación a la Copa del Mundo Sub 20 en 2015. Esos equipos han sido compuestos, casi en su totalidad, por jugadores graduados de Aspire.

Catar 2022, una oportunidad para consolidarse

Dirigida por el técnico español Félix Sánchez desde 2017 (llegó en reemplazo de Jorge Fossati), el seleccionado asiático buscará dar la sorpresa y competir de igual a igual en la próxima Copa del Mundo. Al ser el anfitrión, integra el Grupo A junto a Ecuador, Países Bajos y Senegal.

Casi todo el plantel juega en la liga catarí y proviene de Aspire. Por lo que se conocen desde muy chicos y saben a lo que juegan. Tienen muy claro sus fortalezas y debilidades.

Sus grandes figuras son Akram Afif y Almoez Ali.

Afif, extremo zurdo de 25 años, juega en el Al Sadd SC de Catar. Pasó por clubes como el Villarreal de España y el KAS Eupen de Bélgica y es el futbolista más valorado del equipo (USD 4,35 millones). Su juego es explosivo por la banda y tiene buena pegada.

Ficha Catar

Por su parte, Ali, delantero centro de 25 años, juega en el Al Duhail SC. Se caracteriza por su potencia física y buen juego aéreo. En la última Copa de Asia fue el máximo goleador del torneo, con nueve tantos en siete partidos. Según Transfermarkt, está valorado en USD 2,7 millones.

De esta forma, la liga local es la que brinda los jugadores a la selección. Quizás esa falta de roce europeo le podría jugar en contra al equipo de Sánchez.

Aunque en los últimos años, Catar ha disputado torneos fuera del continente, como la Copa América 2019 (empató ante Paraguay), Copa de Oro 2021 (llegó a semifinales) y Copa Árabe.

En 2021, Catar disputó 24 partidos oficiales, de los cuales ganó 13, empató cuatro y perdió siete, con 40 goles a favor y 36 en contra. Y en este año ha jugado apenas dos partidos: ganó uno y cayó en otro.

La selección anfitriona del Mundial 2022 se caracteriza por ser profunda en ataque y generar amplitud por las bandas. En cambio, en defensa apuesta por un repliegue rápido, ocupando bien los espacios y obligando a sus rivales a retroceder la pelota para encontrar pases filtrados.

Así, con un estilo de juego claro y reconocido, una mezcla de experiencia y juventud en el plantel (la mayoría provienen del Al Sadd, exequipo de Xavi Hernández), Catar intentará llegar lo más lejos posible en su debut en una Copa del Mundo de la FIFA.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas