Martes, 27 de febrero de 2024

Doménica Valdez: el sueño olímpico le motivó a no retirarse

Autor:

Felipe Núñez

Actualizada:

27 Nov 2023 - 6:00

Después de una fuerte lesión y un año de recuperación, la marchista ibarreña pensó en retirarse, pero decidió continuar por su sueño de llegar a los Juegos Olímpicos.

Doménica Valdez, durante una entrevista con PRIMICIAS, el 17 de noviembre de 2023.

Autor: Felipe Núñez

Actualizada:

27 Nov 2023 - 6:00

Doménica Valdez, durante una entrevista con PRIMICIAS, el 17 de noviembre de 2023. - Foto: Israel Mora / PRIMICIAS

Después de una fuerte lesión y un año de recuperación, la marchista ibarreña pensó en retirarse, pero decidió continuar por su sueño de llegar a los Juegos Olímpicos.

Acostada. Aburrida. Ansiosa. Encerrada dentro de cuatro paredes. Solo salía para recibir fisioterapia e inmediatamente volvía a su cuarto. Así fue un año para Doménica Valdez, mientras se recuperaba.

La marchista ibarreña sufrió una grave lesión en su talón de Aquiles. "No sabemos por qué paso", reconoce la atleta de 21 años.

Durante esa extensa recuperación, la joven deportista pasaba sola en su casa, "muy aburrida, leyendo un poco, viendo series". Recuerda que no podía pararse ni hacer esfuerzo físico sin la ayuda de sus padres.

"Fue muy duro, quería retirarme de la marcha y decir, hasta aquí llegó el deporte", confiesa en una entrevista con PRIMICIAS.

Sin embargo, de las peores experiencias se obtienen las mejores lecciones de vida. "Este 2023 ha sido un año de muchos aprendizajes. Me ayudó a trabajar la paciencia y a valorar lo que tengo".

¿Qué la motivó a dejar a un lado los pensamientos negativos y volver a marchar? "Lo que me animó a seguir fue mi sueño: llegar a unos Juegos Olímpicos. Voy a trabajar, a luchar mucho por eso".

Doménica recuerda que le costó mucho volver a las pistas. "He estado mejorando, he salido a competir, no me ha ido tan bien, pero ha sido un reto".

La ibarreña retornó a las competencias en junio de este año en una prueba exigente, el Gran Premio de La Coruña, con los mejores marchistas del mundo, donde lamentablemente no pudo terminar la carrera.

Sin embargo, la ecuatoriana se levantó y en septiembre compitió en el Nacional Sub 23 en Cuenca, donde se coronó campeona.

Además, del deporte, Doménica se ha enfocado en sus estudios. La deportista estudia en la Universidad Internacional de La Rioja, en la carrera de psicología.

"Durante mi recuperación me ayudó mucho ir al psicólogo. La mente es una parte fundamental para los deportistas y ahora que estudio esta carrera me doy cuenta cómo funcionan mi cerebro y mis pensamientos".

La psicología también es vital para elevar la confianza y la autoestima del deportista, y esto se demuestra en los sueños y ambiciones que tiene Doménica a su corta edad.

"Sigo bajando mis marcas, aún tengo tiempo, soy joven, tengo 21 años y espero poder clasificar a mis primeros Juegos Olímpicos en 2024".

Doménica Valdez, marchista.

La ibarreña cree que es posible llegar a la marca olímpica (01:29:20) en el Nacional de Marcha, a disputarse en Machala en febrero del próximo año.

Sin embargo, reconoce el buen nivel de atletas más experimentadas, como Karla Jaramillo, Magaly Bonilla o Paula Torres, quienes también buscan el cupo a París.

"Son unas competidoras muy fuertes, pero yo creo que nada es imposible, trabajando todos los días y con disciplina se puede lograr".

¿Y si no se logra para París 2024? "Pues habrá que seguir trabajando para Los Ángeles 2028", dice con una sonrisa.

Con solo 21 años, Doménica Valdez ha aprendido una lección de vida, que la acompañará durante toda su carrera. "A veces ocurren lesiones, pero son parte del proceso de cada marchista. No hay que rendirse, los sueños están para cumplirse".

Doménica Valdez, durante una entrevista con PRIMICIAS.

Doménica Valdez, durante una entrevista con PRIMICIAS.  Israel Mora / PRIMICIAS