Édison Méndez, la figura de Liga de Quito y del Mundial

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

20 Nov 2022 - 5:28

Édison Méndez sonríe durante una entrevista con PRIMICIAS, en Quito, en noviembre de 2022. - Foto: Armando Prado

Édison Méndez, la figura de Liga de Quito y del Mundial

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

21 Nov 2022 - 12:18

El ‘Kinito’ es un referente de Liga. Su destacada actuación en la ‘U’ lo catapultó a la selección y se convirtió en el único futbolista en jugar las Copas del Mundo de Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Brasil 2014.

Su rendimiento en Liga de Quito le permitió formar parte de la selección ecuatoriana de fútbol. Luego jugó en el PSV de los Países Bajos, donde celebró el título de campeón en dos ocasiones.

La ‘U’ le proyectó a la Tricolor y de ahí voló al mundo. Edison Méndez es el único futbolista ecuatoriano que ha disputado tres mundiales de fútbol: Corea Japón 2002, Alemania 2006 y Brasil 2014.

La Copa del Mundo de Qatar 2022 la vivirá en su tierra, en el Valle del Chota, donde nació la ilusión. “Quiero sentir lo que me contaba mi familia. Voy a sacar la televisión a la calle y disfrutar el partido con los amigos, como lo hacían cuando yo estaba allá”, dice el ‘Kinito’.

Con su uniforme de entrenador de Liga de Quito, revivió esos días donde el sueño se transformó en realidad, y conoció el mundo por un balón.

“Liga fue el equipo que nos permitió llegar a la Selección, es una institución a la que la queremos mucho. En 2002 fuimos pocos, pero en 2006 ya fuimos siete”, se emociona mientras menciona el nombre de sus compañeros.

Geovanny Espinoza, Alfonso Obregón, Cristian Mora, Patricio Urrutia, Néicer Reasco, Paúl Ambrossi y él.

Pero había que calmar la emoción y empezar desde el principio. Corea-Japón 2002 es el Mundial que recuerda con cariño. “Los días previos se vivieron con mucho nerviosismo, nos hablaron tanto de jugadores como Totti, Vieri y Maldini. Personalmente, quería saber que se sentía jugar un Mundial“.

Menciona que hasta ahora se estremece cuando recuerda la salida a la cancha del Domo de Sapporo, un majestuoso estadio totalmente cubierto. Sintió una lluvia de flashes y cantó con fervor el himno nacional para que lo escuche todo el planeta.

Fue el debut de la Tricolor en un Mundial, un torneo que no le quedó grande a Ecuador, porque perdió dos cotejos, pero ganó el restante y anotó dos goles en total.

El ‘Mr. Mundial’, como es conocido Méndez, marcó el gol en el 1-0 sobre Croacia. “En ese momento quizá no lo valoré, pero van pasando los años y uno se da cuenta de lo importante que fue ese gol. Conseguimos tres puntos ante una selección vicecampeona del mundo”.

Al hablar de Alemania 2006 se emociona y sonríe. “Si me piden una palabra para describir ese Mundial, yo diría felicidad, por la armonía del grupo. Éramos jugadores más maduros, Ulises y Agustín Delgado ya jugaban en Europa. Junto a Antonio Valencia y Segundo Castillo, teníamos una selección fuerte”.

Y recurre a la frase que la ha perennizado Alfonso Laso en el relato de los goles contra Costa Rica: “como en la canchita del valle”, porque en la combinación previa al gol participaron él y Agustín Delgado, y vuelve a emocionarse.

“Fue así, como en la canchita. Ahí nos conocimos desde chicos Tin, Ulises, estaba también la Sombra (Espinoza). Me emociona tanto escuchar ese relato porque vivimos el fútbol de manera diferente, en una cancha de tierra”.

Y se le vienen las imágenes del triunfo a Polonia y luego a Costa Rica. No menciona lo del revés contra Alemania y se toma la cabeza para hablar del juego contra Inglaterra: 1-0 y eliminados del Mundial.

“Tengo un sabor agridulce. Felicidad porque Ecuador hizo un buen compromiso, después me queda la sensación que pudimos hacer algo más”.

Édison Méndez, exfutbolista

Antes de ese partido, de octavos de final, les hablaron mucho de Ashley Cole y David Beckham, “que asustaron más afuera que adentro. En la cancha estuvimos de igual a igual y por momentos lo superamos. Nos faltó creernos un poquito más”, analiza, como en sus nuevas funciones.

Regresaron a casa tristes, aunque sabían que habían hecho la mejor participación de Ecuador en una cita mundialista.

En Brasil 2014 llegó, jugó poco, pero su actuación lo catapultó hacia dos récords: convertirse en el único ecuatoriano en haber disputado tres mundiales y tener el mayor número de minutos en cancha.

“No tenía conocimiento de ese dato”, expresa con una sonrisa de sorpresa. Según la estadística, Méndez suma 642 minutos en ocho partidos en cancha. Luego está Ulises de la Cruz, con 630 en siete partidos, y Agustín Delgado, con 532 minutos en siete cotejos.

Édison Méndez, junto a Antonio Valencia y Luis Saritama, en un partido por las eliminatorias al Mundial de Brasil 2014.

Édison Méndez, junto a Antonio Valencia y Luis Saritama, en un partido por las eliminatorias al Mundial de Brasil 2014. Reuters

En esta tercera participación, saltó a la cancha frente a Honduras, cuando el partido estaba definido para Ecuador (2-0). Ingresó en el minuto 82 a reemplazar a Felipe Caicedo.

“Siempre digo que ese equipo pudo haber dado un poco más. Teníamos a Antonio Valencia en Inglaterra; Enner Valencia, que empezaba a destacar; a Jefferson Montero y a Alexander Domínguez en un buen momento”.

Pero Ecuador quedó eliminado en la primera ronda con una derrota, una victoria y un empate: 0-0 contra Francia.

“La derrota contra Suiza, 2-1, es el resultado que más me duele de todos los que he jugado en el Mundial. Con el empate habríamos peleado el cupo a los octavos de final”.

Una selección que le inspira

Hoy, con 43 años, Edison Méndez disfrutará el Mundial Qatar 2022 con los suyos en el Valle del Chota. Alentará desde allí a la Tricolor y en especial a su sobrino Jhegson Méndez.

“Hablé estos días con él, me preguntaba cómo es jugar un Mundial. Le respondí que la experiencia la podía contar, pero él, viviéndola, va a disfrutar”.

Édison Méndez sonríe durante una entrevista con PRIMICIAS, en Quito, en noviembre de 2022.

Édison Méndez sonríe durante una entrevista con PRIMICIAS, en Quito, en noviembre de 2022. Armando Prado

Se siente nervioso y ansioso. Le ilusiona esta selección ecuatoriana en Qatar porque “tiene un proceso bastante bueno, jugadores jóvenes. Confío en que nos va a ir muy bien“.

Y según su análisis táctico, es un equipo muy ordenado, que maneja la presión alta, recupera pronto el balón y jamás se desarma.

Dice que tiene tres bloques buenos y fuertes. “Hay jugadores de 23 años, van a tener tres eliminatorias más para jugar juntos”.

Lo que hay que recordar

Edison Vicente Méndez Méndez nació en el Valle del Chota el 16 de marzo de 1979. Tiene 43 años. En 1997 se inició en el Deportivo Quito, donde permaneció hasta el 2002.

Después pasó a El Nacional (2003), al Irapuato y a Santos Laguna de México. Entre 2005 y 2009 jugó en el PSV de los Países Bajos, donde se convirtió en el primer futbolista ecuatoriano en jugar y anotar un gol en la Champions League.

Édison Méndez celebra un gol con el PSV en un partido de Champions League, en 2008.

Édison Méndez celebra un gol con el PSV en un partido de Champions League, en 2008. Reuters

En Liga jugó por tres ocasiones: 2005-2006, 2009-2010 y 2012-2013. Después se unió al Atlético Mineiro de Brasil y Emelec de Guayaquil.

Alcanzó tres títulos nacionales en su carrera: dos con el PSV Eindhoven, y uno con Liga de Quito en 2005, donde también fue campeón de la Copa Sudamericana.

Jugó la Copa América en Colombia 2001, Perú 2004, Venezuela 2007 y Argentina 2011. Se retiró en 2015 en El Nacional.

Noticias relacionadas