Michael Hoyos, el futbolista que compartió un Mundial con Maradona y Messi

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

7 Ago 2022 - 0:04

Michael Hoyos después de un entrenamiento de Liga, en el Complejo de Alto Rendimiento de Pomasqui, el 28 de julio de 2022. - Foto: Armando Prado

Michael Hoyos, el futbolista que compartió un Mundial con Maradona y Messi

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

7 Ago 2022 - 0:04

Nació en Estados Unidos, en el corazón de una familia argentina que le transmitió su afición al fútbol. En Ecuador encontró su tercera patria. Ha jugado junto a Lionel Messi y bajo la dirección de Diego Armando Maradona.

Los hinchas de Liga han gritado, por siete ocasiones, los goles de Michael Hoyos. Llegó en enero pasado a filas blancas y en pocas semanas demostró sus cualidades goleadoras.

Es un jugador que maneja los dos perfiles y cuando la ocasión lo amerita, también es certero en los remates de cabeza.

“De chiquito mi papá me decía que ensayara remates con la zurda, hasta que uno se acostumbra. Al principio, no importaba cómo salían. Los remates con la pierna derecha, son innatos”, detalla el futbolista, que nació en Fountain Valley, California, Estados Unidos.

Su formación deportiva es atípica. Creció en un país donde no había mucha afición al fútbol. Pero al ser parte de una familia argentina, este deporte se apoderó de todos.

En la familia Hoyos, el fútbol lo practicaban los cuatro hermanos. Iban de la escuela a la academia de fútbol.

“Pocas veces íbamos al estadio. Me acuerdo de una vez ir a un juego de Los Angeles Galaxy y cuando jugaba la selección argentina”.

Michael Hoyos, jugador de Liga de Quito.

Formó parte de los clubes Pateadores, Strikers y West Coast FC, en su país. Al cumplir 15 años se marchó para Argentina, porque ya había tomado la decisión de jugar fútbol profesional.

Lo recibió Claudio Vivas, quien hoy dirige a Banfield. Entonces era coordinador de Estudiantes de la Plata, club en el que jugó de 2009 a 2013. “Junto con Mariano Soso fueron dos técnicos muy buenos, que apoyaron mi formación”.

Un hombre que también dejó huella fue Alejandro Sabella. “Me hizo debutar en primera división” en 2009. Luego, Sabella llevó a Argentina a la final del Mundial de Brasil.

Entre 2013 y 2014 tuvo un paso por el fútbol griego, en el Ofi Creta. Después jugó en la segunda división del fútbol argentino hasta que en 2017 llegó la propuesta de Deportivo Cuenca.

“No imaginé quedarme tantos años en Ecuador. Encontramos un país maravilloso que nos ha brindado mucho en lo futbolístico y en lo familiar”.

Michael Hoyos, jugador de Liga de Quito.

En seis años ha vivido en Cuenca, Guayaquil (Guayaquil City y Barcelona) y Quito. Le gusta la costa y la sierra. Las playas y las montañas. El frío y la lluvia de la capital y también el calor del puerto principal.

Por eso decidió gestionar su carta de naturalización y convertirse en ecuatoriano. Ya jugó en Barcelona como nacionalizado y este año lo hace en Liga.

Sparring de Messi

Uno de los capítulos de su carrera que más recuerda ocurrió en 2010, cuando Diego Armando Maradona, que dirigía a la selección argentina, lo llevó como parte de la delegación al Mundial de Sudáfrica.

Viajó como sparring, es decir un grupo de futbolistas con los que se puede armar equipo rival para el entrenamiento de la selección.

El número 10 de Argentina era Lionel Messi. Es una de las experiencias que agradece a la vida y al fútbol, pues compartió con dos históricos del fútbol mundial.

Michael Hoyos posa para PRIMICIAS en el Complejo de Alto Rendimiento de Pomasqui, el 28 de julio de 2022.

Michael Hoyos posa para PRIMICIAS en el Complejo de Alto Rendimiento de Pomasqui, el 28 de julio de 2022.  Armando Prado

Michael Hoyos no se anima a elegir quien fue mejor, si Maradona o Messi. Tampoco quiere hablar de Cristiano Ronaldo.

Son jugadores diferentes. No los comparo porque tienen distintas cualidades. Hay que disfrutarlos”.

A gusto en Liga

Se siente cómodo en Quito. Le gusta la ciudad y se ha acostumbrado a vivir con la presión de defender los colores de una de las camisetas más importantes del país, la de Liga Deportiva Universitaria.

“Uno sabe dónde está, conoce las exigencias que existen en el club. No soy de meterse presiones, sí asumir responsabilidades porque no a todos les toca estar en un club así. Estoy muy a gusto”.

Michael Hoyos, jugador de Liga de Quito.

Le costó mucho encontrar una palabra para autodefinirse. Escogió “generoso“, pues dice que le gusta “ayudar al prójimo, apoyar, servir y siempre dar lo mejor”.

Ese atributo lo aprendió del fútbol porque asegura que es un deporte colectivo, “donde hay solidaridad con el compañero”.

En Ecuador vive con su esposa y sus tres hijos. Rayan, de 11 años, ya se entrena en las formativas de Liga. Tylen, de 6 años, gusta del fútbol y de ir al estadio a mirar a su padre.

También está su hermano Kevin Hoyos, que juega en el América de Quito, club de la Serie B.

Noticias relacionadas