Samantha Arévalo termina en el puesto 11 en la maratón acuática

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

3 Ago 2021 - 18:46

La ecuatoriana Samantha Arévalo durante la maratón acuática de los Juegos Olímpicos de Tokio, el miércoles 4 de agosto de 2021 (de Japón). - Foto: Ecuador Olímpico

Samantha Arévalo termina en el puesto 11 en la maratón acuática

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

16 Ago 2021 - 14:17

La mañana de este miércoles 4 de agosto, en Japón (tarde del 3 de agosto en Ecuador), se realizó la competencia de aguas abiertas en el Parque Marino de Odaiba. La ganadora fue la brasieña Ana Marcela Cunha, quien era la favorita.

La nadadora ecuatoriana Samantha Arévalo terminó en el puesto 11 de la maratón acuática de los 10 kilómetros de aguas abiertas en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Arévalo, fiel a su estrategia, comenzó la carrera en puestos segundarios. Tras el tercer kilómetro, subió al puesto 12, pero a la mitad de carrera recibió una amonestación, lo que condicionó su participación.

Hasta el kilómetro 7 se mantuvo entre los puestos 11 y 14 y en el último tramo accedió a la décima posición, después de hacer un gran esfuerzo físico, pues la temperatura del agua alcanzaba los 18 grados y la temperatura exterior los 29 grados centígrados.

El tiempo de la brasileña Marcela Cunha fue de 1 hora, 59 minutos y 33 segundos, mientras que Samantha Arévalo llegó 1 minuto y 59 segundos después.

Los primeros cinco kilómetros fueron muy parejos. Las 25 nadadoras viajaron en un grupo muy compacto en la primera parte de la carrera. De ahí en adelante, las favoritas empezaron a marcar el ritmo.

La competencia empezó a las 06:30 (hora de Japón) para evitar las altas temperaturas. Las nadadores recorrieron el circuito en el Parque Marino de Odaiba a una temperatura exterior promedio de 29 grados centígrados, bastante agradable para la competencia.

Sus terceros Juegos

En Tokio, Samantha Arévalo compitió en sus terceros Juegos Olímpicos. Con apenas 17 años, la nadadora asistió a Londres 2012, donde participó en los 800 metros estilo libre y se ubicó en el puesto 29.

Después dejó su casa en Morona Santiago para ir a vivir a Cuenca y cambiar de disciplina. Se inclinó por las aguas abiertas y se clasificó para Río de Janeiro 2016, donde terminó en la novena posición.

En los últimos años, Arévalo entrenó en Francia e Italia para mejorar su técnica y su rendimiento. El pasado 19 de junio terminó en la novena posición en el clasificatorio de Portugal y se aseguró un lugar en los Juegos Olímpicos de este año.

Y en Tokio compitió con las 25 mejores nadadoras del mundo en los 10 kilómetros aguas abiertas. A pesar de su corta edad, 26 años, fue una de las deportistas más experimentadas de la delegación ecuatoriana en los Juegos Olímpicos, marcados por la pandemia.

Noticias relacionadas