Universidad Católica celebra 60 años y aún sueña con el título

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

22 Ene 2023 - 5:28

Santiago Cattani, presidente de Universidad Católica, durante una entrevista con PRIMICIAS, el 10 de enero de 2023. - Foto: Armando Prado

Universidad Católica celebra 60 años y aún sueña con el título

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

22 Ene 2023 - 5:28

En seis décadas, el equipo ‘camaratta’ ha sido vicecampeón del fútbol nacional en dos ocasiones: 1974 y 1979.

Convertirse en campeón nacional es el objetivo más grande que tiene Santiago Cattani, presidente de Universidad Católica. En 2023, el club cumple 60 años de creación.

Es la meta principal, pero no es la única. Lleva adelante, de manera paralela, otros proyectos deportivos, de infraestructura y de desarrollo personal con los jugadores de las divisiones menores.

En el complejo de La Armenia viven en la casa club 30 jugadores de entre 12 y 18 años. Este año esa cifra se incrementará en un 50%, pues se ampliarán las instalaciones.

Además de contar vivienda, alimentación y desarrollo deportivo, los chicos asisten a clases, pues en el club funciona un anexo del Colegio Nuevo Ecuador.

El equipo femenino que participa en la Superliga y el club San Antonio de Ibarra también reciben atención prioritaria de parte de la dirigencia del ‘trencito azul’.

El primer título nacional

Santiago Cattani se ilusiona con que 2023 sea el año de la consagración de Universidad Católica. El año del primer título nacional para culminar un proceso que comenzó hace 10 años, cuando en 2013, de la mano de Jorge Célico, el equipo ascendió a la Serie A.

“Año a año hemos ido creciendo porque se ha mantenido un proyecto. El plantel de jugadores se ha ido consolidando. Apostamos a que el éxito venga como fruto del trabajo que realizamos, mas no de una inversión financiera para quedar campeones y nada más”.

Se respalda en las actuaciones del equipo de los últimos años. “Nunca antes habíamos alcanzado el cuarto lugar, y lo logramos. Luego fuimos terceros y el año pasado, segundos”, recalca Santiago Cattani, para quien la Universidad Católica es el club más lindo del mundo.

Ha respaldo el proyecto de fortalecer el plantel de jugadores nacionales, con el trabajo en las divisiones formativas y ha incorporado pocos jugadores extrajeros.

“El año pasado tal vez faltó suerte o un poco jerarquía en el plantel. Para este 2023 lo estamos incorporando”.

Santiago Cattani, presidente de Universidad Católica

Formativas y el trabajo invisible

En febrero, Cattani completará el tercer año de su mandato al frente de Católica. Se identificó rápidamente con la misión del club que es la de “aportar al crecimiento personal y desarrollo humano de los deportistas. Ser buenos futbolistas, pero también buenas personas”.

La formación académica ocupa un lugar primordial en su gestión, porque las estadísticas en el fútbol reflejan que no todos llegarán a convertirse en jugadores profesionales en la primera división.

Varios futbolistas de Universidad Católicas se han graduado como bachilleres en el colegio que funciona junto a las instalaciones de la casa club, en el complejo de La Armenia.

Todos los jugadores que han llegado al equipo y viven en el complejo, por la mañana se entrenan y por la tarde asisten a clases.

El colegio cumple con rigor la malla curricular ordenada por el Ministerio de Educación, pues funciona como anexo del colegio Nuevo Ecuador.

Presupuesto para las menores

“Como club trabajamos no solo por el equipo de primera. La Universidad Católica es la unión de todas las categorías”, dice el presidente.

Sin proporcionar cifras exactas, pero sí aproximando números en porcentajes, Santiago Cattani direcciona el 65% en el primer equipo y el 35% a las menores, el club filial y el equipo femenino.

Universidad Católica tiene equipos formativos desde la Sub 11 hasta la Sub 19, que el año pasado llegó a la final del campeonato nacional.

En las otras categorías también llegó a instancias finales en los campeonatos nacionales y de Pichincha.

“En 2021 fuimos campeones en la categoría Reserva, pero para 2022, la Federación desapareció ese torneo. Teníamos a chicos de 19 años que aún no estaban listos para jugar en Primera, les faltaba experiencia”.

Para no perjudicar su crecimiento deportivo, Universidad Católica adquirió el club San Antonio de Ibarra, que participó en el Campeonato de Segunda Categoría de Imbabura. Varios de los juveniles fueron para Imbabura y casi logran el ascenso a la Serie B.

“Lograron el cupo al torneo zonal y llegamos hasta las finales. Por un gol no pudimos ascender”, relata Cattani.

Ese grupo de jugadores será observado por Igor Oca, para analizar la posibilidad de ascenderlos a la primera división del ‘trencito azul’.

Igor Oca luce la camiseta de Universidad Católica, el martes 9 de enero de 2023, en la presentación de nuevos refuerzos del equipo 'camaratta'.

Igor Oca luce la camiseta de Universidad Católica, el martes 9 de enero de 2023, en la presentación de nuevos refuerzos del equipo ‘camaratta’.  Armando Prado

El plantel femenino también tiene atención. El equipo no ha dejado de entrenar y este año recibirá mayor presupuesto para la conformación del plantel y la contratación de refuerzos.

Santiago Cattani, ingeniero comercial con un título de MBA, dice estar orgulloso del club que preside. “En estos 60 años, el club ha ido creciendo, evolucionando. Es una institución respetada y valorada en Ecuador y no solo en el ámbito deportivo”.

Noticias relacionadas