Lunes, 17 de junio de 2024

Wendy Villón: "Los equipos que dirijo son ofensivos, letales, protagonistas"

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

20 Mar 2022 - 0:05

Llega a Barcelona la entrenadora más exitosa del fútbol femenino ecuatoriano. Ha ganado cuatro campeonatos nacionales de 2014 a 2017 y las tres ediciones de la Superliga de 2019 a 2021.

Wendy Villón dirigiendo a Barcelona durante un partido amistoso ante Dragonas IDV, el domingo 13 de marzo de 2022.

Autor: Martha Córdova

Actualizada:

20 Mar 2022 - 0:05

Wendy Villón dirigiendo a Barcelona durante un partido amistoso ante Dragonas IDV, el domingo 13 de marzo de 2022. - Foto: Armando Prado

Llega a Barcelona la entrenadora más exitosa del fútbol femenino ecuatoriano. Ha ganado cuatro campeonatos nacionales de 2014 a 2017 y las tres ediciones de la Superliga de 2019 a 2021.

"Es el resultado del trabajo, aunque para mí el fútbol no es un empleo es una pasión" dice Wendy Villón, la DT que dirigirá a Barcelona en 2022, el equipo de sus amores.

Cuando le recuerdan su exitoso palmarés, ella solamente sonríe.

El conjunto 'torero' se ha convertido en uno de los favoritos para ganar la Superliga, por la trayectoria de su cuerpo técnico y por la calidad del plantel.

La entrenadora guayaquileña no quiere hablar de favoritismos ni de presiones. Más bien le interesa que sus jugadoras disfruten de lo que hacen en la cancha.

"Los equipos que dirijo son ofensivos, letales, protagonistas en cualquier escenario y contra cualquier rival. No me gusta guardar absolutamente nada, me gusta buscar el arco contrario siempre", dice convencida.

No me gusta guardar absolutamente nada, me gusta buscar el arco contrario siempre.

Wendy Villón

Su estilo de juego lo estableció después de observar minuciosamente los esquemas, los sistemas y el trabajo de varios entrenadores en todo el mundo.

Se inclinó por el español Pep Guardiola y la estadounidense Jill Ellis, por el equilibrio que alcanzan sus planteles en defensa y ataque. Pero, sobre todo, por la conexión socio afectiva entre entrenadores y futbolistas.

Cuando el silbato del árbitro suena, Wendy Villón se hace sentir. Camina, grita y gesticula en la zona técnica.

Pide orden, aplicación del libreto táctico y velocidad. A veces, solo a veces, celebra los goles de su equipo. Su felicidad dura unos segundos.

Al finalizar los partidos, sonríe más. Abraza a sus jugadoras, porque para ella son como sus hijas.

Wendy Villón dirigiendo a Barcelona durante un partido amistoso ante Dragonas IDV, el domingo 13 de marzo de 2022.

Wendy Villón dirigiendo a Barcelona durante un partido amistoso ante Dragonas IDV, el domingo 13 de marzo de 2022. Armando Prado

Fidelidad y ambición

Durante sus últimos años como entrenadora, Wendy Villón ha sentido el respaldo de 10 jugadoras que la han seguido a los clubes que ha comandado.

Con ellas logró los títulos de la Superliga entre 2019 y 2021, pero para 2022, Andrea Morán, Nicole Charcopa y Éricka Gracia ficharon por Dragonas de Independiente del Valle.

La entrenadora toma este alejamiento de las futbolistas como una oportunidad para iniciar un nuevo proyecto.

"Este grupo tuvo 10 años de proceso. Hoy iniciamos un nuevo ciclo para sacar nuevas jugadoras y que también sean protagonistas", puntualiza.

El lugar que dejaron esas tres jugadoras de confianza lo han llenado jóvenes talentosas que encontró en Barcelona: las venezolanas Maleike Pacheco (arquera) y Jhojandry Monsalve y la ecuatoriana Stefany Cedeño, quien es seleccionada nacional.

"El plantel de Barcelona masculino es uno de los más grandes del país, ahora tenemos que hacer del Barcelona femenino uno de los más grandes del torneo", dice con seguridad la entrenadora.

Villón ha conformado su cuerpo técnico con ocho profesionales, entre asistentes, preparador físico, preparador de arqueros, médico y fisioterapeuta.

"Eso demuestra el compromiso de la dirigencia con este proyecto", destaca la entrenadora. Ella quiere el título y que Barcelona se clasifique a la Copa Libertadores que este año se disputará en Guayaquil.

Futbolista, entrenadora, madre, abuela

Wendy Villón, de apenas 45 años de edad, es madre de Julio Manuel y ya es abuela de Julio Enmanuel, de siete años. Su familia ha estado muy cerca de ella y de sus luchas en la cancha.

Cuando tenía 14 años dejó Guayaquil para unirse al equipo de Espuce, de Quito. Su prima Jazmine Mercado ya jugaba en el conjunto capitalino y le pidió al entrenador de entonces, el fallecido Mauricio García, que le diera una oportunidad a Wendy.

Formó parte del equipo universitario y por su desempeño recibió la convocatoria a la Selección Nacional Sub 17.

En 1998 disputó un Campeonato Sudamericano en Mar del Plata, Argentina, y desde ese año hasta 2006 defendió a la Tricolor. Fue capitana y medallista de bronce en los Juegos Bolivarianos en 2005.

Una lesión de rodilla cortó su carrera, pero no impidió que siguiera ligada al fútbol. Ingresó a la Universidad Estatal de Guayaquil y en 2011 se graduó como licenciada en cultura física.

Al año siguiente recibió el nombramiento de entrenadora de la selección de Guayas, combinado con el que empezó a sumar títulos.

Con Rocafuerte FC ganó los dos primeros campeonatos nacionales del fútbol femenino y con Unión Española, también de Guayaquil, dos más.

Wendy Villón sonríe después del partido de Barcelona ante Dragonas IDV, el domingo 13 de marzo de 2022.

Wendy Villón sonríe después del partido de Barcelona ante Dragonas IDV, el domingo 13 de marzo de 2022.  Armando Prado

En 2018 interrumpió la racha por su nombramiento como entrenadora de la Selección de Ecuador, pero desde el inicio de la Superliga femenina, en 2019, ganó todos los títulos que disputó.

Si bien en 2022 su objetivo es ganar la Superliga con Barcelona, el gran sueño de Wendy Villón es dirigir en el exterior.

En 2020, los diálogos comenzaron, pero no se concretó nada por la llegada de la pandemia de Covid-19, pero en 2023 podría definirse su debut en el fútbol internacional.