Sábado, 22 de junio de 2024
El Guapo de la Barra
Se acabó la fracasada pasantía de Alcácer en Liga de Quito

El problema es que parece no haber plan B en Liga de Quito. Todo es desconcierto en la 'U', incluso con la salida de Alcácer.

Josep Alcácer, técnico de Liga de Quito, durante una rueda de prensa.

Autor: Alejandro Ribadeneira

Actualizada:

23 May 2024 - 13:30

Josep Alcácer, técnico de Liga de Quito, durante una rueda de prensa. - Foto: @LDU_Oficial

El problema es que parece no haber plan B en Liga de Quito. Todo es desconcierto en la 'U', incluso con la salida de Alcácer.

Bueno, la aventura de Josep Alcácer en Liga de Quito se ha terminado. La derrota con Barcelona SC en Guayaquil ha sido lo que faltaba para que el proceso (si este despropósito puede llamarse "proceso") cayese en la zona sin retorno de: "este man mismo no puede". Y no, el míster no pudo.

Todavía es un misterio por qué los dirigentes de Liga de Quito lo contrataron. Qué le vieron. Currículum no tenía. Títulos, tampoco. Sería increíble pensar que a los dirigentes les convenció ese acento peninsular, una moda que ya debería acabarse en Ecuador.

O, quizá, les ilusionó que se llamara Josep, como Guardiola. "Tendremos nuestro propio Pep", debieron pensar mientras armaban su proyecto en medio de un ceviche y lanzaban carcajadas.

Solo en su mente debió parecerles fantástico el plan de trabajo de Alcácer, sin reparar en que el papel todo aguanta. Y, en el fútbol profesional, la experiencia es más importante que un informe. Po eso, colocar a un debutante al frente del equipo más importante del país, que venía justamente de ratificar ese peso en la Sudamericana y la LigaPro, constituyó un suicidio. En definitiva, el pasante se puso al frente de la empresa.

El problema es que parece no haber plan B en Liga de Quito. Todo es desconcierto en la 'U', desde el equipo de Primera hasta los equipos de otras categorías. Tampoco funciona la comunicación. Y las barras semi-delincuenciales de Liga comienzan a moverse, amenzadoras.

Ahora sí, a los dirigentes de Liga les toca despertar de su letargo y salvar lo que resta de la temporada.