¡Histórico! IDV se consagra campeón de la Sudamericana 2022

Jugada

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

1 Oct 2022 - 16:54

Jugadores de IDV levantan el trofeo de la Copa Sudamericana. - Foto: EFE

¡Histórico! IDV se consagra campeón de la Sudamericana 2022

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

1 Oct 2022 - 17:47

Independiente del Valle derrotó 2-0 a Sao Paulo, en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba y se proclamó campeón de la Copa Sudamericana por segunda vez en su historia.

IDV no tiene límites. Volvió a hacer historia. Antes fue en Asunción. Hoy en Córdoba. Con goles de Lautaro Díaz y Lorenzo Faravelli, los ecuatorianos cosecharon su segunda Copa Sudamericana (la primera fue en 2019).

En un escenario con miles de hinchas brasileños, los del Valle jugaron con aplomo. Como si ya hubieran disputado varias finales de torneos Conmebol.

IDV demostró una vez más por qué es uno de los mejores equipos del continente. No solo por su exquisito y efectivo juego, sino también por su jerarquía y capacidad para controlar partidos decisivos.

IDV impuso el ritmo de juego y manejó los hilos del partido desde los primeros minutos. Dominador absoluto.

El conjunto ecuatoriano ocupó racionalmente los espacios, se adueñó de la mitad de la cancha y fue profundo en ataque.

El gol de IDV llegó tras una gran jugada asociativa, que desacomodó al bloque defensivo de Sao Paulo. Lorenzo Faravelli asistió de forma magistral a Lautaro Díaz, quien definió con categoría.

A partir del gol, el equipo brasileño adelantó un poco sus líneas, pero no pudo destrabar a la defensa ecuatoriana.

Mientras que IDV no se desordenó, esperó paciente en su campo e incluso tuvo dos opciones claras para aumentar la ventaja, una de ellas con un remate de Junior Sornoza.

En el segundo tiempo, el conjunto sangolquileño jugó con la desesperación de su rival. Con una defensa ordenada y atenta a la marca, casi no sufrió en su propio arco.

Hubo varios puntos altos. Moisés Ramírez. Richard Schunke. Cristian Pellerano. Lorenzo Faravelli. Lautaro Díaz. Más allá de las individualidades, una vez más, el nivel colectivo fue brillante.

Así, Independiente del Valle fue claramente superior a su rival, que lució impotente e inconexo entre líneas. Tampoco tuvo mayor peso ofensivo.

En los últimos minutos, IDV se replegó en su campo y ocupó todo el ancho de la cancha, siempre cuidando las espaldas y apuntando al contragolpe.

IDV es fútbol. IDV va en camino a ser uno de los equipos más preponderantes del continente.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas