Juan Caicedo: “Quisiera ir a más Juegos Olímpicos, pero sin apoyo es difícil”

Jugada

Autor:

Felipe Núñez

Actualizada:

7 Jul 2021 - 0:05

Juan Caicedo, durante un concentrado en Esmeraldas, el 23 de octubre de 2018, - Foto: Ministerio del Deporte.

Juan Caicedo: “Quisiera ir a más Juegos Olímpicos, pero sin apoyo es difícil”

Autor:

Felipe Núñez

Actualizada:

7 Jul 2021 - 0:05

El deportista esmeraldeño es el primer lanzador de disco ecuatoriano en la historia en clasificarse a Juegos Olímpicos. Sin embargo, en el último año lo han atormentado las lesiones y la falta de apoyo.

Juan Caicedo pensó en retirarse. Después de más de 10 años realizando lanzamiento de disco, el esmeraldeño encontraba más desilusiones que alegrías realizando su deporte.

Durante la temporada 2020, el atleta pasó meses sin recibir apoyo económico por parte de instituciones públicas y además tuvo una lesión en su gemelo izquierdo. Él vivía en España y lograba subsistir gracias a la ayuda de su entrenador, Frank Casañas, y su compañero de entrenamientos, Mauricio Ortega.

Su mala situación económica se contrastaba con su rendimiento deportivo. Caicedo consiguió la cuarta mejor marca a nivel mundial en 2020 y se acercaba a su sueño de convertirse en el primer lanzador de disco ecuatoriano en ir a unos Juegos Olímpicos.

Sin embargo, los constantes problemas le hicieron dudar sobre su continuidad en el deporte. “Por todas las complicaciones, estaba pensando seriamente en retirarme. Además, mi familia es la que más sufre. Ver a mi mamá llorar por estas situaciones es algo que me parte el alma“, dijo Caicedo en una entrevista con PRIMICIAS.

Meta cumplida

Después de tantos problemas, llegó la buena noticia. El 23 de junio de 2021, Caicedo realizó un lanzamiento de 66,35 metros en Portugal, superando la distancia mínima de 66 metros para clasificarse a Juegos Olímpicos.

El atleta esmeraldeño, que se formó en el Carchi, sufrió hasta el último para conseguir la marca. “Al principio estaba muy nervioso y ansioso. En los tres primeros lanzamientos fallé y subía la presión. Mi entrenador me habló, me dio las directrices y supe responder de la mejor manera”, recuerda Caicedo.

Caicedo estuvo cerca de quedarse fuera de los Juegos Olímpicos de Tokio, porque no encontraba un evento para poder hacer la marca mínima para clasificar. “Yo había mandado un mensaje a la Federación Ecuatoriana de Atletismo pidiendo que me inscribieran en un torneo en Portugal, pero nunca recibí respuesta“.

El deportista de 28 años no se rindió e ingresó por su cuenta a una competencia femenina, también en Portugal. Él pidió autorización para realizar su lanzamiento y la organización aceptó su solicitud. En medio de una situación extraña, siendo el único hombre en su disciplina, el ecuatoriano logró la hazaña y se clasificó a Tokio 2021.

Un semestre complicado

Caicedo retornó a Ecuador, desde España, en diciembre de 2020. Él tenía planeado quedarse solo hasta enero, pero su regreso se aplazó y afectó su entrenamiento.

“No pude volver a Europa hasta después de tres meses por cosas de papeleo y la pandemia. Aquí en el país no conté con la implementación necesaria para entrenarme de la mejor manera“.

Caicedo cuenta que el Comité Olímpico Ecuatoriano le compró el pasaje para volver a España y le entregó USD 1.500. “Ese dinero me sirvió solo para 10 días de comida y nueve de rehabilitación“.

El atleta, que es parte del Alto Rendimiento, también presentó a inicios del año un proyecto a la Secretaría del Deporte con el monto estimado para su profesión, un total de USD 36.000.

Sin embargo, Caicedo solo recibió USD 23.000 por parte de la Federación Ecuatoriana de Atletismo, que corresponden a los viáticos y el sueldo de su entrenador. El monto llegó después de abril y no cubría el rubro de rehabilitación, a pesar de las lesiones que sufría el atleta.

“Por el atraso del pago yo fui acarreando deudas. Mi novia me ayudó haciendo un préstamo de USD 10.000 y continuamos debiéndole al banco“.

El apoyo insuficiente afectó al estado físico de Caicedo, quien no ha podido recuperarse completamente de sus lesiones y además sumó una ruptura en su gemelo de la pierna derecha.

El sueño sigue vivo

Clasificarse a Juegos Olímpicos ha hecho que Caicedo se olvide momentáneamente de lo malo y piense en su participación en Tokio 2021.

“La idea no es solo ir, queremos hacer las cosas bien, buscar una medalla. Si no podemos conseguirla, aunque sea quedar entre los cinco primeros sería muy importante y dejaría un precedente”.

Parte de su motivación está en darle esperanza a aquellos que lo observan. “La gente se motiva, se pone contenta cuando nos va bien a los deportistas. Son estas pequeñas victorias las que animan a los ecuatorianos a seguir adelante“.

¿Y qué pasará después de Tokio? “A mí me gustaría clasificarme a dos Juegos Olímpicos más, pero la falta de apoyo lo hace difícil. Quisiera seguir en el deporte pero tampoco me gustaría quedarme en una silla de ruedas”.

El esmeraldeño agrega que quiere continuar “con la frente en alto” y darle a su hija “un ejemplo de perseverancia y lucha“.

Caicedo aclara que no es el único deportista a quién le ha faltado apoyo, hay más en su situación y que solo piden lo justo y necesario.

“Ningún deportista quiere más, solo queremos que nos den lo que nos merecemos, lo que nos hemos ganado. La realidad no es siempre feliz, pero esperemos que las cosas mejoren y poder llegar a unos próximos Juegos Olímpicos“.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas