Liga de Quito espera reabrir en octubre su escuela de fútbol de Piquiucho

Jugada

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

11 Sep 2020 - 0:05

Parte de los futbolistas de la escuela de Piquiucho después de un entrenamiento en 2019. - Foto: Cortesía

Liga de Quito espera reabrir en octubre su escuela de fútbol de Piquiucho

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

11 Sep 2020 - 11:14

Después de seis meses y medio de inactividad, debido a la propagación del Covid-19 en el país, la escuela ubicada en el Valle del Chota espera retomar sus actividades el 1 de octubre. Hasta la llegada de la pandemia, un promedio de 200 chicos, de entre seis y 18 años, entrenaban allí todos los días.

La escuela de Piquiucho, que se inauguró en 2018 y es un proyecto liderado y financiado por Rodrigo Paz, presidente honorario de Liga de Quito e Isaac Álvarez, miembro de la Comisión de Fútbol, busca formar integralmente a jóvenes futbolistas para después enviarlos a las formativas del club.

El proyecto también cuenta con el apoyo de la Fundación de Ulises de la Cruz, exjugador del equipo. Actualmente, el argentino Eduardo Stehlik administra el complejo y entrena a los chicos. Stehlik llegó a Liga en 2005. Ha dirigido a la Sub 16, Sub 18 y Sub 20 y ha sido coordinador de las categorías 12 y 16.

La escuela es 100% gratuita y tiene como objetivo captar talentos que no pueden viajar a Quito, para formarlos y posteriormente integrarlos a las formativas.

Una vez que se reabra la escuela, chicos desde los seis hasta los 14 años formarán parte de los entrenamientos. En el día hay dos sesiones de entrenamiento: la primera, de 8:30 a 10:00 y la segunda, de 15:00 a 17:00.

El complejo cuenta con una cancha profesional (103 x 68 metros) y dos alternativas. Todas con riego artificial. Además, tiene cuatro camerinos, dos en cada extremo de la cancha. Según Stehlik, el césped está en óptimas condiciones y durante el confinamiento han realizado mantenimiento.

En un futuro “no inmediato”, la idea tanto de Paz como de Álvarez es construir un comedor para que los chicos que van a la mañana puedan desayunar. Mientras que los que entrenan en la tarde almuercen. De igual manera, los dirigentes quieren levantar un albergue para evitar largos traslados de los futbolistas desde sus casas.

“En esta zona, las familias de los chicos tienen una situación económica difícil. A veces llegan a entrenar sin desayuno o sin almuerzo. Nosotros les compramos fruta o bebidas. Pero en un futuro la idea es que ellos tengan un comedor”, le contó Stehlik a PRIMICIAS.

Los jóvenes, que llegan desde distintas localidades como El Juncal, Mascarilla, Carpuela, e incluso Pimampiro, están “ansiosos” por regresar a Piquiucho.

El proyecto le ha dado sus frutos a Liga. Hasta ahora, siete chicos formados en el Valle del Chota ya han jugado en la Sub 12, 14 y 16. Eso les motiva para seguir con la escuela.

Para formarse integralmente, algunos chicos asisten a la Unidad Educativa El Milenio, ubicada a 100 metros del complejo. Stehlik mantiene contacto con los profesores para conocer sobre su rendimiento escolar.

“Desde el primer día pusimos reglas y lineamientos que se tienen que cumplir. La mejor forma de educarlos es hablarles y tratarlos como si fueran los mejores. Acá lo importante es que jueguen y se diviertan. A los más pequeños no les podemos enseñar a competir o a ganar”, admitió Stehlik.

Asimismo, los jóvenes y sus familias tienen contacto con médicos y psicólogos que les brindan charlas sobre motivación y sexualidad. A partir de eso, la mayoría “ha mejorado su carácater” y ahora “busca superarse”.

Stehlik reconoció que el 99% de los chicos que entrenan en Piquiucho no llegan a jugar en Primera Categoría. Sin embargo, apunta a que en cinco años tengan entre un 25 y 30% de deportistas salidos del Valle del Chota entrenando en las formativas de Liga de Quito.

El entrenador argentino recuerda que también entrenó desde pequeños a jugadores como Jordy Alcívar, Alexander Domínguez o los hermanos Jhojan y Anderson Julio que, a pesar de no haberse formado en Piquiucho, sí lo hicieron en otras escuelas del equipo y hoy en día juegan en Primera División.

Por su parte, Isaac Álvarez dijo que eligieron levantar el complejo en esa zona, ya que hay buen nivel de futbolistas y lo hicieron para “dar soporte” a chicos que buscan el fútbol como una salida económica.

El dirigente de Liga visitó las instalaciones el miércoles 9 de septiembre junto a Diego Castro, también miembro de la Comisión de Fútbol. Charló con Stehlik de cara a la reapertura de la escuela y también revisó que las canchas se encuentren en buenas condiciones.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas