Omar Carabalí, el arquero guayaquileño que decidió ser chileno

Jugada

Autor:

Santiago Guerrero Vinueza

Actualizada:

7 Oct - 0:04

Omar Carabalí posa con el uniforme de la selección chilena. - Foto: Tomada de ANFP

Omar Carabalí, el arquero guayaquileño que decidió ser chileno

Autor:

Santiago Guerrero Vinueza

Actualizada:

7 Oct - 9:51

Llegó a Santiago de Chile en el 2012, se consolidó en las inferiores de Colo-Colo y hace pocos días fue convocado para integrar la selección Sub 23 que jugó un amistoso ante Brasil en Sao Paulo. Su sueño es clasificar a los Juegos Olímpicos.

A sus 22 años, Gabriel Omar Carabalí ya ha vestido la camiseta de dos selecciones. En el 2017 fue parte del equipo ecuatoriano que disputó el Mundial de Corea del Sur Sub 20, aunque no jugó ni un minuto.

Y el pasado 9 de septiembre, el golero estuvo en el banco de suplentes en el partido que Chile perdió 3 a 1 ante Brasil en el estadio Pacaembú, en un amistoso de preparación para el torneo preolímpico que se jugará en Colombia.

Migrar para triunfar

Carabalí nació en Guayaquil y su primer intento de convertirse en arquero profesional fue en Independiente del Valle. Llegó a Sangolquí cuando tenía 14 años, pero le dijeron que tenía “bajo rendimiento”.

“No sé cómo un niño de 14 años podía tener bajo rendimiento cuando recién llega a otra ciudad y era suplente. Ya teníamos la intención de salir del país y después de eso tomamos la decisión de irnos“, recuerda su padre Wilson Carabalí, bicampeón con Emelec 2001-2002.

Wilson Carabalí, exjugador de Espoli, Barcelona, Deportivo Cuenca y otros equipos locales, tenía la oportunidad de ir con su familia a vivir en Nueva York. Sin embargo, quiso que sus hijos Omar y Wilson Jr. siguieran jugando al fútbol. Por eso migró con su familia a Chile.

“Para mí era importante ir a un país en el que yo estuviera ligado al fútbol y que mis hijos pudieran seguir sus carreras. Familiares y amigos nos acogieron y vinimos a Chile”.

Wilson Carabalí, exfutbolista

Legado familiar

Omar viene de una familia de futbolistas. Su padre se identificó siempre con la camiseta del Bombillo, mientras que su tío, Héctor Carabalí, fue un emblema de Barcelona, con el que logró los campeonatos de 1995 y 1997 y jugó la final de la Copa Libertadores 1998, que su equipo perdió ante Vasco da Gama.

Ya en Santiago, Omar Carabalí primero probó suerte en la Universidad de Chile, donde jugaba su hermano. En su categoría, en ese entonces (2012) ya habían tres arqueros y no pudo quedarse en el equipo.

Por eso, su papá -que también es su empresario- lo llevó a Colo-Colo, el archirrival de la ‘U’.

El golero nacido en Guayaquil se adaptó al juego del ‘Cacique’ y cuando cumplió 18 años (en 2015) firmó un contrato por cuatro años.

Y en este 2019, después de convertirse en arquero del primer equipo de Colo-Colo, Omar renovó su vínculo por otras tres temporadas.

De hecho, 2019 ha sido un año intenso para Carabalí. El 3 de julio, el portero recibió la nacionalidad chilena en el Palacio de la Moneda, en Santiago.

Y apenas un mes y medio después, el entrenador Bernardo Redín lo convocó para formar parte de la selección chilena Sub 23, que jugó y perdió el amistoso ante Brasil.

“La gran razón (de querer ser chileno) es el nacimiento de mi hija hace más de un año. Ese día decidí que quería vestir esta camiseta, defender al país al que ella pertenece y al que yo también siento como mío”.

El golero agrega que “si en algún momento me toca volver a decidir, seguiré eligiendo ser chileno”.

Sí puede jugar con Chile

El arquero fue parte de los convocados de Ecuador para el Mundial Sub 20 de Corea del Sur en el 2017, pero no jugó ningún partido oficial. Por esa razón, el reglamento lo avala para poder vestir la camiseta chilena o ‘La Roja’.

La familia Carabalí no piensa volver al Ecuador. Vienen muy poco al país y cada vez se sienten más cómodos en Chile.

“Nos han abierto las puertas en un país donde nadie nos conocía. Dentro de todo lo malo que a uno le sucede cuando migra, a nosotros nos fue bastante bien”.

Wilson Carabalí , exfutbolista

Además, Wilson Carabalí se ha encontrado con un grupo de amigos con los que juega al fútbol cada fin de semana y con los que se reúne para recordar sus años como profesionales en la cancha.

Uno de ellos es el brasileño Severino Vasconcelos, histórico jugador que marcó una época en Colo-Colo (1979-1984) y que también fue campeón con Barcelona de Guayaquil en 1985.

El futuro 

Wilson Carabalí confía en las condiciones de su hijo. Le cuenta a PRIMICIAS que Omar ha recibido propuestas para ir a jugar en Europa y en Brasil, pero Colo-Colo, que es el dueño del 60% de su pase, no lo quiso vender, porque lo quiere proyectar al equipo de primera categoría.

Omar tiene condiciones para ser uno de los mejores arqueros del mundo. No por nada, un club como Colo-Colo ya lo tiene en el primer equipo y le renovó el contrato. Además, es un chico profesional que se cuida cada día”.

En la actualidad, Omar Carabalí es el tercer arquero del primer plantel de Colo-Colo y su intención es formar parte de la selección chilena que disputará el torneo preolímpico en Colombia en enero de 2020 y luego estar en Tokio.

El golero habla muy poco con los medios. Prefiere que sus atajadas y su rendimiento en la cancha hablen por él.

Noticias relacionadas