Volvió el fútbol a Italia y la Juventus se clasificó a la final de la Copa

Jugada

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

12 Jun - 17:03

Cristiano Ronaldo falla un penal para la Juventus, en la semifinal de la Copa Italia, ante el AC Milan, este viernes 12 de junio de 2020. - Foto: EFE

Volvió el fútbol a Italia y la Juventus se clasificó a la final de la Copa

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

12 Jun - 17:12

La Juventus de Turín se clasificó este viernes 12 de junio de 2020, en el regreso del fútbol italiano tras más de tres meses de suspensión a causa del coronavirus, para la final de la Copa Italia, al empatar 0-0 en el Allianz Stadium turinés y después del empate 1-1 conseguido en la ida, disputada a mediados de febrero en San Siro.

El Calcio regresó sin goles, pero con un partido intenso, en el que el portugués Cristiano Ronaldo falló un penalti en la primera mitad y en el que el Milan aguantó con coraje hasta el final pese a quedarse con 10 hombres tras apenas 15 minutos, sin poder evitar que la Juventus se clasificara para la final del próximo 17 de junio en el Olímpico de Roma.

Su rival se conocerá este sábado 13 de junio de 2020, cuando el Nápoles y el Inter de Milán se medirán en el estadio San Paolo, después de que la ida acabara con victoria del cuadro napolitano por 1-0.

Tras 95 días de inactividad a causa del coronavirus, el fútbol italiano regresó con un partido decisivo, una semifinal copera disputada en un Allianz Stadium turinés desierto y precedida por un intenso minuto de silencio en honor a las más de 34.000 víctimas italianas de la pandemia.

Los dos equipos se colocaron en el centro del campo junto al equipo arbitral y a tres miembros del cuerpo sanitario italiano y, con las luces del estadio apagadas, se unieron en un sentido minuto de reflexión.

Juventus y AC Milan disputaron la semifinal de vuelta de la Copa Italia, en el regreso del fútbol después del coronavirus.

Juventus y AC Milan disputaron la semifinal de vuelta de la Copa Italia, en el regreso del fútbol después del coronavirus. EFE

Fue el argentino Paulo Dybala el encargado de dar el primer toque al balón y abrir un duelo en el que su equipo fue de más a menos.

Con un tridente ofensivo formado por Cristiano, Dybala y el brasileño Douglas Costa, la Juventus se adueñó del balón y, tras un aviso del extremo carioca a los 70 segundos de partido, consiguió un penal en el 15 por un toque con un codo en el área de Andrea Conti. El árbitro revisó la acción en el VAR y certificó la pena máxima para el cuadro juventino.

Sin embargo, Cristiano cruzó demasiado el disparo y el balón pegó en el poste. Es el segundo error en 16 intentos desde el punto de penal para el luso desde que fichó por la Juventus; el último fallo se remontaba a un duelo contra el Chievo de enero de 2019.

Se salvó el Milan, pero su alivio apenas duró diez segundos, pues tras el rechace, Rebic cometió una durísima falta, con una patada en el pecho al brasileño Danilo Luiz da Silva, y dejó a su equipo con 10 hombres.

La Juventus siguió gestionando el juego y solo una gran prestación de Donnarumma permitió al Milan mantenerse con vida e irse al descanso todavía con el 0-0 en el luminoso.

El equipo milanista tuvo el mérito de saber sufrir, de encerrarse en su mitad de campo el momento de la necesidad y de buscar peligros ofensivos en acciones a balón parado o con la rapidez del portugués Rafael Leao, entrado a la hora de juego. Eso le permitió aguantar hasta los últimos 20 minutos, con la posibilidad todavía de clasificarse con un gol.

Juventus y AC Milan disputaron la semifinal de vuelta de la Copa Italia, en el regreso del fútbol después del coronavirus.

Juventus y AC Milan disputaron la semifinal de vuelta de la Copa Italia, en el regreso del fútbol después del coronavirus. EFE

En la Juventus, Sarri buscó mezclar las cartas sacando provecho de su profundo banquillo, del que salieron Federico Bernardeschi, el francés Adrien Rabiot y el alemán Sami Khedira. Sin embargo, su equipo no consiguió asustar seriamente a un Milan que llegó a saborear la idea de la hazaña.

Su mejor oportunidad llegó en el minuto 78, cuando el defensa danés Simon Kjaer, lo intentó con un potente cabezazo tras un saque de esquina, acabado fuera por poco.

El tremendo esfuerzo milanista no fue suficiente y el 0-0 final le dio a la Juve el pase a la final del 17 de junio de 2020, donde se verá las caras el ganador de la serie entre Nápoles y el Inter en busca del primer trofeo de la era poscoronavirus.

También le puede interesar: 

Noticias relacionadas