Armada desmiente supuesto sobreprecio en contrato del dragado del río Guayas

Lo último

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

4 Sep 2019 - 12:13

El Comandante de la Armada Nacional, Darwin Jarrín, respondió a los cuestionamientos sobre el contrato del dragado del río Guayas, presentados por el prefecto Morales. - Foto: PRIMICIAS

Armada desmiente supuesto sobreprecio en contrato del dragado del río Guayas

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

4 Sep 2019 - 16:50

El contraalmirante Darwin Jarrín, comandante general de la Armada Nacional, se refirió la mañana de este 4 de septiembre al contrato del dragado, firmado con el Gobierno Provincial. Indicó que han gastado USD 1,9 millones en los trabajos iniciales para dragar el islote El Palmar.

En una rueda de prensa, realizada en la Sala de Guerra del Comando de Operaciones Navales, la Armada Nacional explicó que el contrato del dragado del río Guayas concluyó de mutuo acuerdo con la Prefectura del Guayas. 

El comandante de la Armada, Darwin Jarrín, fue enfático en rechazar un supuesto sobreprecio en el contrato firmado en la anterior Prefectura, liderada por Jimmy Jairala

La semana pasada, el actual prefecto Carlos Luis Morales hizo pública una serie de irregularidades en este contrato, entre ellas un supuesto sobreprecio. 

Morales también anunció la terminación unilateral del convenio con el Servicio de Dragas de la Armada (Serdra). 

Este contrato con Serdra asciende a USD 58 millones y según Jarrín, la Armada le ahorró a la Prefectura casi USD 1,2 millones. 

“Como Comandante de la Armada prefiero perder un contrato a enlodar el nombre de la institución”, dijo Jarrín.

Por otra parte, indicó que los trabajos de dragado no pudieron seguir adelante y se pidieron prórrogas en el contrato, porque el 50% de los terrenos donde se iban a depositar los sedimentos eran de propiedad privada. 

El acuerdo era depositar los sedimentos del islote en Durán, en una zona donde se construiría un proyecto de vivienda social.

Finalmente el Contralmirante agregó que con la terminación del contrato, la Armada pierde la capacidad de realizar obras para el Estado por cinco años. 

Noticias relacionadas