Cantautor Ricardo Pita fue impedido de ingresar a México

Lo último

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

7 Dic - 7:33

El cantautor ecuatoriano Ricardo Pita fue invitado al Festival de Trova de Yucatán. - Foto: Cortesía

Cantautor Ricardo Pita fue impedido de ingresar a México

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

7 Dic - 7:33

El artista fue retenido por 30 horas en una celda del aeropuerto de Ciudad de México.

El cantautor ecuatoriano Ricardo Pita fue impedido de ingresar a México. A su llegada al aeropuerto de Ciudad de México fue detenido por el personal de migración por más de 30 horas.

Así lo denunció en su cuenta de Twitter, donde narra lo sucedido. Su viaje se inició el 2 de diciembre para participar en el festival de Trova de Yucatán. Luego tenía previsto actuaciones en la capital mexicana.

Pita cuenta que al arribar a Ciudad de México fue interrogado por más de cuatro horas por personal de migración. Sin darle explicaciones, le preguntaban sobre las causas de su visita.

Tras insistir le indicaron que su pasaporte tenía una “alerta migratoria restrictiva”. Y pese a que probó que antes había viajado a otros países sin problemas, fue confinado a una celda en el aeropuerto.

“Metidos en un hueco muy pequeño sin ventanas con más de 70 personas con una sola letrina. Sin jabón, ni agua para lavarse. Nos quitaron cinturón y agujetas de los zapatos tal cual en la cárcel y obviamente los teléfonos”, describe Pita.

Asegura que sufrió vejámenes e insultos racistas. Luego de 30 horas de encierro fue liberado para que regrese a Ecuador.

La Cancillería ecuatoriana informó que la embajada en México está investigando los hechos. Agregó que ya han tomado contacto con Pita.

#TodosSomosOVenimosDeMigrantes #AlertaMigratoriaHola amigos. Mi nombre es Ricardo Pita. Cantautor ecuatoriano. Hago este comunicado con mucho dolor en el alma de ver cómo la humanidad está siendo removida de los seres humanos. El día lunes 2 de diciembre salí rumbo a México para cumplir con una gira que tenía programada en ese país, de la mano de una invitación a participar en el Festival Internacional De Trova En Yucatán, donde compartiría escenario con Caetano Veloso, Natalia Lafourcade, Silvio Rodriguez, Pablo Milanés, Kevin Johansen entre otros, y luego hacer presentaciones en la Ciudad de México y Monterrey. Al llegar a migración en el aeropuerto de la Ciudad de México y presentar mi pasaporte, y claramente al ver que era un pasaporte ecuatoriano, me pidieron que pase a una sala donde fui cuestionado sobre mi visita al país por más de 4 horas, sin darme una razón clara de por que lo hacían. Hasta que me dijeron que tenía una ‘alerta migratoria restrictiva.’ Como que tuviera un juicio abierto o algún asunto penal pendiente en el Ecuador, o como si hubiese tenido algún problema legal en otro país, lo cual es falso. Tenía mi pasaporte anterior donde podía mostrar mi paso por Chile, Argentina, Uruguay, Perú, Colombia, España, Francia, Brasil sin ningún problema. Estuve detenido más de 30 horas en un calabozo en el aeropuerto de CDMX. Metidos en un hueco muy pequeño sin ventana con más de 70 personas con una sola letrina. Sin jabón ni agua para lavarse. Nos quitaron cinturón y agujetas de los zapatos tal cual en la carcel y obviamente los teléfonos para que nadie pueda registrar la película de terror que ahí se llevaba a cabo. Con golpes, gritos, insultos racistas y empujones mangoneaban a los compañeros uruguayos, chinos, israelitas, venezolanos y en su mayor cantidad ecuatorianos que ahí se encontraban casi uno encima del otro. Todos desesperados por tener algo de información sobre lo que estaba pasando. Misteriosamente la gran mayoría había llegado a este infierno con la misma aerolínea mexicana INTERJET. La cual parecía tener una especie de negociado con el departamento de migración. No se sorprendían en lo más absoluto de que todos o casi todos sus pasajeros sean detenidos y luego devueltos al país del que venían. Por el otro lado quedo sorprendido de lo inquebrantable que es el espíritu. Bondadosos compañeros de todas las nacionalidades ayudaban, ayudábamos a la gente nueva que llegaba aterrorizada, compartiendo palabras de aliento, lo poco o nada que había de agua y de comida. Los guardias de turno bromeaban y se burlaban diciendo. Porque hoy tan poquitos? Me devolvieron al Ecuador. Al llegar fui directamente a preguntar en migración que como era posible que me dejen salir de el país si hay un problema con mi pasaporte y, mostrándome la pantalla del computador me dicen que no hay ningún problema, que pueden ver todos los países donde he estado sin ninguna novedad y que es una gran mentira de migración en México. Que no están dejando entrar a ningún ecuatoriano porque parecen creer que la mayoría lo usa para quedarse a trabajar o para llegar a EEUU.Es realmente penoso que a gente tan ignorante y cruel se le dé el chance de estar en ese puesto de poder.Quedo con mucho dolor de saber que algunos de los compañeros que conocí siguen ahí encerrados. Algunos sin poderse comunicar por no hablar el idioma local o no tener traductor ni ningún tipo de ayuda para salir de ahí. O hasta sin comer, como el compañero judío que no lograba hacerles entender lo que significaba kosher, o simplemente no les importaba.Al queridísimo pueblo mexicano les quedo en deuda. Espero poder visitarlos y cumplir con las presentaciones muy pronto.Ahora les pido que por favor compartan esta información. Que este mensaje llegue lo más lejos posible para que pase algo. Esta injusticia no puede seguir pasando. Por favor ayúdennos a que esto se sepa. TODOS SOMOS O VENIMOS DE MIGRANTES. Es tiempo de darnos las manos!

Posted by Ricardo Pita on Thursday, December 5, 2019
Noticias relacionadas