Francia logra récord de vacunación tras imponer certificado para decenas de actividades

Lo último

Autor:

Reuters / EFE

Actualizada:

13 Jul 2021 - 19:07

Un grupo de personas aguarda su turno de vacunación en un punto de inmunización en París, Francia, el 13 de julio de 2021. - Foto: EFE

Francia logra récord de vacunación tras imponer certificado para decenas de actividades

Autor:

Reuters / EFE

Actualizada:

13 Jul 2021 - 19:07

Hasta 792.339 vacunas se administraron el martes 13 de julio en Francia, al día siguiente de los anuncios del presidente Emmanuel Macron, que amplió los casos en los que será necesario presentar un certificado de inmunidad del coronavirus para poder acceder a lugares públicos.

“Son792.339 los que han recibido una inyección hoy: récord superado. Este balance debe aún ampliarse y continuar en las próximas semanas”, escribió en Twitter el primer ministro, Jean Castex.

A esto se suman las cerca de dos millones de citas que se han solicitado en 24 horas para recibir finalmente la vacuna contra el Covid-19.

Con esto se han puesto en Francia ya más de 35,9 millones de primeras dosis desde que comenzó la campaña a finales de diciembre, y más de 27,9 millones de personas han recibido la pauta completa.

Macron pronunció la víspera un discurso televisado para anunciar la obligatoriedad del personal sanitario, así como bomberos y otros trabajadores en contacto con personas de grupos prioritarios, de estar vacunados antes del 15 de septiembre para no ser sancionados con expulsiones y sin salario.

A ello se suma la ampliación del certificado sanitario que acredita la vacunación y que hasta ahora se pedía para entrar en discotecas y otros eventos multitudinarios.

A partir del 21 de julio se exigirá también en teatros, cines y otros lugares de espectáculos y desde agosto se ampliará a bares, cafés, restaurantes, centros comerciales, transportes públicos de largo recorrido y más.

El camino para frenar una cuarta ola

Francia tiene un consolidado movimiento antivacunas, pero las autoridades habían confiado en convencer a un número suficiente de personas, incluido el personal médico, para que se vacunaran voluntariamente y frenaran la propagación del virus.

La ralentización de las tasas de vacunación a medida que se acercan las vacaciones de verano y el fuerte aumento de las nuevas infecciones debido a la variante delta, que ahora es dominante, han obligado al Gobierno a reconsiderar su postura.

Antes de este anuncio, Francia había pasado de una media de más de 400.000 dosis al día a finales de mayo a unas 165.000 diarias.

Las medidas del Gobierno buscan frenar la expansión de la cuarta ola, “que ya ha comenzado”, según el portavoz del Ejecutivo, Gabriel Attal, por la llegada de la variante delta.

La presencia de esta cepa ha pasado de representar menos del 5% de los casos a principios de junio al 40% la semana pasada.

“Si no hacemos nada en agosto habrá 20.000 contagios diarios”, temía el ministro de Sanidad, Olivier Véran.

Los datos del del martes 13 de julio confirman el repunte de casos en Francia, con 6.950 nuevos contagios registrados en 24 horas, triplicando la media que había logrado alcanzarse en junio, de unos 2.000 casos al día.

Hubo además que lamentar 54 víctimas mortales, con lo que el número de fallecidos desde marzo de 2020 asciende a 111.407.

Noticias relacionadas