El maestro Jorge Velasco Mackenzie murió en Guayaquil

Lo último

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

24 Sep 2021 - 11:35

El escritor Jorge Velasco Mackenzie falleció en Guayaquil a los 73 años. - Foto: Casa de la Cultura

El maestro Jorge Velasco Mackenzie murió en Guayaquil

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

24 Sep 2021 - 11:51

El escritor guayaquileño Jorge Velasco Mackenzie falleció este viernes, a las 09:45, en en el Hospital Teodoro Maldonado Carbo. Tenía 73 años y deja un enorme legado literario.

Jorge Velasco Mackenzie tenía el don de retratar a la ciudad desde sus entrañas. El Guayaquil marginal que describió en su novela El Rincón de los Justos, encarnada en el ficticio barrio Matavilela, lleno de carencias, lumpen y condenado al olvido.

Esa, y muchas obras más, quedarán para siempre en la memoria de la cultura ecuatoriana y mundial. Velasco murió un viernes, la antesala a la bohemia nocturna de un Guayaquil que vibra cuando llega la noche y se mezcla con el olor a aguardiente.

Falleció en el Hospital del IESS Teodoro Maldonado Carbo, a las 09:45 del 24 de septiembre, a donde llegó un día antes, afectado por las secuelas de un accidente cerebrovascular que sufrió en julio.

Luego del incidente, Velasco había regresado a casa y mostraba signos de recuperación, pero el jueves su salud empeoró. Su familia lo acompañó hasta el último suspiro.

Los restos mortales de Velasco serán velados en una de las salas de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, desde las 16:00 del viernes.

Su legado

Su primer libro se publicó en 1975, una colección de relatos que se llamó De vuelta al paraíso. En 1983 publicó su primera novela El rincón de los justos, una de las obras maestras de Velasco.

Velasco Mackenzie impartió talleres de promoción cultural junto a otro ícono de las letras ecuatorianas, Miguel Donoso Pareja.

Su trayectoria fue reconocida en vida. En 1996 obtuvo el primer lugar en la IV Bienal de Novela Ecuatoriana con la novela En nombre de un amor imaginario, basada en una ficción de la misión geodésica francesa de 1736.

En La casa del fabulante (2014), Velasco relata su experiencia en un centro de desintoxicación, al que asistió por problemas con el alcoholismo.

Noticias relacionadas