Por la pandemia, narcotraficantes cambian rutas para enviar la droga

Lo último

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

25 Jun 2020 - 8:19

Droga incautada por la Policía en el Puerto de Guayaquil, el 24 de mayo. - Foto: Cortesía

Por la pandemia, narcotraficantes cambian rutas para enviar la droga

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

25 Jun 2020 - 8:20

Un informe de la ONU señala que las restricciones para frenar los contagios de Covid-19 han tenido un impacto en el tráfico y producción de droga.

El cultivo de hoja de coca, así como la producción y las incautaciones mundiales de cocaína, se encuentran en máximos históricos, según el último Informe Mundial sobre Drogas de la ONU. El reporte fue presentado en Viena este 25 de junio.

Lo que evidencia la ONU es que debido a la pandemia han cambiado las rutas del narcotráfico desde América del Sur.

En 2020 hay menos salidas desde Venezuela, pero se subraya la creciente importancia de Uruguay como punto de partida de la droga.

Mientras que la reducción del tráfico aéreo de Europa y Estados Unidos, tras la pandemia de Covid-19, ha originado un aumento del envío de cocaína por barco.

Esto explica el incremento de las incautaciones en los puertos europeos en los últimos meses.

Por ejemplo en Ecuador, el pasado 24 de mayo la Policía incautó 1,4 toneladas de cocaína en el Puerto de Guayaquil. El cargamento estaba escondido en productos de exportación que tenían como destino Europa.

La fabricación también fue afectada 

La carestía de algunos precursores químicos para producir cocaína ha afectado también a la fabricación de cocaína.

En Colombia, las fuerzas de seguridad “incrementaron su presión durante la pandemia” y “la campaña de erradicación del arbusto de coca continúa como se planeó”, señala la ONU.

Al mismo tiempo, la producción de cocaína parece haberse frenado en ciertas zonas, especialmente en el este de Colombia, debido a la escasez de gasolina, que es esencial para su fabricación.

La ONU advierte de que la crisis del coronavirus hace más vulnerable al consumo y tráfico en la población pobre de América.

Noticias relacionadas