Alimentarse bien: un arte que se aprende

Contenido Patrocinado

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

22 Oct 2021 - 16:20

Alimentarse bien: un arte que se aprende

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

28 Oct 2021 - 8:37

Según la FAO, alimentarse bien significa elegir todos los nutrientes esenciales para una vida sana. Esto quiere decir que sus comidas diarias deben contener: proteínas, carbohidratos, minerales y vitaminas. Pero no se asuste, porque esto es un arte del que usted puede aprender, de la mano de Pronaca.

La Escuela de Nutrición y Vida Saludable empezó a funcionar desde 2019.  Se trata de espacios a través de los cuales Pronaca comparte conocimientos enfocados en tres pilares: alimentarse bien, realizar actividad física y vivir en armonía.

Esta iniciativa resulta clave en un país como Ecuador con un índice de desnutrición crónica infantil que, según datos de Unicef, afecta al 27,2% de los niños menores de 2 años.

De acuerdo con cifras de Unicef, Ecuador es el segundo país con mayor proporción de desnutrición crónica en América Latina y el Caribe, después de Guatemala.

Pero la malnutrición es una moneda de dos caras.  Es decir que no solo tiene que ver con la desnutrición, sino también con el sobrepeso y la obesidad. 

Sobre este aspecto, las cifras también son reveladoras: el 50% de la población adulta ecuatoriana entre 19 y 59 años presenta problemas de sobrepeso y obesidad.  Así lo evidencia la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) de 2018.

En este contexto, aprender a alimentarse es urgente e inaplazable.  

Un buen hábito empieza casa adentro

La Escuela de Nutrición y Vida Saludable fue un proyecto que inició con los colaboradores de Pronaca, ya que en ellos se reflejaba uno de los aspectos de la problemática nacional.

“En la empresa detectamos colaboradores con obesidad grado 3 y sobrepeso grado 2 que son niveles de riesgo sumamente altos”, explica Morayma Fierro, Jefe de Nutrición de Pronaca.

Sin embargo, en 2020, después del primer año de funcionamiento de la escuela al interior de Pronaca, el 88% de los colaboradores estaban en un proceso de reducción.  Estos resultados llevaron a que la iniciativa llegue también a las personas que están alrededor de los centros de operación de la compañía.

Resumimos esta experiencia en el siguiente video:

En vista de que la escuela se puso en marcha en medio de la pandemia, las familias se conectaban por medio de distintas ‘apps’ y las clases eran virtuales. Pero ¿cómo funciona este proyecto?  El primer contacto con las comunidades lo gestionan los coordinadores del equipo de relaciones comunitarias.  Ellos se contactan con los líderes de cada localidad. Posteriormente, se establece un listado de participantes y toda la comunicación se maneja a través de grupos de WhatsApp.

Cada comunidad se capacita durante tres semanas, en dos días 5 horas, divididos en dos sesiones de 2 horas y 30 minutos.

Conozca qué incidencia ha tenido hasta el momento la Escuela de Nutrición y Vida Saludable, cuyo lema es “Vive bien, Vive saludable”. Hasta el momento, se han capacitado más de 200 personas, en 12 comunidades de varias provincias del Ecuador.

Comer sano también es comer rico

La primera lección de la Escuela de Nutrición y Vida Saludable de Pronaca es derribar el mito de que una buena nutrición tiene mal sabor y solo consiste en verduras.   Así lo explica Ricardo Robalino, chef de innovación culinaria de Pronaca.

Sin embargo, un dato clave es que los vegetales y las frutas son fundamentales para una dieta balanceada. Al respecto, la FAO recomienda su consumo diario porque bajan el colesterol en la sangre, favorecen la digestión, previenen enfermedades cardiovasculares y cáncer, entre otros beneficios.

La clave para comer sano y rico es combinar bien los alimentos. Por ejemplo, ¿a quién no le apetece un enrollado de pollo con queso y salsa de spaghetti? Es una receta fácil, rápida, económica y que contiene, proteína y carbohidratos. Si a esto se acompaña con una ensalada de tomate cherry, lechuga y aguacate, usted tendrá un plato ideal. Que de hecho, esa fue una de las enseñanzas del chef Robalino durante las clases en la Escuela de Nutrición: que cada familia sepa armar su plato ideal.

¿Quieres descubrir más recetas para tu menú diario? Ingresa aquí: https://www.tqma.com.ec/home-recetas.html

Otros hábitos: moverse y vivir en armonía

Estos dos pilares complementan la estrategia de la Escuela de Nutrición y Vida Saludable de Pronaca.  Como consecuencia las clases enfatizan la necesidad de realizar actividad física regularmente. 

Este aspecto cobra aún mayor importancia si se considera que las personas que realizan  actividad física con frecuencia tienen mejor control sobre su  salud. Por ejemplo, tienen mejor presión arterial y peso corporal (Ensanut 2018).

Finalmente, es necesario recordar que alimentarse bien no solo tiene que ver con la ingesta de alimentos.  El ambiente en el que se desarrollen las comidas es importante. Esto significa que si los padres acompañan a sus hijos durante las comidas, los niños tienen mayores probabilidades de comer mejor: más frutas, verduras y carbohidratos complejos en su dieta.  Además evitan dulces y aperitivos salados entre horas.

Aprender sobre los alimentos, tomar agua y dejar la vida sedentaria contribuyen a una mejor calidad de vida. Empiece por preguntarse: ¿Cuáles de esos hábitos aplicas en tu vida?