Contenido Patrocinado

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

14 Nov 2019 - 13:36

El poder de las secuelas y los remakes

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

10 Mar 2020 - 10:58

Terror al fracaso, seguridad del retorno económico, la competencia de las nuevas plataformas de contenido audiovisual son solo algunas de las razones que podrían justificar los remakes. Pero hay una que quizá trasciende a todo enunciado y no es otra que la nostalgia.

Transportarse en el pasado a épocas memorables podría ser para algunos expertos la misión de los remakes o las sagas¿Será acaso que las ideas originales ya no son tan redituables?  Al parecer el mundo audiovisual atraviesa por fases cíclicas en las que la creatividad cuelga los guantes de vez en cuando.  A esto se suma que una película tiene que dejar ganancias y, a veces, los estudios de producción prefieren apostar a la segura.

La nostalgia en el cine es un negocio rentable porque una secuela nos remonta a episodios de la vida en los que fuimos otros, más felices, quizá. Y aquí un dato interesante y es que el idioma nipón la nostalgia es una conexión con los recuerdos que se expresa en una especie de contentamiento y bienestar. De la mano de una película podemos volver a ser aquellos que hoy no reconocemos.

Todos los caminos llevan a Terminator: destino oculto 

Esta es una película que hace honor a Terminator 2: el juicio final, que se estrenó en 1991. Para comprender por qué hay que ver Terminator Destino Oculto es necesario conocer un poco a su antecesora directa. Terminator 2 fue una de las primeras producciones en las que usaron imágenes hechas en computador para dar vida al “malo”.

Además, Terminator2 fue la película más cara de la historia: hacerla costó 100 millones de dólares. Pero la inversión valió la pena, porque recaudó 520 millones dólares en taquilla.

La frase pegó

La frase pegó

“Volveré’ o ” I’ll be back”, está en el número 37 de las mejores frases de película del American Film Institute.

Una más

Una más

Hasta la vista baby o Sayonara baby fue la frase célebre de Terminator 2.  Un acierto más de esta segunda parte de la saga que cautivó por sus efectos especiales. 

La idea del delirio

La idea del delirio

Son varias las fuentes que afirman que la idea de Terminator nació en medio de una pesadilla de James Cameron, provocada por una fiebre muy alta.

Ahora bien, Terminator Destino Oculto está aquí para mostrarnos que el futuro no es más que una línea maleable, que se puede ajustar, cambiar y hasta reinventar si es necesario. En ese camino, podemos derrotar a Skynet (Terminator) cuantas veces haga falta y en todas las líneas de tiempo que nos proponga la saga.

Con Terminator 2 escribimos el futuro, pero con Terminator Destino Oculto descubrimos los aciertos y errores después del juicio final. Juegue usted también con la línea del tiempo y vaya a ver esta secuela en todas las salas de cine a nivel nacional.

La historia

La historia

Han pasado más de dos décadas desde que Sarah Connor evitó el Juicio final, cambió el futuro y reescribió el destino de la raza humana. Ahora Dani Ramos (Natalia Reyes) deberá  encontrar aliados para enfrentarse a un nuevo Terminator, letal y tecnológicamente avanzado —un Rev-9 (Gabriel Luna).

Reunión de estrellas

Reunión de estrellas

Por primera vez en 28 años, reúne al realizador ganador del Oscar James Cameron con las estrellas originales de la franquicia: Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger.

Guión y dirección

Guión y dirección

Terminator: Destino Oculto es dirigida por Tim Miller (Deadpool) a partir de un guion escrito por David Goyer (The Dark Knight, Batman Begins) & Justin Rhodes (Contract Killers, RoboCop Returns), y Billy Ray (Captain Phillips, The Hunger Games).