8. La historia monetaria de Ecuador: dinero con (cada vez) menos respaldo

Contenido Patrocinado

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

16 Ene - 17:03

8. La historia monetaria de Ecuador: dinero con (cada vez) menos respaldo

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

17 Ene - 16:46

Hemos repasado la historia monetaria en el mundo y Ecuador no es la excepción.

Como dijimos, al principio en Ecuador se usaba la concha spondylus recolectada por la cultura Mantense y medio de intercambio en gran parte de las orillas del Pacífico. En la colonia se usaba el “real de a ocho”, la moneda del Imperio Español y la mejor moneda del mundo en aquel entonces.

También en los primeros años de la República había monedas con completo respaldo y apreciadas en todo el mundo por su valor en oro como el doblón ecuatoriano de 8 escudos, elogiado en Moby Dick la famosa novela de Herman Melville. Luego tuvimos bodegueros-banqueros que actuaron bien, y otros que no.

Tuvimos banqueros que cayeron en la trampa de multiplicar el dinero en exceso, unos de buena y otros de mala fe. Pero, sobre todo, tuvimos un Banco Central que se extralimitó en su función básica de proveer a la economía con la cantidad de dinero necesaria para funcionar; es decir, permitir que se pueda intercambiar la producción.

Ahí están los resultados

La inflación: el aumento de precios acumulado entre 1927 (cuando se crea el Banco Central) e inicios del 2000 (cuando termina su función  la moneda nacional) fue enorme. Con muy pocas excepciones, como  el período 1950-1960, cuando la inflación fue muy baja porque los directivos del Banco Central no aceptaban las órdenes del gobierno de imprimir más dinero para financiarle.

La devaluación: la relación entre el sucre y el dólar, era de 2 en 1927  y pasó a 25.000 al inicio del 2000. ¡12.500 veces, casi 14% cada año!

¿Resultado? Hemos vivido casi todo el tiempo en un entorno de enorme incertidumbre monetaria que afecta mucho el desarrollo económico, la inversión, la riqueza y el empleo.

Solo la dolarización abrió una nueva etapa.