Las frutas son claves para una buena alimentación

Contenido Patrocinado

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

3 Abr 2020 - 13:14

Las frutas son claves para una buena alimentación

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

25 Jun 2021 - 15:27

Las frutas y verduras son componentes importantes de una dieta saludable. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir al menos 5 porciones de este grupo de alimentos para evitar enfermedades.

¿Qué tan consientes estamos los ecuatorianos del aporte de las frutas y verduras en la dieta diaria? Le damos algunos datos.  Mientras la OMS recomienda 400 gramos diarios (divididos en 5 porciones), los ecuatorianos ingerimos apenas 183 gramos.  Es decir, 217 gramos menos de lo recomendado, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut 2014).

Frente a este panorama es indispensable repensar nuestra relación con este grupo de alimentos que a más de prevenir enfermedades, son una fuente rica de vitaminas, ácido fólico, minerales, fibra, antioxidantes… La lista de beneficios es casi interminable.

Los especialistas recomiendan comer frutas de colores variados que sean del agrado de quien las va a consumir.  Pero en épocas en las que no hay disponibilidad adecuada de estos alimentos, tiene opciones como purés con igual valor nutritivo a la fruta entera o cruda. 

Lo importante es que tenga en cuenta que el principal ingrediente de estos purés sea precisamente la fruta, sin colorantes, preservantes, saborizantes o azúcar añadida.

Mientras más natural, mejor

Mientras más natural, mejor

A Wanabana le encanta la fruta y saben de lo indispensable que es consumirla tal cual es, por eso la hicieron puré para que la consuma cómodamente, junto a toda su familia, a cualquier hora del día.  Recuerde que el principal y único ingrediente de estos productos es fruta.

Un escudo protector hecho a base de frutas

Los nutrientes en las frutas son indispensables para el mantenimiento de cuerpo. Por ejemplo, el potasio, presente en el guineo, reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Además, es recomendado en jóvenes y niños deportistas porque proporciona carbohidratos que alimentan los músculos y reducen el estrés del ejercicio.

Gabriela Cucalón, MSC Nutricionista Clínica, señala que en la época actual se producen una variedad de sentimientos que llevan a las personas a consumir alimentos que al ser más procesados no las llenan

“Pero si recurrimos a alimentos que tengan un mayor valor de nutrientes, como las frutas, vamos a sentir más saciedad y a su vez estamos aportando a que nuestro sistema inmune funcione de adecuadamente”.

Una opción orgánica

Una opción orgánica

Wanabana sabe lo bueno que es lo natural, por eso tiene una línea de pouches con mezclas deliciosas de frutas y vegetales orgánicos, tanto para adultos como para bebes: frutas solas a partir de los 6 meses y deliciosas y nutritivas combinaciones a partir de los 9 meses.

Cucalón es clara cuando afirma que a nuestro cuerpo hay que darle las herramientas para que se defienda. “Las frutas con sus colores característicos van a tener un rol específico en proveernos de Vitamina C, la Vitamina A y muchas otras.  Y también nos ayudan a pelear contra los radicales libres a los que estamos expuestos en nuestra cotidianidad por las vitaminas y minerales que poseen”, recalca.

La clave: un consumo de frutas sostenido en el tiempo

Está claro que las frutas son esenciales para una buena salud.  Sin embargo, para sacarles un verdadero provecho hay que incorporarlas en nuestra alimentación diaria de manera permanente y no ocasional.  

No se trata de comer “especial” por temporadas: en la época de gripe, por ejemplo.  La clave está en hacer un hábito del consumo de este grupo de alimentos. 

“Las frutas y los vegetales son las número uno de las estrategias que podemos aplicar para cualquier enfermedad crónica”, enfatiza Cucalón.

La variedad es otro aspecto importante.  En la medida de lo posible debe consumir distintos tipos de frutas preferiblemente crudas.

Apunte a mantener un balance y no se concentre solo un grupo de frutas.  Su porción diaria de estos alimentos debe ser tan variada como los colores del arcoíris, recuérdelo.