Tecnología, la gran aliada de la crianza

Contenido Patrocinado

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

24 Sep 2019 - 13:06

Tecnología, la gran aliada de la crianza

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

28 Feb 2020 - 16:09

Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Inec) 9 de cada 10 hogares en el país poseen al menos un teléfono celular, el 52,0% de la población de 5 años en adelante utilizó computadora. La tecnología es la gran emperatriz de nuestra cotidianidad. Sin embargo, y por muy descabellado que suene para algunos padres, la crianza y los recursos tecnológicos están destinados a entenderse.

Preroll

El fuego, la rueda, la escritura, la imprenta son tecnologías de sus respectivas épocas que causaron revuelo.  De la imprenta, por ejemplo, decían que era un desacierto, casi una aberración.  Con ese invento la lectura y la escritura dejaron de ser patrimonio de unas minorías; en cierta medida el conocimiento se democratizó.  

Superposición

Todos aquellos medios que facilitan el flujo de información vinieron para quedarse y desarrollarse.  No es casual que se hayan vuelto casi una prótesis de nuestro cuerpo.  Pero ¿cómo hacer para que el teléfono inteligente, la tableta y el computador se conviertan en verdaderos aliados del proceso de crianza?

Lo primero es reconocer que en el universo de padres pululan tres tipos, en función de su relación con la tecnología: los que están por fuera, los que están en medio y los tecnológicos.  Para la educadora María Belén Verdezoto, el gran reto de estos papás es promover la autorregulación en sus hijos. Al respecto, Verdezoto explica cuál es la gran tarea de los padres.

En el mismo terreno de los desafíos que plantea la crianza, mediada por las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), Gissela Echeverría Castro, en su libro Conéctese con sus hijos para que se desconecten de la red, plantea tres máximas:

  • Establecer conexiones emocionales con los hijos.  Comunicarse conscientemente con ellos.
  • No hay que prohibir o temer a la tecnología.
  • Hay que servirse de la tecnología como instrumento de educación.

En paralelo, es importante reconocer que el aprendizaje no es solamente de los niños.  Verdezoto es enfática al mencionar que los padres suelen creerse iluminados y que no tienen nada que aprender, cuando por el contrario deben observar e instruirse de sus hijos porque los errores de ellos son también los suyos.  Al respecto, Echeverría Castro sostiene que los papás y los educadores están llamados a desarrollar nuevas formas de relacionarse y comunicarse con los niños que ven a la tecnología como algo natural. 

¿Qué pasa con las redes sociales?

Es necesario reconocer que las redes sociales con una nueva plataforma de relacionamiento y frente a eso los chicos no pueden abstraerse de ellas. En este sentido los padres deben poner reglas, como lo hacen con los horarios de comida por poner un ejemplo clásico. Sin embargo, además de plantear la norma, los adultos deben involucrarse con sus hijos en el uso de estas plataformas y crear espacios comunes para la interacción en redes virtuales. Aquí la generación de criterio es fundamental.

Algunas de las situaciones que pueden tener como escenario las redes sociales se exponen en la siguiente infografía:

*Haga click sobre la imagen para interactuar. Coloque el mouse sobre las palabras para desplegar contenido.

Varios expertos consideran que los peligros están ahí y la labor de los padres es adiestrar lo suficiente a sus hijos para que los perciban y los enfrenten. El diálogo permanente con los chicos sigue siendo la clave para permitirles nadar en el mar tecnológico sin que sean atrapado en sus aguas profundas.