Todo lo que usted debe saber para evitar la gripe y el resfriado

Contenido Patrocinado

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

10 Feb - 8:56

Todo lo que usted debe saber para evitar la gripe y el resfriado

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

10 Feb - 8:56

Los trimestres de enero a marzo y de julio a septiembre presentan los picos más altos de estas enfermedades que si bien se parecen no son iguales. Aprenda a diferenciarlas y sobre todo a prevenirlas.

No los confunda.  Tener gripe o resfriado no es lo mismo.  Cuando usted tiene un resfriado lo más común es la secreción nasal, algo de tos y, en ocasiones, fiebre que no supera los 38.5 grados.  En el caso de la gripe tendrá malestar general del cuerpo, intensos dolores musculares, fiebres de hasta 40 grados, además de secreción nasal, tos y dolor de garganta.

Pueden ayudarlo

Pueden ayudarlo

En el mercado hay productos naturales como el propóleo que, por sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias, suele ser recomendado para tratar afecciones respiratorias, bucales, digestivas o dermatológicas. 

Los virus que provocan la gripe no son los mismos que causan el resfriado.  Los virus responsables de la gripe son los de la influenza.  Mientras que el resfriado se produce por los llamados rinovirus.

En ambos casos: gripe o resfriado, la prevención es la clave. Es importante mantener un sistema inmune fuerte.

Vitamina C

Vitamina C

Samuel Campbell, biólogo de la Universidad de Alabama (EE UU) comprobó que la Vitamina C tiene un efecto desestresante.  Además, ayuda a reducir la presión arterial en pacientes hipertensos.  Inclusive, hay estudios que demuestran que esta vitamina es una gran aliada contra el cáncer por sus efectos antioxidantes.  Y la cereza del pastel es que ayuda a la piel: evita su daño y favorece la curación de heridas.  En el mercado hay una serie de suplementos de esta vitamina. 

La gripe es más molesta -y peligrosa- que el resfriado.  El resfriado común se localiza, generalmente, en la nariz y garganta; en cambio el virus de la gripe (influenza) invade todo el torrente circulatorio y diferentes órganos del cuerpo. En el caso de los niños, pueden presentar síntomas respiratorios y también digestivos.

¿Cómo diferenciar acertadamente gripe y resfriado?  El termómetro es clave.  Medir y monitorear la temperatura dará al paciente indicios de cuándo es necesario únicamente guardar reposo y cuándo debe indiscutiblemente ir al médico.

¿Siempre debo llevar a los niños al médico?  Los padres deben aprender a reconocer de forma precoz los signos de alerta.  Si el niño o niña tiene tos con secreción nasal; no tiene fiebre elevada, la respiración es normal y sin esfuerzo  y no hay decaimiento importante, podría permanecer en la casa. 

Control de síntomas. El pediatra, especialista en enfermedades respiratorias, Freddy Maldonado, recomienda a los pacientes que midan su temperatura, hagan reposo tomen  líquidos. Si no tienen fiebres altas y se sienten mejor al tercer día, no deberían acudir al médico. Pero si la fiebre va incrementándose, su estado general es de mucho decaimiento y los síntomas van aumentando a partir de las 48 horas, debe acudir al médico.

¿Complicaciones?  En el caso de la gripe si no se atienden a tiempo los síntomas, el cuadro podría derivar en neumonía o bronquitis.  El resfriado común no tiene estas complicaciones.