Lunes, 15 de abril de 2024

Locales aledaños a la cárcel de Ambato, al borde de la quiebra

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

2 Abr 2024 - 15:13

Son alrededor de 130 locales cercanos a la cárcel de Ambato que están en el área cerrada por los militares, desde que empezó el estado de excepción en Ecuador el 8 de enero de 2024.

Afuera de los locales en la avenida El Cóndor, cerca de la cárcel de Ambato, hay letreros en los que piden la apertura de las calles.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

2 Abr 2024 - 15:13

Afuera de los locales en la avenida El Cóndor, cerca de la cárcel de Ambato, hay letreros en los que piden la apertura de las calles. - Foto: PRIMICIAS

Son alrededor de 130 locales cercanos a la cárcel de Ambato que están en el área cerrada por los militares, desde que empezó el estado de excepción en Ecuador el 8 de enero de 2024.

Calles cerradas y oportunidades desvanecidas se observan en los alrededores de la avenida El Cóndor y Real Audiencia, en el sur de Ambato (Tungurahua). Son cerca de 130 comerciantes, quienes aseguran que enfrentan una crisis sin precedentes.

En medio de estas dos avenidas, en el sur de Ambato, está el Centro de Privación de Libertad Tungurahua 1. El cierre repentino de las calles adyacentes ha dejado a estos emprendedores luchando por su supervivencia económica.

Lo que alguna vez fue un sitio de mucho movimiento vehicular y de actividad comercial, ahora yace en silencio, con locales vacíos, cerrados y con carteles que ondean con desesperación, como un grito desesperado, frases como “Necesitamos trabajar”.

La decisión del cierre de estas vías de acceso, destinada a aumentar la seguridad en los alrededores de la prisión, empezó el lunes 8 de enero, con el estado de excepción en el país.

"Nos sentimos abandonados por las autoridades", lamenta Jorge Chato, propietario de una estética.

"Antes llegaban hasta diez clientes al día, pero ahora apenas llegan tres. Hay días en los que no entra nadie, porque deben caminar mucho para llegar hasta el local, ya que los militares bloquearon varias cuadras. Estamos al borde de la quiebra", dice Jorge.

Adriana Moscoso, quien tiene un local de cabinas telefónicas y una tienda de abarrotes, se muestra desesperada, peor aún con el aumento del IVA al 15%.

“Hay que pagar arriendo y cuando uno mismo es el jefe y no vende, desespera mucho más. Solo pedimos que nos abran las calles y que los militares sigan”, recalcó la comerciante.

Una semana más de espera

En esta encrucijada, los comerciantes buscan desesperadamente una luz al final del túnel. Se han organizado y han acudido a plantones para pedir audiencia con el gobernador.

Segundo Naula, presidente del barrio Buen Pastor, mencionó que en la propuesta presentada al gobernador de Tungurahua, Santiago Vargas, solicitaron la apertura de las calles Primera Constituyente, los tramos de la avenida El Cóndor y Real Audiencia, adyacentes a la cárcel.

Pero piden que los militares y policías sigan resguardando toda el área, porque se sienten más seguros con la presencia de los uniformados.

Locales ubicados cerca de la cárcel de Ambato piden reabrir las calles para superar la crisis.

Locales ubicados cerca de la cárcel de Ambato piden reabrir las calles para superar la crisis.  PRIMICIAS

También que la cárcel sea retirada del sitio y se proponga al presidente de la República, Daniel Noboa, que la construcción sea en el sector El Arenal, que está en los límites entre Tungurahua y Bolívar.

Naula aseguró que el gobernador les pidió que esperaran hasta el lunes 8 de abril, cuando termina el estado de excepción, para ver qué medidas se adoptan para seguir con la seguridad, pero sin interrumpir el paso.