Los 10 peores hábitos alimenticios de los ecuatorianos

Sociedad

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

4 Jun - 15:55

- Foto: Pixabay

Los 10 peores hábitos alimenticios de los ecuatorianos

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

4 Jun - 15:55

Seis de cada 10 ecuatorianos tienen sobrepeso, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), elaborada por el Ministerio de Salud Pública.

Los médicos consultados por PRIMICIAS aseguran que la sociedad corre el riesgo de tener una alta incidencia de casos de sobrepeso y obesidad. ¿En dónde está el problema?

Desayunar mal

Agua tibia

Desayunar mal

En el desayuno muchas personas reemplazan el jugo de frutas natural por una gaseosa o un café endulzado con azúcar blanca. Para la doctora Dolores Rodríguez, jefa del Servicio de Nutrición de SOLCA Guayaquil, es recomendable beber un vaso de agua tibia al despertar. Luego desayunar una fruta, una porción de proteína (huevo) y otra de carbohidratos (pan integral).

Hacer ayunos “milagrosos”

Fruta

Hacer ayunos “milagrosos”

La nutricionista guayaquileña Sussy Corral Rivadeneira advierte sobre los riesgos de la moda de ayunar una vez a la semana o durante horas en el día. Para bajar de peso no es necesario ayunar, basta con reducir el tamaño de las porciones en las tres comidas principales y comer dos pequeñas colaciones, como una manzana o un puñado de almendras.

Armar una 'bomba' de carbohidratos

Dieta

Armar una ‘bomba’ de carbohidratos

El ecuatoriano promedio consume una dieta compuesta por hasta 80% de carbohidratos. La regla es no ingerir más de 60%, dice la nutricionista Sussy Corral. Evite combinar papa, fideos, arroz, pan o fréjoles en una sola comida, ya sea el almuerzo o la merienda. 

Comer con cronómetro

Tiempo

Comer con cronómetro

Almorzar  mirando el celular o hablando por teléfono no nos permite alimentarnos de manera consciente y lenta. “Comemos muy rápido”, expresa el médico Alberto Daccach Plaza, especialista en cirugías bariátricas. Tome al menos 20 minutos para ingerir desayuno, almuerzo o cena, sin ceder ante las  distracciones y el estrés.

Ser melosos

Azúcar

Ser melosos

En una dieta promedio de 2.000 a 2.500 calorías, el consumo de azúcar no debería superar los 25 gramos o el equivalente a cinco cucharaditas de té por día. Tome jugos de fruta solo en las mañanas y, si es posible, coma la fruta entera.

Vivir la ilusión de lo light

Snacks

Vivir la ilusión de lo light

Los alimentos procesados, como las barras energéticas, son bajos en azúcar o grasas, pero contienen aspartame, sucralosa y clorhidratos, cuyos efectos aún están siendo investigados. Lo ideal es volver a la comida “de los abuelitos” y, por ejemplo, preparar la avena en casa, añade Corral.

Demasiadas bielas

Alcohol

Demasiadas bielas

Mezclar alcohol, como cerveza o vino, con las comidas es habitual para los ecuatorianos durante la merienda. En su libro Dieta del paciente, la doctora Rodríguez aconseja ingerir dosis muy bajas de alcohol, máximo una copa de vino tinto a la semana.

Cenas tardías

Noche

Cenas tardías

El hábito de cenar tarde aumenta las posibilidades de padecer diabetes tipo II u otra enfermedad crónica.  De acuerdo con Corral, lo indicado es merendar siguiendo la “crono nutrición”. Es decir, mientras haya un horario de luz (19:00) que permita al organismo digerir la comida. 

Abusar de los restaurantes

Lunch

Abusar de los restaurantes

“No solo comemos fuera durante los fines de semana, sino todos los días”, dice el cirujano Daccach. Si por el trabajo o la rutina no es posible almorzar en casa, lleve una lonchera con frutas, vegetales frescos cortados, pan integral, galletas bajas en sal y yogurt.

Cero actividad física

Ejercicio

Cero actividad física

Una rutina básica es 30 minutos diarios de ejercicio durante cinco días a la semana es recomendable. Corral también aconseja revivir un hobby, como pintar, bailar, cantar para calmar la ansiedad que nos lleva a comer de más.

Noticias relacionadas