Adictos a las drogas superan la oferta de rehabilitación en Guayaquil

Sociedad

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

25 Oct - 16:25

La clínica móvil del Municipio de Guayaquil realiza un tratamiento ambulatorio para adictos a las drogas. Atienda hasta 100 pacientes al día. - Foto: PRIMICIAS

Adictos a las drogas superan la oferta de rehabilitación en Guayaquil

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

30 Oct - 15:25

La Gobernación del Guayas junto a la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (ACESS) ha clausurado cinco centros clandestinos en Guayaquil en dos semanas. La clínica móvil del Municipio recibe diariamente hasta 100 adictos a la H y otras drogas.

Las clínicas de rehabilitación clandestinas son un problema de seguridad en Guayas. El 12 de octubre uno de esos centros, ubicado en la cooperativa ‘Proletarios con Tierra’ del Guasmo (sur de Guayaquil), se incendió. Murieron 10 personas.

No es la primera vez que ocurre. PRIMICIAS alertó de la problemática en mayo luego del suicidio de un joven y la muerte de otros 18 adictos en una clínica sin permiso de funcionamiento.

Con esos antecedentes, la Gobernación provincial ha emprendido nuevos operativos. Solo en octubre se han clausurado cinco establecimientos, ubicados en Guasmo, Isla Trinitaria y Suburbio.

Mientras que en la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) se han realizado 79 operativos y 47 clausuras preventivas en 2019.

José, quien prefiere no dar su apellido, expresa que la demanda de adictos a las drogas supera la oferta de clínicas, tanto legales y clandestinas.

Hoy él labora en una clínica móvil instalada por el Municipio de Guayaquil para tratar las adicciones. Al día dice reciben hasta 100 pacientes. Allí brindan atención psicológica y medicamentos de forma ambulatoria para tratar el síndrome de abstinencia.

“Es muy difícil para los chicos superar la droga, deben alejarse de las amistades negativas y si recaen pierden la gratuidad del tratamiento”, añade José.

Ante la desesperación, las clínicas clandestinas son una opción para los familiares.

Tratamientos con golpes y costosos 

El Gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart, confirma a PRIMICIAS que existen 100 clínicas en Guayaquil, que operan sin permiso municipal.

Además hay otras 73 clínicas de rehabilitación, que desde enero están buscando renovar la licencia con la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (ACESS).

También en la ciudad funcionan tres Centros Especializados en Tratamiento a Personas con Consumo Problemático de Alcohol y otras drogas (CETAD), que son gratuitos y vigilados por el Ministerio de Salud (MSP).

Según el MSP, estos tres centros suman 91 camas, y 61 están destinadas para adolescentes entre 12 y 17 años.

Inés Castro sabe de esta realidad. Es madre de un joven de 24 años con adicción a la droga H desde que tenía 15. En dos ocasiones acudió a clínicas clandestinas, por desesperación.

Ambos lugares estaban en el cantón Pedro Carbo (Guayas). La primera vez le pidieron USD 700 dólares por 6 meses de internamiento, pagó USD 500 como abono pero su hijo escapó al mes; nunca le devolvieron el dinero.

Luego acudió a otro sitio; invirtió USD 400 y retiró a su familiar antes de que cumpla el tratamiento porque lucía moribundo y golpeado.

Ella calcula que ha gastado USD 4.000 intentando que su hijo se rehabilite, algo que todavía no lo logra, pese a que ya tiene un nieto.

Inés luce rendida: “Es una decisión de él, solo él puede curarse, yo le he dicho que cuando se muera le daré café a sus amigos hacheros”.

En un último intento llevó a su hijo a la clínica móvil del Municipio, que esta semana se ubicó en Pascuales. Esperó cuatro horas debido a la cantidad de gente en el lugar.

Pero estas cuatro horas son la alternativa a un centro clandestino, que opera sin las mínimas seguridades.

En estas clínicas, para evitar la fuga encierran a los pacientes y ellos ante la desesperación por la abstinencia, inician fuegos que terminan en tragedia.

“Los enfermos no cuentan con condiciones mínimas para su recuperación. Son confinados a estrechas habitaciones sin ventilación”, expresa el Gobernador Duart.

Según el funcionario, han encontrado en los operativos clínicas con deficiencias eléctricas o conexiones hechas de forma artesanal.

“Estamos analizando crear nuevos espacios para la rehabilitación. Ya hemos conversado con Inmobiliar y el Ministerio de Salud, para poder buscar la infraestructura adecuada”, concluye el Gobernador.

También le puede interesar: 

Noticias relacionadas