La Aerovía altera el comercio y paisaje del centro de Guayaquil

Sociedad

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

8 Ago - 20:28

Según la Municipalidad de Guayaquil, la Aerovía tiene un avance de más del 50%. Una de las estaciones se levanta en la calle Quito, centro de la ciudad. - Foto: PRIMICIAS

La Aerovía altera el comercio y paisaje del centro de Guayaquil

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

8 Ago - 20:28

La primera fase de la Aerovía, una obra iniciada en la administración de Jaime Nebot, se entregará en marzo de 2020. Los trabajos de una de las estaciones en las avenidas 9 de Octubre y Quito continúan día y noche.

Desde los inicios de su construcción, el sistema de monocables Aerovía ha enfrentado reparos. Hay críticas por la forma de financiamiento y dudas sobre si aliviará el tránsito en Guayaquil.

Los transeúntes se quejan del ruido que genera la obra, y los dueños de locales cercanos a las estaciones dicen que han perdido dinero porque las calles están cerradas y hay poco movimiento.

Justo en la intersección de la avenida Quito y 9 de octubre, en el centro de la ciudad, había un almacén de telefonía celular. Fue cerrado días antes de la construcción y desde mayo de 2018 el lugar está en alquiler, cuenta Segundo Guananga, quien trabaja en la zona.

Uno de los almacenes cercanos a la Aerovía cerró días antes de iniciar la construcción de la obra en mayo de 2018.

Uno de los almacenes cercanos a la Aerovía cerró días antes de iniciar la construcción de la obra en mayo de 2018.  

PRIMICIAS resume tres de los principales cuestionamientos a este sistema de movilidad.

  • ¿Quién recibirá las ganancias de la Aerovía?

    La inversión total de la obra es USD 134 millones, el 85% lo cubrirá el Municipio a través de un crédito de la Agencia Francesa de Desarrollo.

    Lo restante será asumido por el consorcio Aerosuspendido, integrado por la empresa POMA S.A. y Sofratesa.

    Se cuestiona que este consorcio recibirá las ganancias generadas en la obra, especialmente del pasaje definido en USD 0,70. Mientras que la ciudad deberá pagar por 20 años el crédito a la Agencia Francesa sin obtener rentabilidad. 

    Pero la ATM (Agencia de Tránsito Municipal), que asume el 50% de la deuda, defiende el contrato.

    “La ciudad invierte en infraestructura vial y de estaciones, mientras que el transportista invierte en sus unidades y la operación, así el Municipio no asume ningún riesgo”, dice Andrés Roche, gerente de la ATM. 

    Roche asegura que el modelo de Guayaquil es distinto porque delega a la empresa privada y no utiliza ningún subsidio del Estado. Según la ATM, esto sí ocurre con el Metro de Quito y el Tranvía de Cuenca. 

  • Cabinas tendrán espacio para 10 personas

    Una de las estaciones de la aerovía se construye en las avenidas Quito y 9 de Octubre, una zona donde confluye el edificio de la Casa de la Cultura y la Corte de Justicia. 

    A lo lejos luce como un gran nave espacial de cemento y hierro que aterriza sobre la calle. La meta es que el sistema transporte 40.000 pasajeros al día desde Guayaquil hasta Durán y viceversa.  

    Según la agencia Aerovía, esta primera fase ayudará a descongestionar el tráfico en el puente de la Unidad Nacional. Se estima que el viaje de 4,1 kilómetros tome 20 minutos frente a los 45 minutos en auto. 

    David Zúñiga vive en Durán y dice que desconoce los detalles técnicos o rutas de la Aerovía. “No sé si será un alivio para los ciudadanos, la gente que seguirá usando una taxiruta porque lo deja más cerca del trabajo”, comenta. 

    El servicio de taxirutas es común en el cantón Durán y el pasaje cuesta 1 dólar. 

  • Un proyecto sin visión social

    Para justificar la Aerovía, la ATM ha puesto de ejemplo dos proyectos similares de monocables en Sudamérica. 

    En Medellín funciona el Metrocable y en La Paz tienen Mi Teleférico. 

    Xavier Flores Aguirre, abogado y crítico de la administración socialcristiana, sostiene que la Aerovía es una mala copia del sistema de Medellín. 

    Comenta que en la ciudad colombiana, el sistema llegó acompañado de ordenanzas que incentivaron la creación de bibliotecas, bancos y otros negocios en los alrededores ocasionando que los barrios mejoren.

    En Guayaquil, el “proyecto no tiene una visión social y sirve solo para transportar gente”, agrega. 

¿Qué opinan los ciudadanos? 

El pasado 30 de julio, Jaime Nebot recorrió una de las estaciones de la Aerovía junto a la alcaldesa Cynthia Viteri. Allí anunciaron que la ATM estudia dos nuevas rutas para el sistema.

Al margen de los anuncios, los consultados tienen opiniones encontradas sobre el impacto del proyecto de movilidad. Varios ciudadanos hablaron para las cámaras de PRIMICIAS.

Noticias relacionadas