Alcalde pide examen para verificar si hubo irregularidades en permisos para Botaniqo

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

26 May 2022 - 0:03

Oficinas de venta del proyecto Botaniqo, el 6 de agosto de 2021. - Foto: Primicias

Alcalde pide examen para verificar si hubo irregularidades en permisos para Botaniqo

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

26 May 2022 - 18:10

La constructora Uribe Schwarzkopf defiende que los permisos de construcción cumplen con las normas municipales.

La construcción del proyecto inmobiliario Botaniqo en el valle de Cumbayá, al nororiente de Quito, avanza en medio de una nueva polémica.

El alcalde de Quito, Santiago Guarderas, pidió a la Contraloría General del Estado un examen especial para constatar que estos procesos para la obtención de permisos hayan cumplido con todas las normas municipales:

  • Entrega de la licencia de construcción.
  • Asignación de datos del terreno.
  • Concesión onerosa de derechos.

Guarderas señala que “el organismo de control considerará el análisis de los trámites y resoluciones que se emitieron para la aprobación del proyecto Botaniqo hasta el 31 de agosto de 2021. Es decir, lo hecho por el Municipio de Quito antes del inicio de mis funciones”.

El pedido de Guarderas involucra, sobre todo, a la Secretaría de Territorio y a la Administración Zonal Tumbaco.

La primera entidad fue la encargada de asignar los datos al terreno en el que se construye el proyecto inmobiliario, mientras que la administración zonal emitió la licencia de construcción.

Obreros realizan los primeros trabajos en el proyecto Botaniqo, que se construye en Cumbayá.

Obreros realizan los primeros trabajos en el proyecto Botaniqo, que se construye en Cumbayá. cortesía Uribe Schwarzkopf

Vladimir Tapia, secretario de Territorio, Habitat y Vivienda, explica que el terreno en el que se levanta Botaniqo no contaba con los datos de zonificación necesarios para saber qué tipo de construcción podía aprobarse.

“Lo que hicimos fue analizar las zonificaciones que hay en el sector para asignarle al terreno los mismos datos de aprovechamiento urbanístico (número de pisos) y aprobar, a través de una resolución del Concejo Metropolitano, un máximo de tres y cuatro pisos”, dice Tapia.

Además, recuerda que el Concejo Metropolitano aprobó la asignación de pisos, con base en el informe de la Secretaría de Territorio y dio paso para que la Administración Zonal Tumbaco entregue la licencia de construcción. Este es el último requisito que necesita una constructora para empezar las obras.

Sobre la posibilidad de que hayan existido irregularidades en la asignación de datos del terreno o en los permisos de construcción, Tapia dice que “todo el proceso se hizo en el marco de la ley”.

Agrega que “puede o no gustarnos lo que dice la norma aprobada por el Concejo sobre el aprovechamiento del terreno que hace cada constructora, pero nosotros como funcionarios cumplimos con que se respete la ley”.

Tapia dice que “el nuevo Plan de Uso y Gestión de Suelo elimina los instrumentos que han producido desequilibrios urbanos en la ciudad”.

Desde la Administración Zonal Tumbaco señalan que todavía no se pronunciarán sobre el pedido de Guarderas, “puesto que aún no nos han notificado el inicio del examen”.

Mientras que Uribe Schwarzkopf se limitó a decir que “la ley permite que se revise lo que requiera ser revisado. La información es pública y el proceso ha sido transparente”.

En entrevistas pasadas con este diario, el presidente ejecutivo de Uribe Schwarzkopf, Joseph Schwarzkopf, dijo que la constructora obtuvo los permisos de construcción cumpliendo las normas municipales que deben seguir los proyectos inmobiliarios en Quito.

Tapia dice que “el Botaniqo se aprobó sin preferencias, como cualquier otro proyecto”.

“Resoluciones a la carta”

Desde el anuncio de la construcción del proyecto Botaniqo, diversas organizaciones sociales y barriales han mostrado su descontento.

Una de ellas es el Cabildo Cívico de Quito. Su representante, William Buitrón, sostiene que hubo irregularidades en la entrega de los permisos por parte de la Administración Zonal de Tumbaco.

Hubo “resoluciones a la carta, pues entre 2019 y 2020 hubo cambios en dos resoluciones sin que existieran estudios municipales o independientes”, dice.

Buitrón señala, además, que el impacto del proyecto inmobiliario se reflejará en el aumento del tránsito vehicular en el sector y en la aparición de problemas ambientales.

Personas protestan por la construcción del proyecto Botaniqo, el 2 de abril de 2022.

Personas protestan por la construcción del proyecto Botaniqo, el 2 de abril de 2022. Tumbaco Informado

El concejal Omar Cevallos señala que desde hace varios años ha habido advertencias sobre la construcción de Botaniqo. “La aprobación se hizo para una etapa y no para las tres que contempla”, recuerda.

Además, el concejal Juan Carlos Fiallo insiste en que el valle de Cumbayá necesita un plan de desarrollo habitacional para evitar que existan problemas ambientales, de movilidad y excesiva densificación.

Datos de la Secretaría de Territorio señalan que Cumbayá es una de las zonas en las que se construyen más proyectos habitaciones. En lo que va de 2022, la entidad municipal ha registrado más de 50 de estos planes.

Noticias relacionadas