Martes, 27 de febrero de 2024

Las autoridades aplican un plan para salvar a la Chola Cuencana

Autor:

Jackeline Beltrán

Actualizada:

2 Jul 2023 - 5:25

El sector de la capital azuaya es monitoreado permanentemente. Se busca recuperar el espacio público y mejorar la seguridad.

Operativos de seguridad en la Chola Cuencana el 29 de junio de 2023.

Autor: Jackeline Beltrán

Actualizada:

2 Jul 2023 - 5:25

Operativos de seguridad en la Chola Cuencana el 29 de junio de 2023. - Foto: Consejo de Seguridad Ciudadana.

El sector de la capital azuaya es monitoreado permanentemente. Se busca recuperar el espacio público y mejorar la seguridad.

Desde el redondel de la Chola Cuencana, en la entrada al centro de la capital azuaya, se escucha una voz que repite a los ciudadanos: "Atención: están siendo monitoreados de forma permanente; si se identifican irregularidades, los organismos de control procederán según sus competencias".

Mientras los altoparlantes repiten el mensaje, en la sala de monitoreo del Consejo de Seguridad Ciudadana de Cuenca las 12 pantallas de gran tamaño muestran todo lo que ocurre en uno de los puntos críticos de la capital azuaya: la Chola Cuencana.

Desde esas pantallas se ha podido ver ciudadanos con armas de fuego, vehículos que dan vuelta a una misma calle durante las noches y jóvenes que intercambian droga en las esquinas.

También se pueden seguir a los sospechosos que merodean los negocios y a las personas que ingresan varias veces al día a los hostales del sector.

El lunar de Cuenca

Las autoridades han llegado a calificar a la Chola Cuencana como "el lunar de Cuenca". Se trata de sector comercial, anteriormente turístico, que hoy está empañado por las riñas, los robos, la prostitución clandestina y el microtráfico.

Por eso, desde el 11 de junio de 2023 hay más cámaras de videovigilancia y un sistema de monitoreo 24/7 en la zona. Esa es una de las medidas que implementó el Municipio de Cuenca como parte de un plan de seguridad para recuperar el sector.

No solo los monitores del Consejo de Seguridad tienen acceso al sistema de videovigilancia. Cualquier ciudadano puede seguir la transmisión de las cámaras, a través de la página web de la institución.

El plan incluye las siguientes medidas:

  • Instalación de un sistema de videovigilancia que opera 24/7, se transmite en tiempo real y es de acceso libre
  • Más presencia de policías, guardias municipales, militares y operativos diarios.
  • Control a los negocios que se prestan para actividades no autorizadas.
  • Control de los espacios públicos.
  • Intervención urbana para mejorar el aspecto del lugar.
Sala de monitoreo del Consejo de Seguridad Ciudadana de Cuenca.

Sala de monitoreo del Consejo de Seguridad Ciudadana de Cuenca. 

Prostitución y microtráfico

La implementación de estas medidas busca disminuir al máximo los factores de riesgo que hay en la Chola Cuencana, explica Pablo Cueva, director del Consejo de Seguridad Ciudadana de Cuenca.

Por ejemplo, la madrugada del 25 de junio, a las 00:01, los monitores captaron a través de las cámaras a un sujeto con un arma de fuego que caminaba por la avenida España. Se dio aviso a la Policía, que está a unos metros de ahí, y en menos de 15 minutos fue detenido.

Desde el 11 hasta el 30 de junio, los monitores detectaron 64 incidencias en la Chola Cuencana. Los principales problemas registrados en la zona son prostitución, alcoholismo y microtráfico de drogas.

En el reporte de incidencias, la presencia de bebedores ocupa un 35% y la prostitución representa un 27%.

La presencia de trabajadoras sexuales es uno de los temas críticos, asegura el director del Consejo de Seguridad Ciudadana. Porque detrás de esa actividad hay otros problemas. 

Pablo Cueva explica que es un problema complejo de tratar. Según la Policía, la prostitución en este lugar sirve de fachada para otros delitos, incluso la trata de personas.

"Hay hoteles que se han convertido en residencias de paso y eso vamos a controlar", explica. El Municipio empezó a notificar a los propietarios de esos establecimientos, porque su permiso de funcionamiento no les permite dar esos servicios.

Inseguridad afecta al comercio

La Chola Cuencana está a solo 500 metros de la terminal terrestre y a 1.5 kilómetros del aeropuerto de la capital azuaya. "Es la puerta de entrada al centro histórico", dice Iván Pesántez, un antiguo habitante del sector.

Pesántez tiene un comercio de venta de artículos para el hogar. Su local se volvió tradicional, no solo entre la gente del barrio, sino en toda la ciudad. "Pero ahora los clientes ya no quieren venir, por la inseguridad", cuenta a PRIMICIAS.

“La Chola nunca ha sido una zona roja. Aquí crecieron nuestros hijos, es nuestro barrio”, cuenta Carmen, propietaria de un hotel que es tradicional en el sector. 

Años atrás, la época vacacional era muy esperada porque llegaban los turistas. Al estar cerca del terminal terrestre y el aeropuerto, era un buen sector para hospedarse, recuerda Carmen.  

“Pero, ahora, todos nos ven como una zona peligrosa y eso nos afecta”, añade la mujer.  

Cuenta que pocos turistas se atreven a caminar por la calle donde está su hotel. Ni siquiera los cuencanos van por ahí, porque hay una sensación de inseguridad, relata.

Su vecina Martha vive una realidad similar. "Todos sabemos dónde ocurren los problemas, las autoridades saben, la Policía sabe; ahora esperamos que actúen", expresa la mujer.

La unidad móvil del Consejo de Seguridad Ciudadana se ubica a diario en la Chola Cuencana.

La unidad móvil del Consejo de Seguridad Ciudadana se ubica a diario en la Chola Cuencana.  Cortesía.

Recuperar el espacio público

El Municipio ofrece devolver esa vida de barrio a la Chola Cuencana. Cueva explica que el plan de seguridad incluye la recuperación y mejora del espacio público.

“Queremos que sea considerado un espacio recreativo, en donde la ciudadanía pueda transitar con seguridad, confianza y disfrute del turismo”, sostiene.

El primer paso es recuperar el espacio. Para ello, desde junio, los operativos de seguridad en este sector son casi a diario. Llegan policías, guardias municipales, agentes de tránsito y otras entidades de seguridad.

Además, a lo largo del día, se escucha a través de los altoparlantes un pedido para que los ciudadanos "hagan buen uso del espacio público".

También se ha vuelto frecuente la presencia de una unidad móvil del Comando de Incidentes del Consejo de Seguridad Ciudadana. "Es un camión grande que, solo por estar aquí, ya nos da una sensación de que hay control", expresa Marta.

El monitoreo y la vigilancia se mantendrán hasta que los indicadores demuestren que la seguridad ha mejorado en el sector, ofrece Cueva.

Además, replicarán este plan de seguridad en otros sectores, porque están conscientes de que, si se logra recuperar el espacio, los problemas de la Chola Cuencana migrarán a otros sitios.