Pacientes con enfermedades catastróficas en riesgo: MSP debe USD 190 millones a clínicas

Sociedad

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

22 Ago 2020 - 0:03

Trabajadores de clínicas de diálisis durante el plantón que se realizó el pasado 20 de agosto en Guayaquil. - Foto: PRIMICIAS

Pacientes con enfermedades catastróficas en riesgo: MSP debe USD 190 millones a clínicas

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

22 Ago 2020 - 0:03

El Ministerio de Finanzas asegura que entre marzo y agosto de 2020 pagó USD 48,3 millones. La vida de más de 13.000 pacientes en Ecuador está en riesgo porque no siempre se pueden hacer las diálisis.

Hace un año y medio a Jennifer Cruz le diagnosticaron insuficiencia renal en el hospital Abel Gilbert Pontón de Guayaquil, del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Ese día le cambió la vida a esta ama de casa de 58 años. Debía hacerse tres veces por semana diálisis, un procedimiento que conecta al paciente a una máquina que filtra la sangre. Es la manera en que se sustituye los trabajos que los riñones ya no pueden hacer.

El procedimiento, a veces doloroso, toma tiempo, por lo menos tres horas. Se conectan vías a los brazos, los cuales se hinchan luego de las sesiones.

Pero Jennifer notó que desde hace dos meses cada sesión se acortó. “Antes duraba tres horas, ahora dos. Y me informaron que era porque el Ministerio de Salud no estaba pagando”.

Por eso ella participó el viernes 21 de agosto de 2020 en el plantón de las clínicas de diálisis impagas hace casi un año. La protesta fue en los bajos del edificio del Gobierno del Litoral, en el norte de Guayaquil. Allí el MSP tiene sus oficinas en la ciudad.

Al plantón acudieron los pacientes, además de empleados que también están impagos, tanto en sus sueldos como en las aportaciones al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Peligro de muerte

En total, a nivel nacional, son 85 clínicas de diálisis que funcionan como prestadoras de servicios externos para 13.000 pacientes del MSP.

La última vez que estas clínicas cobraron facturas por sus servicios fue en octubre de 2019. Diez meses después de no recibir ingresos y continuar con el servicio están al borde de la quiebra.

“Necesitamos algo de dinero urgente, porque los proveedores ya no nos están despachando, apenas el 30% de los materiales y eso no alcanza para todos los pacientes”, explica Cristina Freire, vocera de las clínicas.

Ella reconoce, por tanto, que el tratamiento que ahora le dan a los pacientes es incompleto, lo cual puede golpear fuertemente su salud.

Cada paciente, mensualmente, demanda de alrededor de USD 1.457. Por eso la deuda del MSP a las clínicas, hasta agosto de 2020, ya ascendía a USD 190 millones.

“Las pacientes están protestando junto a los dueños y empleados de las clínicas porque saben que su salud se empieza a descompensar”, señala Freire.

Si un paciente deja de hacerse diálisis su vida empieza a peligrar a partir del segundo o tercer mes del último procedimiento.

El doctor Alfredo Serrano explica que los riños tienen la función de limpiar la sangre de la úrea y creatinina que expulsan las células. “La diálisis sustituye a los riñones que no trabajan en los pacientes con insuficiencia renal”, detalla el experto.

Si esas sustancias se quedan en la sangre viajan a los órganos como pulmones, cerebro y corazón. Al quedarse allí y con el paso del tiempo los inflaman. “En cuestión de semanas el paciente sufrirá un paro cardiorrespiratorio y morirá”, advierte.

El artículo 50 de la Constitución establece que “el Estado garantizará a toda persona que sufra de enfermedades catastróficas o de alta complejidad el derecho a la atención especializada y gratuita en todos los niveles, de manera oportuna y preferente”.

La insuficiencia renal se cataloga como enfermedad catastrófica, por eso Freire asegura que el tema ya está en conocimiento de organizaciones de defensa de los derechos humanos. “Si es necesario llegaremos a instancias internacionales”, agrega.

Finanzas dice que ya abonó deuda

 PRIMICIAS

Desde el Ministerio de Finanzas hay otra versión. La entidad asegura que entre marzo y agosto de 2020 desembolsó USD 48,3 millones a las clínicas de diálisis.

“Pese a los problemas de iliquidez que afronta la caja fiscal por la pandemia del Covid-19 que ha afectado a la actividad productiva del país, el Gobierno Nacional ha priorizado la atención a determinados servicios en esta emergencia, como son los relacionados en el sector salud”, indica un comunicado del Ministerio de Finanzas.

Pero las clínicas respondieron con otro comunicado. “El último pago que recibieron los Centros de Diálisis fue en el mes de abril de 2020, correspondiente a las facturas de los meses de agosto y septiembre del 2019”.

Y aclararon que “el MSP no ha solicitado facturas desde octubre de 2020 hasta la fecha”.

Efecto en cascada

Cada centro de diálisis tiene entre 30 y 50 empleados, entre personal administrativo y médico. “No nos han pagado desde hace dos meses, además tampoco se pueden hacer créditos quirografarios por la mora patronal”, señala Alfonso, un empleado que prefiere omitir su apellido.

Para mantenerse, las clínicas han recurrido a préstamos y renegociaciones con los proveedores. Por eso quieren un diálogo amplio que incluya un plan de pagos y un tratamiento especial de multas e intereses que se acumulan en el IESS y el Servicio de Rentas Internas (SRI).

Debido a ello, en lo que va de la crisis se registran 100 renuncias de personal médico. Y eso agrava la situación porque reemplazar talento humano especializado es difícil. Y para los reemplazos, tampoco hay dinero para pagar los salarios.

Noticias relacionadas