Club de la Unión deja tradición en Guayaquil y se va a Samborondón

Sociedad

Autor:

Teresa Menéndez

Actualizada:

30 Jun 2022 - 10:10

El emblemático Club de la Unión se levantó a orillas del río Guayas en 1869. - Foto: Wikipedia - Collage: Primicias

Club de la Unión deja tradición en Guayaquil y se va a Samborondón

Autor:

Teresa Menéndez

Actualizada:

30 Jun 2022 - 19:29

El centenario club se levantó en 1869 a orillas del río Guayas, en el extremo sur del Malecón 2000. Sus socios ven con satisfacción el traslado hacia el vecino cantón. La mudanza está prevista para 2024.

El Club de la Unión se lleva más de 100 años de historia, tradición y memorias a una nueva sede. El emblemático espacio, que luego de varios años se estableció a orillas del río Guayas, en el extremo sur del Malecón 2000 de Guayaquil, anunció un nuevo cambio de casa.

El sábado 25 de junio de 2022, sus directivos colocaron la primera piedra en la que será la nueva sede, en el kilómetro 5 de la vía a Samborondón.

El renovado club se levantará sobre un terreno de 20.000 metros cuadrados y tendrá 7.000 metros de construcción, en los que se distribuirán salones para eventos, un centro de negocios, comedores, cafetería, bar inglés, biblioteca con áreas de lectura, salas de juego, terraza y glorieta con vista al río Babahoyo, entre otros espacios.

De aquel edificio, ubicado en las calles Malecón y Olmedo, conservarán el hall con la tradicional escalera y algunos elementos decorativos.

El gobernador de Guayas, Pablo Arosemena, uno de los 1.600 socios que tiene el club, ve con beneplácito el cambio de sede.

“Es algo positivo porque se mantiene la tradición, pero vamos a tener la evolución de un club que es más que centenario, y que sigue creciendo junto a sus socios”, señaló a PRIMICIAS.

Arosemena manifestó que su traslado reactiva la inversión, que estima supera los USD 5 millones, entre el terreno y el proyecto.

La nueva casa del Club de la Unión tendrá un hall con los cuadros de sus presidentes.

La nueva casa del Club de la Unión tendrá un hall con los cuadros de sus presidentes. Cortesía

A Melvin Hoyos, exfuncionario municipal y asiduo visitante, le hubiera encantado que se quede en el centro de Guayaquil, y seguirlo frecuentando para diversas reuniones.

PRIMICIAS se comunicó con sus directivos para saber qué harán con el actual edificio, pero no hubo respuesta. Se conoce que hubo la intención de venderlo al Municipio de Guayaquil, cuando Jaime Nebot era alcalde.

Hoyos lo confirmó, pero desconoce en qué quedaron las conversaciones. “Hubiera sido un excelente espacio para convertirlo en un museo de arte contemporáneo”, dijo.

Tampoco se conoce en cuánto está valorado, pero por estar en una zona turística de Guayaquil, tiene alta plusvalía.

Memorias del club

Desde su fundación, en 1869, el Club de la Unión fue concebido como un centro de discusión para el desarrollo de Guayaquil y forjar generaciones que contribuyan a alimentar su legado.

Según su biografía, representa a la cultura, la hospitalidad y el espíritu progresista de los guayaquileños.

En la reseña del historiador José Antonio Gómez Iturralde, consta que el Club de la Unión nació de reuniones privadas en la casa de Tomás Gagliardo, donde participaban “los elementos más distinguidos de Guayaquil”.

A ese espacio acudían jóvenes guayaquileños que llegaban desde Europa y compartían sus conocimientos en esos encuentros.

Exteriores de la actual sede del Club de la Unión, en el Malecón 2000.

Exteriores de la actual sede del Club de la Unión, en el Malecón 2000. Cortesía

Antes de levantarse a orillas del río Guayas, tuvo varias casas. A principios de 1885 se mudó al primer piso alto de la casa de tres plantas de propiedad de la familia Acevedo, en la avenida Nueve de Octubre y Malecón, la cual quedó reducida a cenizas en el incendio de 1896.

El fuego consumió la documentación de sus primeros 27 años de vida y la historia de la transformación política de 1895.

Luego de varios traslados, en 1898 tuvo su quinto domicilio en una casa ubicada en la acera norte de la calle Sucre, entre Pedro Carbo y Chile. Hasta que en la sesión del 23 de septiembre de 1899 se resolvió trasladar al club a las calles Malecón e Illingworth.

Sala de reuniones del directorio del Club de la Unión.

Sala de reuniones del directorio del Club de la Unión. Cortesía

Finalmente, en 1907 los directivos compraron el terreno para construir la que se convirtió en su actual sede.

El club recibió a presidentes de la República como León Febres-Cordero, Gustavo Noboa, Lenín Moreno y Guillermo Lasso.

Algunos presidentes de Ecuador visitaron las instalaciones del Club de la Unión, en el Malecón 2000.

Algunos presidentes de Ecuador visitaron las instalaciones del Club de la Unión, en el Malecón 2000. Cortesía

Además de los salones para reuniones sociales, acoge a la biblioteca Raúl Gómez Lince, que se nutre con periódicos extranjeros, obras donadas por los socios y ejemplares que traían los guayaquileños de sus viajes a Francia e Inglaterra.

A propósito del cambio de sede, sus administradores ofrecen membresías preferenciales para los hijos, nietos, bisnietos e hijos políticos de los socios del club.

Noticias relacionadas