Miércoles, 24 de abril de 2024

Menos de un mes sin lluvias y Quito ya sufre por el agua potable

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

27 Jun 2023 - 5:28

El Municipio de Quito no descarta la posibilidad de nuevos racionamientos de agua potable en la ciudad. El consumo de agua en los hogares aumenta 78% durante el verano.

Un hombre intenta lavar sus platos en su casa, ubicada en Turubamba.

Autor: Jonathan Machado

Actualizada:

27 Jun 2023 - 5:28

Un hombre intenta lavar sus platos en su casa, ubicada en Turubamba. - Foto: Primicias

El Municipio de Quito no descarta la posibilidad de nuevos racionamientos de agua potable en la ciudad. El consumo de agua en los hogares aumenta 78% durante el verano.

Los habitantes de Chillogallo, Guamaní y Turubamba, en el sur de Quito, están cansados de los cortes de agua que implementa el Municipio de Quito reiteradamente en estos sectores.

Más de 170 barrios de estas tres populosas parroquias enfrentan cortes de agua desde inicios de 2023, cuando la Empresa de Agua Potable empezó una intervención de la planta de tratamiento de El Troje, que abastece de agua potable al sur de Quito.

Este problema, sin embargo, se profundizó con la incipiente llegada del verano.

El secretario de Ambiente de Quito, Santiago Sandoval, dice que la llegada del verano provoca una reducción en la cantidad de agua de los reservorios que abastecen a la ciudad. Además, que, paradógicamente, el consumo en los hogares aumenta.

Y, aunque va menos de un mes sin lluvias, los efectos ya se pueden sentir.

Cortes de agua todo el año

Daniela Castillo vive en Guamaní. Cuenta que a inicios de año, los cortes de agua eran esporádicos y duraban entre cuatro y seis horas. "Ahora, no se sabe cuánto durarán. Los cortes llegan sin aviso y pueden durar todo el día", como ocurrió el sábado 24 de junio de 2023.

La situación es más compleja de lo que parece, reclama esta ciudadana, pues "hay días que no hay agua para cocinar, ni bañarse".

Para quienes tienen algún negocio, el problema es mayor. Andrea Quishpe tiene un restaurante en Turubamba y se queja de las pérdidas económicas que implica un día sin ventas por falta de agua.

"Las pérdidas diarias pueden llegar a USD 75, sin tomar en cuenta los productos que se dañan", dice.

Un restaurante en Turubamba, en el sur de Quito, el 26 de junio de 2023.

Un restaurante en Turubamba, en el sur de Quito, el 26 de junio de 2023. Primicias

También en Turubamba, Patricio Jiménez se queja que la falta de agua provoca que "las tareas domésticas queden postergadas. Los platos y la ropa se acumulan hasta que haya agua".

Además, dice que este problema provoca mayores gastos, pues deben comprar botellones de agua ante la falta de tanqueros municipales. "Un galón vale más de USD 1. En mi casa usamos tres galones diarios", dice Jiménez.

El alcalde Pabel Muñoz reconoce que el abastecimiento de agua potable no es un problema exclusivo de los habitantes del sur de la ciudad.

"Tenemos problemas, sobre todo, en barrios que están alrededor de la planta de El Troje, pero también en Calderón, Conocoto, Alangasí, Collaquí, Píntag, La Merced, San Antonio y algunos barrios del noroccidiente", detalla.

Muñoz advierte que se podrían aplicar cortes de agua en toda la ciudad durante las próximas semanas.

"Estamos trabajando para no hacer más racionamientos. Pero si en algún caso se dan, es para no quedarnos sin agua. No es lo que quisiéramos, pero es lo responsable porque podemos tener agua dos días y después nos toca no tener tres", dice.

Excesivo consumo de agua

Uno de los problemas es el excesivo consumo de agua potable de los habitantes de Quito.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por ejemplo, dice que una persona necesita 100 litros de agua cada día para satisfacer sus necesidades.

En Quito el consumo por persona es de 140,7 litros diarios y puede llegar hasta 250 litros durante el verano, cuando debería optimizarse para evitar problemas.

Estas cifras colocan a Quito como la ciudad con mayor consumo de este recurso, por encima de ciudades como Cuenca, donde el consumo máximo llega a 180 litros diarios por habitante, o de Sangolquí, donde sus habitantes utilizan máximo 170 litros diarios.

El secretario de Ambiente de Quito, Santiago Sandoval, explica que el consumo de agua potable en Quito es desmesurado.

"La cantidad de agua que consumimos es desmesurada y no se trata de un recurso ilimitado".

Santiago Sandoval, secretario de Ambiente

Sandoval agrega que el municipio capitalino mantendrá reuniones con autoridades del cantón Mejía para analizar la posibilidad de que el agua de ese cantón llegue hasta algunos barrios del sur de Quito.

Además, asegura que la Empresa de Agua cumplirá con el calendario de racionamiento para evitar más problemas a los usuarios.