El nuevo depósito para la basura de Quito se entregará con retraso

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

13 Ene 2021 - 19:38

Vista general de la construcción del cubeto 10 en el relleno sanitario de El Inga, el 13 de enero de 2021. - Foto: Jonathan Machado

El nuevo depósito para la basura de Quito se entregará con retraso

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

13 Ene 2021 - 20:20

El cubeto 10, que se construye en el relleno sanitario de El Inga, debía entregarse el 16 de enero de 2021, pero la Empresa Metropolitana de Obras Públicas adelantó que no alcanzará a cumplir el plazo.

El espacio donde actualmente se depositan las 2.500 toneladas de basura que Quito produce diariamente está a punto de cumplir su vida útil.

Para evitar una posible crisis ambiental, el Municipio de Quito delegó a la Empresa de Obras Públicas (Epmmop) la construcción de nuevo depósito, conocido como cubeto 10, cuyo costo alcanza el USD 1,7 millones.

El plazo para la entrega de la obra vence el 16 de enero de 2021, pero la Epmmop reconoció que no alcanzará a esa fecha.

El gerente de la Epmmop, Rafael Carrasco, dijo que los retrasos obedecen a las lluvias que ha soportado la ciudad en las últimas semanas. “Un día de lluvia significa que las obras se paralicen tres días”, explicó el 13 de enero de 2021.

El funcionario agregó que la Epmmop pidió una extensión de 25 días para terminar el cubeto, que registra un avance del 95%.

“El 5% de excavación terminará este fin de semana para seguir con la colocación de la geomembrana y de la barrera geológica. Además continuaremos con la construcción de la piscina de lixiviados (los líquidos que se producen por la descomposición de la basura)”, agregó el funcionario.

De izquierda a derecha: la gerenta de la Emgirs, María Gabriela Dávila, junto al gerente de la Epmmop, Rafael Carrasco, durante una rueda de prensa, el 13 de enero de 2021.

De izquierda a derecha: la gerenta de la Emgirs, María Gabriela Dávila, junto al gerente de la Epmmop, Rafael Carrasco, durante una rueda de prensa, el 13 de enero de 2021. Jonathan Machado

La gerenta de la Empresa de Gestión Integral de Residuos Sólidos (Emgirs), María Gabriela Dávila, explicó que mientras el cubeto 10 empieza a operar, la basura será colocada en las áreas aprovechables que hay entre los cubetos que ya dejaron de operar.

“Tenemos espacio entre el cubeto 4 y el cubeto 6 para colocar la basura por alrededor de cuatro meses”, señaló Dávila. Según ella el cubeto 10 funcionará por alrededor de ocho meses, pues tiene una capacidad para recibir 530.000 toneladas de basura.

“Mientras el cubeto 10 opera haremos los estudios para la construcción del cubeto 11. No tenemos mucho tiempo, pero sí suficiente para su construcción”, dijo Dávila.

Según el concejal Omar Cevallos (Concertación), los plazos de la construcción vencieron el 25 de noviembre de 2020.

“El contrato entre la Emgirs y la Epmmop fue firmado el 25 de agosto de 2020 y la construcción del cubeto empezó el 16 de octubre. Si el contrato era adjudicado a una empresa privada, el Municipio podría haber cobrado multas”, señaló.

El Municipio de Quito prevé que el relleno sanitario de El Inga deje de operar en 2024.

¿Qué pasa con los lixiviados?

Alrededor de 110.000 metros cúbicos de lixiviados permanecen acumulados en las 11 piscinas que tiene el relleno sanitario de Quito.

La Emgirs inició un concurso público para que una empresa privada trate estos líquidos y que puedan ser descargados al río Inga, pero el proceso fue suspendido en 2020.

“El concurso está por adjudicarse. Tuvimos una demora porque se hicieron algunas consultas al Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) por parte de uno de los participantes. Hasta que el Sercop responda hubo un tiempo de espera y estamos esperando una contestación para la adjudicación”, indicó la la gerenta de Emgirs.

Gabriela Dávila agregó que la empresa ganadora deberá tratar los lixiviados con su propia maquinaria y no con la de la Emgirs, como se había hecho en anteriores años.

Mientras el concurso se adjudica, la funcionaria señaló que la Emgirs está tratando los 400 metros cúbicos diarios de lixiviados que produce la basura. “Estamos a la espera de que el Ministerio de Ambiente nos entregue la autorización para que los lixiviados sean utilizados en aspersiones”.

Noticias relacionadas