"/>
Hay dinero y estudios, pero no se hizo nada para evitar derrumbes en la Alóag-Santo Domingo

Sociedad

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

16 Dic - 9:32

Hay dinero y estudios, pero no se hizo nada para evitar derrumbes en la Alóag-Santo Domingo

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

16 Dic - 9:32

No se hicieron trabajos de estabilización de taludes ocasionando que la ampliación de la vía Alóag – Santo Domingo avance “sin garantizar la seguridad vial”, dice un informe de auditoría de la Contraloría General.

A pesar de la frecuencia con la hay derrumbes en la vía Alóag – Santo Domingo, el Consejo Provincial de Pichincha no ha realizado los trabajos para la intervención de taludes. Ese era un de lo componentes del proyecto de ampliación de la vía que empezó en 2015.

Pero, lo más curioso es que -según la Contraloría- la prefectura desde el 26 de octubre de 2016 tenía listos los estudios y diseños de la intervención de taludes. Y, desde el 30 de mayo de 2018, tenía los USD 10 millones del financiamiento provenientes de un Convenio de Transferencia de Recursos con el Ministerio de Obras Públicas.

¿Qué pasó entonces? Solo falta de gestión del Consejo Provincial durante la administración de Gustavo Baroja, ex prefecto de Pichincha y actual secretario ejecutivo del movimiento político Alianza PAIS.

“El director de Gestión de Fiscalización, dice un informe de Contraloría aprobado el 5 de noviembre de 2019, no acató la disposición del Director de Gestión de Vialidad”. Y, por eso, no se hicieron los trabajos que permitieran reducir el número de derrumbes en la vía.

El último de ellos ocurrió en 1 de diciembre:

El contrato 

La vía Alóag – Santo Domingo es una de las arterias viales más importantes del país debido a la conexión entre la Sierra y la Costa. Tiene más de 100 kilómetros operativos.

Se han ejecutado varios trabajos a lo largo de los años:

  • Entre 2002 y 2016, el Gobierno Provincial de Pichincha reconstruyó un tramo de 28 kilómetros.
  • En 2016, se amplió a 4 carriles un tramo de 35,41 kilómetros hasta el Terminal Terrestre de Santo Domingo. Ese trabajo, dice el informe, facilitó la circulación vehicular y disminuyó el riesgo de accidentes.

Sin embargo, un deslave ocurrido el 19 de marzo de 2015 suspendió la circulación durante varios días. Eso, sumado al largo historial de derrumbes en la vía, el Consejo Provincial -amparado una declaratoria de emergencia- firmó un contrato por USD 252,8 millones para ejecutar los siguientes trabajos:

  • Ampliación la vía a 4 carriles en el tramo Tandapi – Unión del Toachi, con una inversión de USD 58,2 millones.
  • Construcción del Túnel Bombolí, por USD 51,6 millones.
  • Intervención en taludes, con gasto de USD 10 millones.
  • Servicio de Seguridad, USD 11,5 millones.
  • Etapa de mantenimiento rutinario, por USD 56,8 millones.
  • Etapa de mantenimiento periódico, se contempló una inversión de USD 64,6 millones.

Los recursos provenían del Consejo Provincial de Pichincha y de la Compañía Hidalgo e Hidalgo.

Ese contrato, según la información de Contraloría, tiene como fecha de terminación el 20 de diciembre de 2019.

Solo que, al menos, el tercer punto (la estabilización de taludes) no se ha cumplido.

Hasta diciembre de 2018, solo se había ejecutado USD 209.004, de los USD 10 millones previstos.

Contraloría dice que la Prefectura, a pesar de que en su momento contaba con los recursos, no priorizó la intervención de los taludes “ocasionando que se no se realicen los trabajos y que el proyecto continúe sin garantizar la seguridad vial”.

¿Y ahora qué? La Contraloría recomienda que se ejecute este componente el contrato, sobre todo, porque “la entidad cuenta con los diseños y el presupuesto requerido”.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas