Ecuatorianos retornados volvieron a emigrar a Estados Unidos y Europa

Sociedad

Autor:

Teresa Menéndez

Actualizada:

31 Jul 2022 - 0:03

Migrantes retornados de la Femir desarrollan una caja de ahorros para otorgar créditos a los compatriotas en el exterior. - Foto: Femir

Ecuatorianos retornados volvieron a emigrar a Estados Unidos y Europa

Autor:

Teresa Menéndez

Actualizada:

31 Jul 2022 - 0:03

Según la Federación de Migrantes Retornados del Ecuador (Femir), de los 40.000 compatriotas que regresaron en 2021, la mitad volvió a Estados Unidos y Europa. Cancillería emitió 258 certificados de migrantes retornados en cinco meses de 2022.

La comunidad de ecuatorianos retornados al país es pequeña en comparación a los compatriotas que migran en busca de una mejor vida. Pero es un grupo del que pocos hablan y cuya situación se desconoce.

Hipatia Campos es una de las ecuatorianas que confió en los programas gubernamentales de retorno que en su momento se anunciaron.

Llevaba 15 años en Alemania, donde se formó como electrónica de sistemas y luego se incorporó a esa área de la Estación Espacial Alemana.

Su regreso no fue voluntario, pues serios problemas de salud la obligaron a volver. En ese entonces, estaba vigente ‘El Cucayo’, un fondo concursable que apoyaba proyectos presentados por los migrantes.

El fondo de ayuda para los migrantes y sus familias se creó en el Gobierno de Gustavo Noboa, en marzo de 2002, pero se concretó en la administración de Rafael Correa, a través de la ahora extinta Secretaría Nacional del Migrante (Senami).

Inició con un plan semilla de USD 5 millones y fue parte del plan ‘Bienvenido a casa’.

“Fue un fracaso, daban el dinero a dedo y nadie lo fiscalizó”, comentó a PRIMICIAS.

Decepcionada del programa, decidió emprender por su cuenta. En 2016, cristalizó su negocio ‘Esencia marina, que consiste en purificar agua de mar para el consumo humano.

La empresa está ubicada en el cantón Tisaleo, provincia de Tungurahua, y dio trabajo a 13 retornados más.

Hipatia preside además la Federación de Migrantes Retornados del Ecuador (Femir), creada mediante Acuerdo Ministerial número 000264, en septiembre de 2018.

El gremio agrupa a 600 personas de 13 organizaciones de migrantes a escala nacional.

Desde allí, intenta impulsar beneficios para los compatriotas. Según cifras de la Femir, en 2017 eran 300.000 y hasta 2021, 40.000 retornados.

“Ahora estaremos en la mitad, porque los retornados regresaron a los países de acogida, como España, Italia y Estados Unidos”, explicó.

Otros, en cambio, están saliendo de España por la guerra entre Ucrania y Rusia. “El conflicto ha impulsado la migración de ecuatorianos hacia Alemania e Inglaterra. En este último, hay unos 12.000 compatriotas”, sostuvo Hipatia.

Entre 2010 y 2021, 192 ecuatorianos que vivían en España regresaron al país gracias a un programa de retorno voluntario enmarcado en el Pacto sobre Migraciones y Asilo de los 27.

Para ella, la deuda de los gobiernos con los migrantes es muy grande y la brecha aumentó, según dijo, con la implementación de la Ley Orgánica de Movilidad Humana, en 2017.

Aunque hay varios capítulos y artículos dedicados a los ecuatorianos retornados, en la práctica las políticas no se ejecutan.

“La ley quedó ambigua y sin sentido. Los asambleístas la han parchado, reformando artículos que incrementaron los riesgos. Lo cierto es que no hubo ni hay condiciones para retornar, lo que están pasando nuestros migrantes jóvenes es terrible”, describió.

Cuestionó, por ejemplo, el artículo 41 de la normativa que establece que “los beneficios que el Estado tiene o creare para las personas ecuatorianas retornadas serán concedidos una vez cada 15 años”.

Además, ese grupo podrá solicitar dichos beneficios hasta 24 meses después de su regreso al país. “Pero no hay tales beneficios, como federación no tenemos nada”.

Hipatia comentó que durante cinco meses trabajó con un equipo de asesores de asambleístas para impulsar un proyecto de ley que permita a los migrantes aportar al Seguro Social desde el exterior.

La finalidad es que una vez que retornen, puedan acceder a beneficios como atención médica y jubilación.

“Hasta enero de este año estuve en la lucha. Primero me dijeron que sí lo apoyarían y al final nadie lo respaldó, a nadie le importan los migrantes”, dijo decepcionada.

Actualmente alista, con el resto de agremiados a la Femir, el lanzamiento de una caja de ahorros para los migrantes, para que puedan acceder a créditos y otras facilidades, como un seguro de vida con opción a repatriar cadáveres.

“Somos la segunda fuerza económica del país, aportamos con USD 5.000 millones en remesas y no podemos ni acceder a un crédito. En mi caso, la Senescyt ni siquiera ha validado mi título profesional de 2005, estamos desprotegidos”, insistió.

Esta iniciativa operará formalmente desde el 5 de agosto, pero ya tiene una cartera de 17 clientes.

Certificados para migrantes no retornados

La Cancillería confirmó que ninguno de los programas de retorno que tenía a su cargo la Senami se encuentra vigente.

A través de las direcciones zonales del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, se emiten certificados que reconocen a los migrantes la condición de retornados. Esta disposición también consta en la Ley de Movilidad Humana, en su artículo 38.

Entre enero y mayo de 2022, la entidad ha otorgado 258 de estos documentos. En el último mes se contabilizaron más certificados a los compatriotas retornados de Estados Unidos, principalmente de hombres mayores de 31 años.

Con este documento, los compatriotas pueden gestionar en el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae) el traslado del menaje de casa.

La Cancillería recordó que en la Ley de Movilidad Humana se definen roles específicos de cada institución. Es decir, cada migrante puede acudir a la instancia correspondiente para su inserción educativa y laboral.

PRIMICIAS solicitó una entrevista para conocer si existe algún seguimiento desde esa entidad, pero hasta el cierre de este artículo se gestionaba la respuesta.

En su página web, la Cancillería difundió un contenido sobre los espacios a los que pueden acceder los migrantes retornados.

“Las direcciones zonales cumplen el rol de enlace con los Gobiernos Autónomos Descentralizados, con el objeto de generar espacios de participación y desarrollo de propuestas, para la integración de los ecuatorianos retornados”, expresa.

Exprogramas de Gobierno, observados por Contraloría

La gestión de Lorena Escudero como titular de la Secretaría Nacional del Migrante tiene 16 observaciones de la Contraloría General del Estado, entre enero de 2009 y julio de 2011.

La entidad de control emitió un informe el 12 de enero de 2013. Allí consta la auditoría a USD 39,3 millones de ingresos y gastos de la Senami en programas de ayuda a migrantes.

No se determinaron indicios de responsabilidad penal, pero en el documento, Contraloría hizo 27 recomendaciones para corregir las observaciones. Principalmente, sugirió revisar contratos de consultoría y los recursos que administró el fideicomiso ‘Banca del Migrante’.

La Contraloría concluyó también en que no hubo seguimiento ni control a los beneficiarios de los programas ‘El Cucayo’ y ‘Rediem’. Ambos manejaron un presupuesto de USD 10 millones y supuestamente financiaron 328 emprendimientos productivos.

En su momento, Escudero aseguró haber entregado la documentación original para revisión de la Contraloría.

PRIMICIAS habló con William Murillo, primer secretario nacional del Migrante. El exfuncionario recordó que estuvo cinco meses al frente de la institución, pero sin recursos.

Actualmente, lidera la iniciativa 1800-migrante y hace seguimiento a la situación de los migrantes ecuatorianos.

“Algunos de los programas fracasaron y ‘Bienvenido a casa’ funciona a media llave, con el tema de las aduanas, aunque en algunos casos les roban los contenedores”, aseguró.

Sobre el programa ‘El Cucayo’, mencionó que hubo más de 100.000 ecuatorianos que regresaron por esta propuesta, pero solo dieron apoyo a 600.

“De esos 600, más de 400 fracasaron y algunos casos están en Contraloría porque no se conoce quiénes recibieron el dinero, no hay facturas, no pueden ubicar a los migrantes que recibieron el dinero”, detalló.

Desde esa fecha hasta la actualidad, no se ha impulsado ningún otro plan.

Noticias relacionadas