Familiares de los heridos en la Penitenciaría reclaman información

Sociedad

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

2 Oct 2021 - 0:03

Familiares de los reos heridos de la masacre en la Penitenciaría del Litoral acampan afuera del Hospital Guasmo Sur en Guayaquil, 1 de octubre de 2021. - Foto: Carolina Mella

Familiares de los heridos en la Penitenciaría reclaman información

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

5 Oct 2021 - 17:17

Las 79 personas heridas en los enfrentamientos en la Penitenciaría del Litoral están en los hospitales del Guasmo Sur, Monte Sinaí y Abel Gilbert Portón, en Guayaquil.

En la puerta de emergencias del hospital del Guasmo Sur, un grupo de familiares de cuatro heridos en la masacre de la Penitenciaría del Litoral acampa bajo un parasol. Ellos se turnan para sostenerlo con las manos por las altas temperaturas registradas en Guayaquil.

No se conocen entre ellos, pero comparten los asientos, la comida y la desgracia de que sus hermanos y esposos estuvieran en el pabellón cinco, donde se desencadenaron los enfrentamientos en la Penitenciaría. 

Pero también la incertidumbre de llevar cuatro días sin saber cuál es su estado de salud.

“Estamos acampando aquí, no nos movemos de este lugar por si alguien sale a darnos información”, dice una mujer, que solo conoce que su esposo fue operado hace tres días por fracturas y heridas en los brazos.

Una joven sentada junto a ella relata que, gracias a personas que salen del hospital, se enteró de que a su hermano, de 35 años, lo han intubado y permanece en terapia intensiva, por las afectaciones que provocaron las balas que atravesaron las costillas.

“Debemos hacer malabares para tener información a medias”, dice un hombre, cuyo hermano tiene heridas en las piernas “por proyectiles de alto calibre”, recalca. 

Dicen estar en zozobra y no son los únicos. Explican que por lo menos otra decena de personas llegan temprano buscando información, pero al no conseguirla intentan obtenerla en Samanes, el punto que el Gobierno activó para asistir las dudas de los familiares, sin tener suerte.

El Ministerio de Salud ha dicho que la información sobre el estado de los pacientes es reservada.

“Lo que está ocurriendo es que los familiares que han acudido a estos puntos, en lugar de darles la información, se la están pidiendo a ellos”, dice Billy Navarrete, secretario del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos. 

Desde el 28 de septiembre, el Comité ha hecho seguimiento de los casos y ha podido concluir que uno de los graves problemas es que el Gobierno no tiene la información de quiénes son los que estaban en los pabellones

El SNAI no ha entregado una lista con los nombres y cédulas de los presos para el proceso de identificación de los cadáveres.

“Un oficial de la Policía Nacional de la Penitenciaría señala que ellos no controlan el número, ni la identidad de los que habitaban en los pabellones… eso es gravísimo y justificaría el hecho de que el Gobierno no tiene información, porque nunca la ha tenido, y es porque nunca ha estado controlando los pabellones”, dice Navarrete.

La inseguridad no solo se siente dentro de las cárceles, sino también en los exteriores de los hospitales que han acogido a los heridos.

Con temor, unas personas que están afuera de los hospitales Abel Gilbert Portón y del Guasmo Sur, relatan que han observado vehículos con vidrios oscuros que se parquean por varias horas, y que a veces se bajan “personas raras que solo dan vueltas y no se acercan”.

PRIMICIAS pudo conocer que en el Hospital Abel Gilbert por lo menos hay dos guías penitenciarios por cada detenido y un grupo de seis policías que los custodian. 

El personal de salud de este hospital siente tensión por los antecedentes de estos pacientes y teme que intenten fugar. 

Aunque no es la primera vez que atienden a los heridos por balaceras en las cárceles e incluso de bandas que muchas veces se disparan en la puerta del hospital.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas