La diversidad se refleja en los nuevos tipos de familia

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

14 May - 7:40

Cristina y Elizabeth son una pareja de extranjeras que encontró el amor en Ecuador - Foto: Jonathan Machado / Primicias

La diversidad se refleja en los nuevos tipos de familia

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

14 May - 7:40

En Ecuador se debate la aprobación o no del matrimonio para parejas del mismo sexo. Efraín Soria y Javier Benalcázar sería la primera pareja gay en casarse si la Corte Constitucional da el visto bueno. Mañana se conmemora el Día Internacional de la Familia.

Son personas que viven con sus mascotas, parejas transexuales, heterosexuales que decidieron no tener hijos, padres y madres solteras, gays…  Las opciones son enormes y diversas, al punto que no existe un registro oficial de todos los tipos de familia que existen en Ecuador, y tampoco una estadística o censo que los identifique.

Reconocer que existen distintos tipos de familia implica reconocer los derechos que ellas tienen. “Ampliar derechos a más sectores de la sociedad es hablar de verdadera inclusión”, dice Gioconda Herrera, catedrática de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

La experta añade que las discusiones y debates sobre nuevos derechos se han dado a lo largo de la historia.

Use el cursor para conocer los datos

En 2018, 3 de cada 100 uniones de hecho en Ecuador fueron entre personas del mismo sexo, según datos del Registro Civil. Aunque la cifra es marginal deja en evidencia la existencia de nuevos modelos de familia que rompen con el esquema tradicional familia: papá, mamá e hijos.

La Opinión Consultiva 24/17 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos faculta a contraer matrimonio entre parejas del mismo sexo en los 22 países que la conforman.

El matrimonio entre parejas del mismo sexo depende de la decisión de la Corte Constitucional que estudia una demanda planteada por dos ciudadanos y cuyo dictamen debe emitirse hasta el 31 de mayo de 2019.

En el caso ecuatoriano, las parejas homosexuales podrán casarse si la Corte Constitucional da paso al pedido de matrimonio entre Efraín Soria y Javier Benalcazar, cuyo dictamen debe emitirse el 31 de mayo de 2019.

Colectivos como Fundación Pakta y Silueta X abogan por la inclusión de este derecho.

Como contraparte, hay grupos que se oponen al matrimonio civil igualitario. Uno de ellos es la Plataforma de ciudadanos y familias unidas por los valores. Ellos explican que sus argumentos se basan en la Constitución, donde se determina que el matrimonio es entre hombre y mujer.

Esta premisa es discutida por el experto en derechos humanos, Rodrigo Varela, quien argumenta que la Constitución no prohíbe el matrimonio entre parejas del mismo sexo. “El artículo 67 de la Constitución dice que el matrimonio es la unión entre hombre y mujer, pero no prohíbe otros tipos de matrimonio”.

 

Dos extranjeras  que encontraron el amor en Ecuador

Cristina y Elizabeth (nombres protegidos) se conocieron en Quito en 2015. Cristina es venezolana y Elizabeth, boliviana. Llegaron al país por razones diferentes: Cristina lo hizo por la crisis económica que hay en su país, mientras que Elizabeth viajó para conocer la cultura ecuatoriana y se quedó.

Su relación empezó tras conocerse en Wapa, una red social para mujeres que quieren salir con otras mujeres.

Cristina, de 31 años, dice que Elizabeth es su primera relación gay. “Toda mi vida fui heterosexual, pero en Ecuador conocí a una pareja de venezolanas que despertó mi interés de cómo sería tener una relación homosexual”. Para Elizabeth, por el contrario, su orientación sexual siempre estuvo definida.

Desde hace tres años viven juntas en un departamento del norte de Quito con Coqui y Pulguita, dos perras a las que adoptaron para completar su hogar. Su relación es como la de cualquier pareja, con la diferencia que no tienen ningún vínculo legalmente reconocido.

 

Su matrimonio está en manos de la Corte Constitucional

Efraín Soria y Javier Benalcázar se conocieron en la discoteca Matrioska de Quito en enero de 2007, pero no fue hasta el 14 de febrero de ese año cuando la relación se convirtió en noviazgo. Dos años después firmaron la unión de hecho y se fueron a vivir juntos en un departamento del norte de Quito.

La constante lucha por sus derechos ha tenido contratiempos. Cuando Benalcázar trabajaba en una empresa de telefonía no aceptaron la unión de hecho para que su pareja sea incluida en la repartición de utilidades.

Efraín y Javier tienen 12 años de relación y durante ese tiempo han trabajado en organizaciones que velan por los derechos humanos y por los de la comunidad GLBTI.

Su lucha más reciente inició en 2018 cuando acudieron al Registro Civil para casarse, pero su caso fue derivado a la Corte Provincial de Justicia de Pichincha, que se abstuvo y envió el pedido a la Corte Constitucional, que tiene hasta el 31 de mayo de 2019 para emitir una respuesta.

Si la Corte falla a su favor, Soria y Benalcázar serían la primera pareja gay en contraer matrimonio civil. “Quiero que la boda sea con muchos invitados y que sea un evento que nadie olvide”, dice Soria con un sonrisa pícara.

 

La pareja que optó por no tener hijos

La ceremonia civil se celebró el 22 de abril de 2017, pero la decisión de no tener hijos fue tomada cuando eran novios. Giovanny Ortega y Jenny Toapanta contrajeron matrimonio para formar una familia sin bebés.

Fueron tardes y noches enteras en las que discutieron la posibilidad de ser padres. Al final, la decisión fue que no y prefirieron planificar una vida juntos sin las preocupaciones que conlleva un hijo.

Jenny y Giovanny en Galápagos, en uno de sus viajes.

Jenny y Giovanny en Galápagos, en uno de sus viajes. Jonathan Machado / Primicias

El tiempo que consume sus actividades profesionales fue decisivo para confirmar su decisión. El trabajo de ella demanda horarios rotativos que incluyen veladas y él viaja por el país para vender los productos de la empresa en la que trabaja. Ella es laboratorista y él es asesor comercial.

Ellos creen que no los hubieran alcanzado a cumplir los objetivos que se han trazado si debían estar pendientes de la crianza de un hijo. “No queremos asumir el papel de padres, sino vivir en pareja”, dice Ortega. Actualmente planean viajar a Europa y casarse por la iglesia, aunque aún no han definido la fecha.

Noticias relacionadas