Gobierno incumple con la reapertura de las escuelas comunitarias

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

4 Sep - 19:16

La escuela comunitaria Río Cenepa, en Chimborazo, fue reabierta en febrero de 2019. - Foto: cortesía Ministerio de Educación

Gobierno incumple con la reapertura de las escuelas comunitarias

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

4 Sep - 19:16

La meta del gobierno se redujo de 1.000 escuelas al año a 400 instituciones en dos años. Eso significa apenas el 20% de la proyección inicial. Hasta la fecha solo se han reabierto 11 planteles.

Reabrir 1.000 escuelas rurales cada año fue la promesa que hizo el presidente Lenín Moreno la noche del 30 de enero de 2019 y que fue ampliada por su entonces ministro de Educación, Milton Luna.

En ese discurso, Moreno lamentó que el gobierno de Rafael Correa haya cerrado escuelas comunitarias, a las que acudían, en su mayoría, niños en situación de vulnerabilidad.

“Hay niños que caminan largas distancias, la mayoría de las veces en pésimas condiciones, para llegar a las que se llamó escuelas del milenio”, dijo.

El gobierno se planteó el objetivo de reabrir 1.000 instituciones anuales. Pero el ofrecimiento está muy lejos de cumplirse: hasta agosto de 2019 apenas 11 escuelas han sido reinauguradas en cinco provincias: Chimborazo, Guayas, Azuay, Loja y El Oro.

Según la ministra de Educación, Monserrat Creamer, Moreno puso “una vara muy alta” cuando anunció la reapertura de las instituciones. El Ministerio hizo una evaluación de la propuesta presidencial y tuvo que dar marcha atrás.

La nueva meta es mucho más modesta: el gobierno apunta a reabrir 70 escuelas rurales en 2019 y otras 330 en 2020. Eso demandará una inversión estimada de USD 18,8 millones.

Aun si es que esa nueva meta se cumple, representaría apenas el 20% de la oferta presidencial.

Rosalía Arteaga, exministra de Educación durante el gobierno de Sixto Durán Balllén, dice que “uno de los errores más importantes de la administración de Correa en materia de educación fue el cierre de las escuelas comunitarias”, que fueron reemplazadas por grandes planteles denominados escuelas del milenio.

Eso hizo, dice, que para llegar a esas escuela del milenio, los niños tengan que desplazarse grandes distancias, perdiendo mucho tiempo cada día en los traslados. A veces varias horas a pie.

A la expresidenta le parece necesario que la reapertura de las escuelas rurales acelere su ritmo para evitar que niños y adolescentes se queden sin un espacio cercano en el que puedan prepararse.

Un criterio similar es el del exministro de Educación Mario Jaramillo. Él considera que las escuelas cumplen además un rol como centros del desarrollo de las comunidades rurales.

Pero además del cierre impulsado en el correísmo, el exministro critica también al actual gobierno “por restarle importancia a la educación “que necesitan las poblaciones, porque -agregó- “han sido desatendidas a lo largo de la historia”.

Las escuelas rurales desde la visión indígena

“La escuela es el futuro de los niños que viven en las zonas rurales de las ciudades. Es el espacio en el que las comunidades siembran sus esperanzas”, dice Delfín Tenesaca, dirigente del movimiento indígena en Chimborazo.

Él considera que los anuncios que ha hecho el Gobierno sobre la reapertura de escuelas comunitarias “han sido demagógicos” pues el objetivo planteado por el presidente Moreno, está muy lejos de cumplirse.

Para Tenesaca, el gobierno “ha lanzado un hueso para que las comunidades indígenas no reclamen por sus derechos y se contenten con promesas que hasta la fecha no se cumplen”.

El dirigente dice que no solo se trata de reabrir escuelas rurales, sino de generar contenidos que se ajusten a la realidad y a las necesidades que tienen las comunidades indígenas.

Señala que es necesario que la malla curricular del Ministerio de Educación cumpla con la Constitución, en la que se reconoce la plurinacionalidad e interculturalidad que existe en el país.

Noticias relacionadas