Municipio: construir 25 pisos en el Hotel Quito irrumpiría en La Floresta

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

20 Ene 2023 - 5:28

Vista de a fachada del Hotel Quito, el 19 de enero de 2023. - Foto: Primicias

Municipio: construir 25 pisos en el Hotel Quito irrumpiría en La Floresta

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

20 Ene 2023 - 5:28

La empresa china CRBC quiere construir un conjunto arquitectónico de seis pisos y tres torres para vivienda y oficinas, de hasta 25 plantas, en los predios del Hotel Quito.

La viabilidad del proyecto inmobiliario que la empresa China Road and Bridge Corporation (CRBC) pretende levantar en los predios del hotel Quito está nuevamente en manos del Municipio.

Colectivos sociales del barrio La Floresta, donde queda el hotel, y el Colegio de Arquitectos de Pichincha se oponen a los planes de la empresa china, alegan que se trata de un bien patrimonial que no debería ser alterado.

En entrevista con PRIMICIAS, el secretario de Territorio, Hábitat y Vivienda, Mauricio Marín, confirma que el proyecto, que incluye un edificio de seis pisos y tres torres de hasta 25 pisos, ingresó a la Secretaría a finales de 2022 para su análisis técnico y legal.

Marín dice que el Municipio no ha aprobado la construcción del proyecto y que considera que construir torres de 25 pisos chocaría con el entorno de este sector, que es uno de los más tradicionales de la ciudad.

PRIMICIAS solicitó una entrevista con CRBC, pero sus voceros dijeron que esperarán que termine la jornada electoral del 5 de febrero para dar declaraciones.

Imagen del Hotel Quito, el 19 de enero de 2023.

Imagen del Hotel Quito, el 19 de enero de 2023. Primicias

¿El proyecto que pretende construir CRBC en los predios del Hotel Quito ya tiene la autorización del Municipio?

Hay que entender dos cosas. En primer lugar, está el tema legal.

Existen normas en el Distrito Metropolitano de Quito que dicen que sí se puede intervenir en el patrimonio, pero aquí viene un punto que difiere de un asunto normal de la ciudad: todos los bienes que se encuentran inventariados pasan por un procedimiento de aplicación, no solamente de la norma vigente, sino de la aplicación de la ordenanza de la Comisión de Áreas Históricas.

Esto es importantísimo porque no se trata de presentar un proyecto y obtener una licencia de construcción, como funcionaría con un proyecto normal.

Tiene que haber un análisis específico sobre las implicaciones de cualquier propuesta sobre el patrimonio que ya existe.

¿Este análisis ya se hizo?

(CRBC, ndr) ha hecho un ingreso del proyecto que es de conocimiento público, pero eso no significa de ninguna manera que esté autorizado.

No hemos llegado a ningún tipo de autorización porque hay que ver la normativa que aplica en este caso específico y, además, el Plan Especial de La Floresta, que está vigente.

Después de analizar estas normativas tenemos que mirar las implicaciones arquitectónicas.

Obtener esta autorización no es algo rápido y ni siquiera podría decirle si el proyecto es viable o no. Hay que tener muchísimo cuidado con cualquier tipo de intervención en un bien patrimonial.

Como Secretaría estamos haciendo el análisis para saber si el proyecto cumple con la normativa.

Si no cumple, no podrá ser ejecutado. En caso de que cumpla, entonces inicia otro proceso que no es solamente con la Secretaría de Territorio, sino con la Comisión de Áreas Históricas, para establecer si es pertinente y si es viable la construcción del proyecto.

¿Cuál es la entidad que finalmente autoriza la ejecución del proyecto?

Lo que hace la Secretaría es una revisión técnica. Luego de este proceso se emite un informe para que la Comisión de Áreas Históricas tome una decisión.

La Comisión es la que toma la decisión.

Una vez que la Comisión resuelve, el trámite pasa a la entidad administrativa (administración zonal) para la obtención de la licencia.

Pero, la Comisión es la que toma la decisión.

¿Las características del proyecto están dentro de los parámetros legales que permite el Plan de La Floresta?

Hay dos normas aplicables. El Plan de La Floresta que está vigente ahora y que señala que en el predio del Hotel Quito solo se permiten seis pisos de altura.

Sin embargo, hay una norma que existe desde 2008 que permite la intensificación del coeficiente de ocupación del suelo, pero esa intensificación no significa que se puede aumentar la altura de los edificios sin ningún control.

Hay algunas condicionantes que hay que analizar. Entre estas, que lo que se construya no afecte el bien patrimonial ni el entorno.

El proyecto con más de 20 pisos es una propuesta del promotor que, de ninguna manera, el Municipio considera que es lo que se podría construir.

Además, estamos viendo si la norma de 2008 permite la construcción de más de seis pisos en esa zona. Y si eso fuera así, de ninguna manera significa que va a ser el número presentado en el proyecto.

Eso requiere un análisis muchísimo más específico de lo que sucede en el entorno para no dañar el patrimonio.

¿Se puede decir que hay una contradicción en las normas?

Más que contraposición, son normas complementarias. Uno de los artículos del Plan de La Floresta dice que en ese sector se aplicará la norma de 2008.

Por lo tanto, esto nos obliga a revisar esa normativa. Pero repito, si bien esta norma permite la intensificación del coeficiente de ocupación del suelo, no dice necesariamente que las construcciones lleguen a 30 o 40 pisos.

Lo más importante es analizar el entorno para ver si es pertinente aplicarla y el número de pisos que se podrían construir.

Hay una confusión sobre si todo el Hotel Quito es un bien patrimonial o si hay áreas que no lo son. ¿Cuál es la realidad?

Hay que decir que en una ficha técnica del Instituto Nacional de Patrimonio (INP) no constaba la protección del ala sur del hotel.

Pero, en 2020 hubo una coordinación entre la Secretaría de Territorio, el Instituto Metropolitano de Patrimonio y el INP para actualizar este documento y que la totalidad del hotel, sus jardines, estén protegidos.

Actualmente, todo el Hotel Quito está protegido.

Hay que decir que los parqueaderos es un área que en este momento no está inventariada dentro de la ficha. Ahí ni siquiera aplicaría la ordenanza de 2008.

Lo que pase en la zona de parqueaderos deberá regirse al Plan de La Floresta.

¿Por qué no fueron inventariados los parqueaderos?

No podría darle la respuesta. Eso está en manos del Instituto Nacional de Patrimonio.

Esta entidad es la que administra las fichas del inventario, pero como Municipio no podemos tomar una decisión sobre algo que no está dentro de las fichas.

Las razones históricas o de cualquier otro tipo las debe tener el INP.

¿En los parqueaderos se pueden construir edificaciones de seis pisos?

Exactamente, porque ahí rige el Plan de La Floresta. En este sector, el Municipio no puede realizar ningún análisis técnico.

Se trataría de un proceso de construcción ordinario, en el que el Colegio de Arquitectos de Pichincha o la empresa Desintecsa hacen un análisis técnico para que la administración zonal entregue la licencia.

Por lo que usted ha dicho, se puede concluir que el proyecto de CRBC irrumpiría el entorno de La Floresta.

Por eso es importante la revisión del entorno. Hay que analizar que una implantación no vaya a contraponerse con un análisis territorial.

Claro que 25 plantas, o las que sean, suena a un número mayor a lo que pasa en el entorno y para eso son los análisis.

¿Cuándo estará listo el informe de la Secretaría?

No hemos querido apresurarnos porque queremos hacerlo con mucha responsabilidad, pero no podemos tener eternamente un proyecto sin analizar.

En los próximos días, o dentro de muy pocas semanas, el informe debería ser presentando con todos los parámetros técnicos y legales.

¿El informe estaría listo en febrero?

Podría ser. Insisto en que el informe de ninguna manera es una autorización para construir en ese predio.

La Comisión de Áreas Históricas también se tomará un tiempo de análisis, pues no es una decisión que se puede tomar rápidamente.

Noticias relacionadas