Las masacres carcelarias distorsionan los índices de violencia en dos ciudades

Sociedad

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

29 Oct 2021 - 0:04

Vista de los presos amotinados el 23 de febrero de 2021 en la cárcel de Turi, en Cuenca. - Foto: API

Las masacres carcelarias distorsionan los índices de violencia en dos ciudades

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

29 Oct 2021 - 16:52

En lo que va de 2021, en Cuenca y Latacunga ocho de cada 10 muertes violentas reportadas se registraron en las cárceles durante las recientes masacres.

Entre enero y septiembre de 2021, según los datos del Ministerio de Gobierno, en Ecuador hubo 1.753 muertes violentas. Eso representa un incremento del 89% frente al mismo período de 2020 y más del doble al compararlas con 2019.

En números absolutos, el número de muertes violentas reportadas hasta septiembre ya superan en 185 a las ocurridas en 2020 y en 566 a las de 2019.

Los registros de muertes violentas u homicidios intencionales, según la Organización de Naciones Unidas (ONU), es el principal indicador de violencia e inseguridad en un país. Para obtener una imagen real de lo que está ocurriendo, las muertes violentas se miden con una tasa por cada 100.000 habitantes.

Así, la tasa de muertes violentas en lo que va de 2021 alcanza las 13,3 por cada 100.000 habitantes. En 2020 ese indicador fue de 7,8 y en 2019 de 6,9 muertes violentas por cada 100.000 habitantes.

Las cárceles distorsionan los indicadores

Esos números, no obstante, no son del todo precisos, pues la violencia que se vive en el interior de las prisiones no tiene precedentes. En febrero, julio y septiembre se registraron masacres carcelarias con 79, 27 y 119 muertes en Guayaquil, Cuenca y Latacunga.

Las estadísticas del Ministerio de Gobierno y la Policía Nacional registran esos asesinatos junto a las muertes violentas ocurridas fuera de las prisiones. Por esta razón, la tasa nacional se ha visto distorsionada.

Si en las estadísticas no se contarán las 240 muertes que hubo en las cárceles entre enero y septiembre de 2021, la tasa sería de 11,5 muertes violentas por cada 100.00 habitantes. Un número que todavía es alto con relación a los años precedentes.

La distorsión pesa aún más en las ciudades que albergan las cárceles más grandes y violentas del país: Guayaquil, Cuenca y Latacunga.

En Cuenca, por ejemplo, hubo 34 muertes en la masacre del 23 de febrero de 2021. Aparte de esos casos, en la capital azuaya solo hubo 11 asesinatos. Lo que significa que ocho de cada 10 muertes violentas reportadas en Cuenca, ocurrieron en la cárcel de Turi.

En Latacunga la situación es similar, pues en la cárcel de Cotopaxi hubo 27 muertes violentas y fuera de ellas solo siete. La relación también es de ocho de cada 10.

Con los datos globales, Cuenca tiene una tasa de 16,54 y Latacunga de 7,06 homicidios por cada 100.000 habitantes. En ambos casos, esas tasas las coloca entre las ciudades más violentas del país.

Pero al quitar las muertes carcelarias, las tasas no pasan 1,73 y 3,40, muertes violentas por cada 100.000 habitantes, respectivamente. Esos números las ubicarían por debajo del promedio nacional.

En Guayaquil las muertes en prisiones afectan, pero la relación no es la misma. En las cárceles de esa ciudad han ocurrido 175 asesinatos, pero fuera de ellas se cometieron 416 crímenes.

Sin contar con las muertes en el interior de las cárceles, la tasa de Guayaquil sería de 15,27 muertes violentas por cada 100.000 habitantes, una tasa sobre el promedio nacional.

Noticias relacionadas