267 parejas de 16 provincias se casaron gracias al matrimonio igualitario

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

12 Jun 2021 - 0:05

Diana Amores y Cristina Carvajal, junto a su hija, en su casa, el 10 de junio de 2021. - Foto: Primicias

267 parejas de 16 provincias se casaron gracias al matrimonio igualitario

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

12 Jun 2021 - 0:05

El 12 de junio de 2019, la Corte Constitucional dio paso al matrimonio entre parejas del mismo sexo. La comunidad LGBTI asegura que esa decisión fue un paso importante en el reconocimiento de sus derechos.

Diana Amores y Cristina Carvajal se conocieron en julio de 2017 mientras navegaban en la red social Tinder, una aplicación diseñada para conocer a otras personas, habitualmente con fines románticos.

Sentada en la sala de su departamento, en el norte de Quito, Diana recuerda que luego de chatear un tiempo decidió invitarla a salir y fueron a bailar.

Esa salida fue el inicio de un romance que el 4 de julio de 2018 se formalizó mediante el registro de una unión de hecho, pues para entonces el matrimonio civil de parejas del mismo sexo no estaba legalizado.

Por eso, para ellas, el 12 de junio de 2019, día en el que la Corte Constitucional aprobó el matrimonio igualitario, fue un momento histórico en su relación: la unión de hecho podía convertirse en matrimonio, con todas las obligaciones y derechos que eso implica.

Esta vez, la iniciativa fue de Cristina. Ella fue quien compró el anillo y le propuso a su pareja casarse el día de su cumpleaños, como era su ilusión.

El matrimonio se concretó el 13 de diciembre de 2019. Ese día las dos mujeres sellaron su enlace junto a uno sus seres más queridos: la hija de Cristina, a la que Diana la llama “mi hija del alma”.

Ella son una de las 267 parejas del mismo sexo que han podido casarse gracias a la aprobación del matrimonio igualitario en Ecuador.

Según datos del Registro Civil, Pichincha, con 105 matrimonios; Guayas, con 95; y Santo Domingo de los Tsáchilas, con 10, son las provincias en las que se registran la mayor cantidad de matrimonios entre parejas del mismo sexo.

Mientras que en Bolívar, Carchi, Napo, Orellana, Pastaza, Sucumbíos, Tungurahua y Zamora Chinchipe no han se han celebrado estos matrimonios igualitarios.

Otro de los datos recogidos por el Registro Civil muestra que los hombres son quienes más han accedido al matrimonio igualitario. Desde 2019, 155 parejas masculinas han inscrito su matrimonio, frente a 112 de mujeres.

Aunque la comunidad LGBTI reconoce que el fallo de la Corte Constitucional fue un paso hacia el reconocimiento de sus derechos, no todo es positivo.

El director de la Fundación Equidad, Efraín Soria, dice que "las personas LGBTI aún son víctimas de violencia y discriminación, hasta el punto de que muchas han sido asesinadas".

Según datos de colectivos como Silueta X, en 2020 se registraron, al menos, 15 asesinatos de personas transgénero y homosexuales.

Es por eso que Soria cree que cada 12 de junio hay que celebrar el matrimonio igualitario, pero con mesura, pues "aún hay mucho que hacer por los derechos de la comunidad LGBTI".

Las deudas con la comunidad LGBTI

La aprobación del matrimonio entre parejas homosexuales fue solo el principio de una serie de derechos que la comunidad LGBTI aspira a alcanzar.

Christian Paula, abogado de la Fundación Pakta, colectivo que defiende los derechos de este grupo, asegura que "desde 2017, la Corte Constitucional ha emitido sentencias a favor de la comunidad LGBTI, pero la Asamblea no ha cumplido con su tarea de reformar las leyes para ejecutar los fallos", dice Paula.

Y pone como ejemplo la sentencia de Bruno Paolo, que reconoce los derechos de la comunidad transgénero. El caso Satya, por el que las parejas homoparentales pueden legalizar a sus hijos y la misma sentencia a favor del matrimonio igualitario.

Paula dice que, para que estas sentencias se cumplan, son necesarias reformas a la Ley de Gestión de Identidad y Datos Civiles, al Código Civil y al Código de Trabajo.

"Es necesario que, por ejemplo, todas las leyes que hablen sobre matrimonio igualitario cambien la definición de la palabra matrimonio. Ya no es la unión de un hombre y una mujer, sino la unión entre dos personas", dice.

Paula explica que estos cambios ayudarán a que las parejas del mismo sexo no tengan impedimento para acceder a beneficios como utilidades, monte pío y otros derechos de los que gozan las parejas heterosexuales.

Noticias relacionadas