Covid-19: Municipio de Quito insiste en comprar otras 100.000 pruebas

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

6 Jul 2020 - 0:01

Personal de la secretaria de Salud del Municipio de Quito toma muestras al personal sanitario que atenderá en el Centro Temporal 'Quito Solidario', el 21 de mayo de 2020. - Foto: EFE

Covid-19: Municipio de Quito insiste en comprar otras 100.000 pruebas

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

6 Jul 2020 - 0:01

El anuncio se da a pesar de que los primeros 100.000 tests que importó la entidad desde Corea del Sur no detectan el virus en personas con baja carga viral.

El Municipio de Quito insiste en su oferta de aplicar 1.500 pruebas diarias de Covid-19, durante la crisis sanitaria, entre la población capitalina.

El objetivo es detectar a quienes portan el virus, aislarlos y evitar la propagación de la pandemia.

Para lograrlo -dice Linda Guamán, asesora técnica de la Secretaría de Salud-, es necesario que la entidad adquiera una mayor cantidad de pruebas.

Por eso, el Municipio tiene previsto comprar otros 100.000 tests. Hasta el momento, no se conoce quién sería el nuevo proveedor o el país de fabricación.

Este anuncio se da en medio de las investigaciones que la misma Secretaría de Salud inició sobre un lote de 100.000 pruebas que llegó a la ciudad, el 1 de mayo de 2020 proveniente de Corea del Sur.

Un estudio de la Universidad de las Américas (UDLA) reveló que esas pruebas detectan el virus, únicamente, en personas que tienen una alta carga viral en su organismo (500 copias por cada microlitro de sangre). El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos validan las pruebas que detectan el virus cuando existen cinco copias por cada microlitro de sangre.

El investigador de la UDLA, Miguel Ángel García, aseguró que el problema es que casi la mitad de las personas que ha utilizado esas pruebas podrían haber recibido un resultado negativo y estar enfermos sin saberlo.

Esto crea el riesgo de que el virus siga esparciéndose por la ciudad, a través de quienes creen no estar infectados.

García agrega que las pruebas que compró el Municipio no son estrictamente PCR, sino Lamp.

Hay dos diferencias entre estos tests.

  • La primera es que los resultados de las pruebas PCR se conocen en dos o tres horas, mientras que los de las Lamp demoran 40 minutos.
  • La segunda, las pruebas PCR son sometidas a 90 grados centígrados y las Lamp, a 60 grados centígrados.

Guamán anunció que un laboratorio nacional, además de un internacional, volverán a evaluar a los test coreanos. Si los resultados son similares, la Secretaría de Salud pedirá un cambio de lote.

La funcionaria aseguró que la nueva compra tendrá una asesoría técnica para que las pruebas cuenten con una mayor sensibilidad, que permita detectar el virus en personas asintomáticas o con baja carga viral.

Más contratiempos en las pruebas

El anuncio que hizo el alcalde de la ciudad, Jorge Yunda, de procesar 1.500 pruebas diarias en Quito está aún lejos de cumplirse.

El principal problema es la falta de capacidad de procesamiento que tienen los laboratorios con el que la entidad firmó acuerdos.

Los laboratorios de la Universidad Central, de la Universidad UTE y del Hospital del IESS Quito Sur pueden procesar un máximo de 720 muestras diarias.

Por eso, la Secretaría de Salud tiene previsto contratar a laboratorios privados para que procesen alrededor de 1.000 pruebas cada día.

Concejales como Bernardo Abad (Izquierda Democrática) y Fernando Morales (Concertación) han solicitado información a la Secretaría sobre el costo que tendrá el procesamiento externo.

La asesora técnica de la Secretaría de Salud, Linda Guamán, dice que ha recibido proformas en las que cada muestra costaría entre USD 14 y USD 15, pero aún no hay una contratación oficial.

La poca capacidad de procesamiento no es el único problema que enfrenta el Municipio. A este se suma la falta de insumos necesarios para este proceso.

  • La Universidad Central, por ejemplo, no procesó ninguna muestra la semana del 29 de junio al 3 de julio de 2020 porque no tuvo los materiales.
  • El laboratorio de la UTE apenas empezó a procesar 100 pruebas diarias el 3 de julio.

Guamán espera, en el transcurso de la semana, llegar a un nuevo acuerdo con la Universidad Central para que las muestras no sigan represándose en los laboratorios.


También le puede interesar: