Los negocios millonarios en el hospital Teodoro Maldonado Carbo

Sociedad

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

4 Jun 2021 - 0:03

Bodega de medicinas del Hospital Teodoro Maldonado, Guayaquil. Foto tomada el 9 de julio de 2020 - Foto: Carolina Mella, PRIMICIAS

Los negocios millonarios en el hospital Teodoro Maldonado Carbo

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

4 Jun 2021 - 0:03

El hospital del IESS Teodoro Maldonado Carbo de Guayaquil es el epicentro de varios escándalos de corrupción en el proceso de compra de medicamentos e insumos.

Los ciudadanos ven al Hospital del IESS Teodoro Maldonado Carbo (HTMC), ubicado en el sur de Guayaquil, como un lugar donde recuperar su salud. Otros, como una posibilidad de lograr dinero fácil.

Este centro hospitalario, inaugurado en 1970 por el expresidente José María Velasco Ibarra, ofrece varias especialidades a los afiliados al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Tiene una capacidad de 450 camas y es el más grande de la ciudad de Guayaquil.

Su magnitud lo convierte en un objetivo para quienes se aprovechan de la demanda de medicamentos, insumos y equipamiento para hacer negociados, perjudicando a los afiliados.

El último de los escándalos ocurrió esta semana. La Fiscalía pidió a la policía detener a seis personas, vinculadas en un presunto caso de peculado, en el que se habría perjudicado a la institución en más de USD 1.000.000.

El mecanismo era uno de los más utilizados en este y otros centros de salud del país, por las bandas que desangran a los hospitales:

Los médicos recomiendan comprar insumos, pedido que es calificado como urgente por los administrativos, por lo que se las adquiere sin concurso y luego no se controla la entrega.

Esta vez fueron prótesis ortopédicas compradas con sobreprecio y que nunca llegaron a las bodegas del hospital.

“Se ha llegado a establecer únicamente el uso de una de las prótesis a lo largo de los últimos meses, unas restantes fueron encontradas en otras áreas y la mayoría no existe ingresada en bodega”, dijo Ramiro Ortega, jefe Nacional de Investigaciones de la Policía Nacional.

La compra fue realizada a una empresa autorizada a comercializar productos agropecuarios.

El teniente coronel Johan Luna, jefe de la Unidad Nacional de Investigación de Delitos Aduaneros y Régimen de Desarrollo, considera que en este caso existe un “doble perjuicio al país”.

“Hemos encontrado algunos vicios, como el sobreprecio que bordea el 45 %, además se ha constatado que hasta el momento no existe el ingreso de los 55 kits que fueron comprados, es decir que no solo hay el perjuicio del 45% de sobreprecio, sino que nunca ingresaron estas prótesis”, puntualizó.

Por este delito fueron capturados una exdirectora, exfuncionarios de la Comisión Técnica y proveedores del Teodoro Maldonado Carbo.

Si se determina que cometieron peculado, les espera una pena de hasta 13 años de cárcel.

Convenios de pago

El convenio de pago, en una institución pública, es un mecanismo de última instancia, que sirve para cancelar facturas de proveedores que no se hicieron a tiempo o están fuera de contrato.

Generalmente es visto por las autoridades de control como una señal de advertencia de algún acto ilícito en el servicio público, pues basta una firma para obligar el desembolso del dinero a los proveedores y prestadores de servicios.

Este mecanismo fue utilizado por Luis Jairala Zunino y Jorge Henríques para causar un perjuicio de USD 12.000.000 en 18 órdenes de pago por la compra de insumos con presunto sobreprecio.

Jairala Zunino fue designado gerente del HTMC por Richard Espinoza, quien dirigió el IESS en los gobiernos de Rafael Correa y de Lenín Moreno.

Henriques Aguilera, jefe de compras del hospital, fue tesorero del Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE) y asambleísta alterno de Gabriela Pazmiño, nuera de Abdalá Bucaram Ortiz.

Las autoridades investigan el hecho de que, en 2018, el HTMC desembolsó más de USD 100 millones para cubrir la compra de fármacos a través de 141 convenios de pago.

Jairala enfrenta otros dos procesos por delincuencia organizada y asociación ilícita. Este último involucra también a los hermanos Daniel y Noé Salcedo Bonilla y a Jacobo Bucaram Pulley, hijo mayor del expresidente Abdalá Bucaram.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas