En las casas de acogida del país viven niños de nueve países

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

23 Dic - 0:05

2.469 niños viven en las casas de acogida en Ecuador. - Foto: Jonathan Machado / Primicias

En las casas de acogida del país viven niños de nueve países

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

23 Dic - 14:05

La negligencia parental, el maltrato y la violencia sexual son las principales causas por las que los niños viven en las casas de acogida.

En las 87 casas de acogida que funcionan en el país viven 2.469 niños. Pero no todos son ecuatorianos. Hay colombianos, venezolanos, bolivianos, peruanos, haitianos y guatemaltecos.

Incluso, hay menores de España y Afganistán.

Sin embargo, lo que más llama la atención es que 66 de ellos no cuentan con una nacionalidad. Esto significa que fueron abandonados sin ninguna referencia por parte de sus padres.

Iván Granda, ministro de Inclusión Económica, dice que en 2018 solo hubo niños de Colombia, Venezuela, España y Guatemala, además de los ecuatorianos.

“Este año, el número de niños se ha incrementado debido a la mayor cantidad de migrantes que han llegado al país”.

Iván Granda

El MIES señala que de los 2.469 niños que viven institucionalizados, 827 tienen entre 8 y 12 años, siendo el grupo etario más grande, seguido de quienes tienen entre 13 y 15 años.

Negligencia parental

El 32% de los 2.469 niños que viven institucionalizados ha sido víctima de negligencia de parte de sus padres. Esto significa que 792 menores han sufrido de descuido grave y reiterado o no han recibido alimentación o cuidados médicos.

Según el Código de la Niñez, la negligencia es una forma de maltrato relacionada con “el descuido grave o reiterado en el cumplimiento de las obligaciones para con los niños, niñas y adolescentes”.

El maltrato y la violencia sexual también son otras causas por las que los niños llegan a las casas de acogida.

El MIES dice que 628 niños han sido maltratados y 366 han sufrido violencia sexual.

Los otros 683 niños han llegado por otras causas: callejización, consumo de drogas, orfandad o porque sus padres están privados de la libertad.

Daniela Pugo, psicóloga infantil, explica que un niño que vive lejos de su familia crece con problemas psicológicos que van desde la depresión hasta los intentos de suicidio.

Es, por eso, que señala que el Estado debe mejorar los procesos de adopción para que más niños crezcan en un ambiente familiar.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas